Las cooperativas navegan mejor la crisis económica

POR LEILA ANDREU CUEVAS / CENTRO DE PERIODISMO INVESTIGATIVO
PUBLICADO MARTES, 17 DE ENERO DE 2012/TOMADO DE WWW.PRENSACOMUNITARIA.COM

El movimiento cooperativista mundial ha podido navegar mejor las difíciles aguas de la crisis financiera mundial que desató la gran recesión del 2008 y que ha jamaqueado al capital internacional desde sus cimientos debido a su modelo centrado más en el servicio y el bien común que en las ganancias.
Un estudio de las 300 empresas cooperativistas más grandes del mundo concluyó que, aunque se vieron afectadas por la crisis, lograron mantener su estabilidad y seguridad gracias a su modelo de análisis de riesgo y el énfasis en el servicio a sus miembros.
El informe anual Global300, divulgado por la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), sirve para abrir la discusión del 2012 en el marco del Año Internacional de las Cooperativas, promulgado el 18 de diciembre de 2009 por las Naciones Unidas.
El 2012 será un año importante para el movimiento cooperativista mundial y puertorriqueño porque servirá de marco para analizar de forma integral la situación y perspectivas de las cooperativas desde el nivel local, nacional hasta el internacional, y lo que han hecho para mejorar la calidad de vida de sus socios y las sociedades donde viven.
El Global300 reveló que las 300 empresas cooperativas más grandes del mundo tuvieron ingresos conjuntos de $1.6 trillones, lo cual es comparable al Producto Interno Bruto de lo que sería la novena economía mundial. Esta cifra se basó en los informes anuales de las cooperativas sobre el año fiscal 2008.
“Por consiguiente, el modelo cooperativo una vez más demuestra que representa una contribución importante para el bienestar económico y social de las poblaciones y sus comunidades”, señala ACI.
Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, reconoció que el éxito de las cooperativas “ha contribuido a impedir que muchas familias y comunidades caigan en la pobreza”.
“Con su distintivo énfasis en los valores, las cooperativas han demostrado ser un modelo empresarial versátil y viable, que puede prosperar incluso en épocas difíciles”, dijo Ki-moon con motivo de la proclamación del 2012 como Año Internacional de las Cooperativas.
En este contexto, al evaluar la situación actual de cooperativismo en Puerto Rico, se reconoce una situación similar de crecimiento a pesar de la crisis con el importante auspicio de sobre un millón de personas.

Cooperativismo puertorriqueño se consolida
Las cifras más recientes de la Corporación para la Supervisión y Seguro de cooperativas de Puerto Rico (COSSEC) de los pasados cinco años, hasta el 30 septiembre de 2011, muestran un crecimiento sostenido en el total de activos de las cooperativas en Puerto Rico, y en otros renglones excepto en el rendimiento de los mismos, que como es natural, se precipitaron en el 2008 con la crisis financiera, pero en el 2010 comenzaron a recuperar y en el 2011 continuó una leve tendencia alcista.
De acuerdo a las estadísticas recopiladas desde 1949 hasta el 2002, en los años entre el 1968 y 1974 hubo un boom de cooperativas de ahorro y crédito, llegando al pico de 485 en el 1970, pero a partir de ese momento, aunque comenzó un descenso en cantidad, se aprecia un aumento en el número de socios y sus haberes.
La tendencia observada ha sido de mayor fortaleza económica entre menos cooperativas. Aún tomando en cuenta los cambios económicos de Puerto Rico entre el 1970 y el 2011, la membresía total de las cooperativas aumentó junto con sus depósitos de ahorro, préstamos, reservas y haberes.
La baja en el número de cooperativas continuó hasta el 2010, cuando se registraron 119, según COSSEC.

El auspicio a las cooperativas es particularmente fuerte fuera del área metropolitana de San Juan, siendo ocho de las primeras 10 en total de activos las de Rincón, Arecibo (Coopaca), Aguada, Isabela, Vega Alta, San Rafael de Quebradillas, Credicentro de Barranquitas y Las Piedras. Entre la primera decena también está Medi-Coop y Dr. Manuel Zeno Gandía, con sucursales en San Juan.
No obstante todo lo anterior, las cooperativas de ahorro y crédito, con todo y sus $7,818 millones de dólares en conjunto, representan una fracción del mercado bancario y financiero del País, según las cifras de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras hasta el 30 de septiembre de este año.
La banca comercial en Puerto Rico tenía en conjunto a dicha fecha $69,973 mil millones, seguida por las instituciones internacionales con $42,949, los bancos gubernamentales $17,180 y las compañías de inversión $14,664 mil millones, entre otros.
Conforme a estas cifras recientes, las cooperativas tienen un 4.64% del bizcocho financiero frente a un 41.33% de la banca comercial, 25.37% de las internacionales y 10.15% del Gobierno.

Diversificación es la clave
Para el economista Juan Lara, el “sector cooperativista está muy poco diversificado”. “Las cooperativas de ahorro y crédito, y dos de las aseguradoras más grandes del País (Cooperativa de Seguros Múltiples y Cooperativa de Seguros de Vida, COSVI) son piezas destacadas de la economía puertorriqueña. Por otro lado, son muy pocas las cooperativas industriales y de servicios, así como las cooperativas agrícolas”, explicó al Centro de Periodismo Investigativo.
Por lo tanto, una gran parte del potencial cooperativista nuestro no se ha logrado, a pesar de su crecimiento en las actividades financieras, como se ha discutido por mucho tiempo en el sector.
En contraparte está el modelo de cooperativismo de Mondragón en España, que ha tenido grandes logros e importante participación en la manufactura, construcción, vivienda, ventas al detalle, finanzas, y otras, indicó Lara.

Nuevo panorama en el 2012
Toda la variedad de sociedades en el mundo enfrenta una nueva coyuntura en la que el pueblo se ha tirado a las calles y acampado en espacios públicos para expresar su indignación y descontento con la crisis económica y la forma en que sus gobiernos la han manejado. Los modelos tradicionales capitalistas han sido cuestionados en España como en Estados Unidos, y la llamada “primavera árabe” no solo ha derrocado antiguos gobernantes, sino que ha propiciado cuestionamientos profundos al sistema capitalista.
Esas experiencias de millones de personas ha confirmado la pertinencia del modelo cooperativista porque lo han incluido en la agenda que proponen los pueblos que se han tirado a las calles.
En este contexto, Naciones Unidas comienza en enero un periodo de una forma imprevista que deberá aprovechar para su propuesta de crear conciencia, fomentar el apoyo y desarrollo de este sector con la celebración del Año Internacional de las Cooperativas. Cuando hizo esta proclamación, la ONU resaltó la contribución de las cooperativas al desarrollo económico y social de los países, especialmente su impacto en la reducción de la pobreza, la creación de empleos y la integración social y lo resumió en el lema oficial “Las empresas cooperativas ayudan a construir un mundo mejor”. Estos son los tres objetivos principales que definió para el 2012:
1.Crear mayor conciencia pública sobre la contribución de las cooperativas al desarrollo económico y social, y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio;
2.Promover el crecimiento de cooperativas, compuestas de personas e instituciones, para abordar sus necesidades económicas mutuas además de lograr una plena participación económica y social; y
3.Establecer políticas adecuadas en los gobiernos y organismos reguladores para implementar políticas, leyes y normativas que propicien la constitución y el crecimiento de las cooperativas.

La solución cooperativista
La alternativa cooperativista no es exclusiva de los países capitalistas. La propia sociedad cubana, que desarrolla ahora un modelo socialista más flexible, la acoge también. Al comentar sobre la presente situación en Cuba, en un reciente viaje a Uruguay, la hija mayor del legendario Ché, Aleida Guevara March, afirmó que “las nuevas medidas económicas debieran encaminarnos hacia el cooperativismo”.
La doctora en medicina, que se encuentra en gira de promoción del último libro de su madre, habló a la revista Brecha sobre los nuevos desafíos que enfrenta la sociedad cubana y medidas tomadas como la flexibilización del trabajo por cuenta propia y la entrega de tierras a campesinos particulares.
Cuestionada si Cuba se “encamina a una economía distinta”, Guevara March dijo “para mi gusto estas medidas deben encaminarnos a una economía cooperativista. Me gusta más la asociación en cooperativas para una sociedad socialista que la salida individualista. Pero tampoco puedes imponer eso a la gente. Ellos mismos se tienen que dar cuenta si esta solución es mejor o peor. Vamos a esperar. Hay que ver cómo nos desenvolvemos, cómo influenciamos a estas personas y seguimos adelante”.


Visualizan la integración cooperativa
Aun cuando el cooperativismo sea visto como una alternativa real para los grupos locales organizados por intereses comunes, como el ahorro, la agricultura o la producción artesanal, el expresidente de Mondragón Corporación Cooperativa y fundador de Eroski en España, Antonio Cancelo, planteó la concentración de las cooperativas como el modelo futuro.
Cancelo destacó, en una entrevista de EFE publicada en Expansión.com, que este sector en España se olvida de la cantidad de estas sociedades “porque es desproporcionado”, y ese “gran número de empresas cooperativas” hace que “tengan una talla demasiado pequeña con una respuesta insuficiente con los que tienen que negociar”.
El fundador de Eroski agruparía cooperativas de diferentes mercados con unas estrategias comunes, similar a lo que ya se practica en los países escandinavos.
El Grupo Mondragón, que con 239 empresas es el primer grupo empresarial del País Vasco y el séptimo de España, llamó a ajustarse los pantalones porque el 2012 va a ser extremadamente “difícil” y con “riesgos crecientes”.
Aún en este escenario, Mondragón aspira a reinventarse mediante un “redimensionamiento de las cooperativas”, reforzando la internacionalización, innovación y la intercooperación, según reportó el DiarioVasco.com.
La preocupación estriba en que los datos de los países avanzados “vuelven a ser decepcionantes” y los países emergentes empiezan a verse afectados, indica el diario citando a Paco Azpiazu, responsable de la Unidad de Planificación y Control del Centro Corporativo y de las líneas maestras del plan de gestión de las cooperativas para el 2012.
La estrategia que se planteó el Grupo es priorizar en los objetivos a largo plazo y los intereses cooperativos de responsabilidad social, por encima de los individuales de los socios trabajadores.
Dentro de los movimientos de acampada o indignados que existen en España se está discutiendo algo similar. Por ejemplo, el Movimiento 15-M de Zaragoza propone la creación de cooperativas integrales, combinando diferentes tipos, como las de servicio y consumo, de manera que satisfagan necesidades de vida y ayuden a la independencia de los mercados y el Estado.
Todos estos planteamientos, que parten de sociedades diferentes, tienen en común la gran insatisfacción con el modo de vida social actual y la necesidad de encontrar otros modelos que les permitan ser más autosuficientes e independizarse del sistema, para no caer como víctimas de sus desatinos.

Este contenido se publica como resultado de la alianza entre Prensa Comunitaria y Puerto Rico Cooperativista, el periódico de la Liga de cooperativas de Puerto Rico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s