Etiquetado: crisis

Los alquimistas de la crisis financiera

Reseña de documental “Quants: The alchemists of Wallstreet” 

El documental Quants: The alchemists of Wallstreet cumple el objetivo de introducir a la audiencia al grupo de técnicos matemáticos (los “quants”) detrás de los complejos modelos financieros que dieron paso a la crisis económica actual. Mediante narración y entrevistas a algunos de los matemáticos que participaron del proceso, de entrada nos demuestran las series de limitaciones de estos modelos, y por tanto, el riesgo de utilizarlos. Como uno de los “quants” plantea, nadie puede predecir si las personas pagarán sus hipotecas, y siempre hay una ideología detrás de los supuestos. Además, estos supuestos, como además plantea el matemático, en muchos casos son ridículos considerando la heterogeneidad de las personas. Sus críticas no se limitan a los modelos financieros, sino que arremeten contra la teoría económica también, al uno de los “quants” plantear que los economistas piensan que tienen leyes, como en las ciencias naturales, cuando en realidad tienen dudosos supuestos con los que construyen modelos sin sentido. Explican que por ejemplo en la física, la naturaleza se repite en el sentido de que si llevas a cabo un experimento relacionado a una ley natural, el experimento siempre dará el mismo resultado, mientras que en estos modelos económicos y financieros, al tratarse de seres humanos, funcionan de la manera opuesta. Es decir, los modelos detrás de la Economía y la Finanza, como plantea uno de los matemáticos, al final del día son esencialmente fraudulentos. Como evidencia mencionan que en muchos modelos, si resultan en que hay demasiado riesgo, se juega con las matemáticas para que escondan dicho riesgo.

Por otro lado, un interesante planteamiento de unos de los “quants” es que a pesar de esta realidad, no se puede culpar estrictamente a los modelos por la crisis. ¿Pero entonces qué o quiénes son los culpables? ¿Los matemáticos por diseñarlos? ¿Los dirigentes del sector financiero por emplearlos? Además, ¿es esta debacle el resultado de individuos irresponsables o de la manera en que hemos organizado nuestra economía? Estas preguntas son fundamentales y surgen de lo que presenta el documental. Sin embargo, el documental no entra en esta urgente reflexión.  El documental, a pesar de que no lo plantea abiertamente, en esencia esta describiendo un aspecto del capitalismo moderno: la financialización (the financialization of capitalism). La financialización se refiere al traslado del eje de la economía de la producción a las finanzas. Esta dicotomía es ilustrada a través de todo el documental. Los “quants” plantean que las finanzas ya no se tratan de financiar nuevas empresas productivas, sino de jugar y especular con números e ignorar que detrás de estos números hay seres humanos. En fin, la producción de nuevos bienes y servicios esta ahora subordinada a la especulación financiera. Hacen énfasis en que ya hay más personas negociando derivados financieros de materias primas que personas trabajando en la producción de las mismas. En fin, como plantea el documental, ya no se preocupan por el valor de las mercancías, sino solo de su precio.

Esta crítica no es nueva. De hecho, economistas como Keynes y Marx advirtieron durante sus vidas sobre las peligrosas implicaciones de esta realidad. Por ejemplo, Marx en su primer tomo de El Capital ya planteaba que en el capitalismo, la actividad económica no inicia con una mercancía, a ser intercambiada, para luego consumir otra; sino que se inicia con un individuo que posee dinero y quiere transformarlo en una mercancía para venderla, y luego tener más dinero. En el tercer tomo de su obra advertía además que dentro de esta actividad subyace la tendencia de que los capitalistas quieren transformar dinero directamente a más dinero mediante la especulación. Su advertencia hecha hace más de cien años se ha materializado en la crisis financiera actual. Economistas como Paul Baran y Paul Sweezy, siguiendo en la línea de Marx, plantearon durante el siglo XX que la financialización era el resultado del mismo funcionamiento del sistema capitalista. Específicamente, al la producción real saturarse cuando el capitalismo llega a un nivel maduro en los países del primer mundo, los capitalistas tienen que recurrir a estos sectores especulativos para que no se afecten sus tasas de ganancias. Este planteamiento también se encuentra en los escritos de Keynes, al plantear que en los países donde la acumulación capitalista ya es significativa, se pierde interés en invertir en la producción, prefiriendo en vez la especulación.

Por otro lado, el documental plantea que uno de los problemas de la financialización es que el sector financiero asume riesgo con el dinero de las personas, y se queda con parte de las ganancias cuando las hay; pero cuando hay pérdidas, las traslada en su totalidad a los individuos. El planteamiento lo que ilustra es que, como plantea el geógrafo social David Harvey, la financialización tiene un contenido de lucha de clases, en donde el capital financiero se apropia de las riquezas del resto de la población. Esta lucha de clases “financializada” no se da en los países de manera aislada, sino que forma parte de un proceso en donde los países del primer mundo explotan los países del tercer mundo. El sociólogo John Bellamy Foster es uno de los que hace énfasis en que la sobre-explotación de las clases trabajadores del tercer mundo por parte del capital del primer mundo transfiere riquezas de los países de los primeros a los países de los segundos; en donde el capitalismo maduro implica que serán invertidos en sectores especulativos. Bellamy añade que el desarrollo de la financialización profundiza las tendencias destructivas del capitalismo, como la desigualdad, la inestabilidad, el militarismo y la guerra y la destrucción ambiental. Uno de los “quants” plantea que la población general, víctima de este proceso, se lo merece si no aspiran a transformarlo.

Sin embargo, aunque el documental es exitoso en el sentido de que describe uno de los elementos pivotes de la crisis de la financialización; al no entrar en las causas estructurales y su raíz en el sistema capitalista, no provee alternativa alguna para los individuos que se sientan insatisfechos con los procesos actuales. Si este análisis hubiese estado presente en el documental, para la audiencia sería claro que la solución no es mayor regulación del sector financiero, sino la transformación de nuestro modo de producción; es decir, la construcción de un nuevo modo de producción, siguiendo en la línea de Marx y Bellamy, basado en el equitativo y sustentable desarrollo humano.

Anuncios

Ni la crisis hace que Venezuela reduzca su inversion social

Ejecutivo venezolano presentó proyecto de Presupuesto 2010 con fuerte inversión social

TeleSUR _
El ministro de Economía y Finanzas de Venezuela, Alí Rodríguez Araque, presentó este martes el proyecto de Ley de Presupuesto de la nación para el año 2010 en la plenaria de la Asamblea Nacional (AN) donde, pese a la crisis capitalista internacional, la inversión social representa el 45,7 por ciento.

“Pese a la crisis económica que golpea a gran parte de los países del mundo, la inversión social, dirigida a la reducción de la pobreza y a la mejora de la calidad de vida de los venezolanos, representa un gran porcentaje del Presupuesto de la Nación para el ejercicio fiscal 2010”, indicó Rodríguez Araque.

El presupuesto se elevó a 159 mil 410 millones de bolívares fuertes (Bsf.) (unos 74 mil 410 millones de dólares), tomando como referencia un precio promedio de cuarenta dólares por barril de petróleo, con una producción de 3,1 millones de barriles diarios.

De dicho monto, Bsf. 29 mil 51 millones (13 mil 560 millones de dólares) serán destinados al sector educación; seguridad social, Bsf. 19 mil 691 millones (9 mil 191 millones de dólares); salud, Bsf. 13 mil 896 millones (unos 6 mil 400 millones de dólares); desarrollo y participación social, Bsf. 6 mil 222 millones (poco más de 2 mil 900 millones de dólares); cultura y comunicación social, Bsf. mil 452 millones (677 mil dólares); vivienda, Bsf. mil 371 millones (562 mil dólares); ciencia y tecnología Bs. mil 204 millones (562 mil dólares), entre otras áreas de desarrollo.

El Presupuesto venezolano para el próximo año no incluirá recortes en inversión social; por lo que ésta se mantendrá en niveles similares a los de años anteriores, en los cuales los precios del crudo estuvieron estables o registraban repuntes superiores a los 100 dólares por barril, para permitirle al país suramericano continuar mejorando en cuanto a Índice de Desarrollo Humano (IDH) y distribución de la riqueza.

En los últimos cuatro años, la inversión social en Venezuela ha rondado el 60 por ciento del presupuesto nacional y, durante el año en curso, el presupuesto contempla una inversión de 73,75 millardos de bolívares, es decir, cerca de 47 por ciento del presupuesto vigente.

Un estudio publicado por Latinobarómetro, encuestadora que evalúa de manera integral los países de la región, otorgó a Venezuela el primer lugar en equidad social, con 36 por ciento; seguido por Uruguay y Brasil con 30 por ciento y 24 por ciento, respectivamente. El promedio de esta variable en América Latina es de 21 por ciento.

El ex ministro de Economía y Finanzas e integrante de Comisión de Finanzas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Rodrigo Cabezas, dijo al respecto que es incomparable lo que ha hecho la Revolución Bolivariana en el campo social.

“El incremento del gasto social de 14 por ciento promedio, durante los últimos 20 años de la cuarta república, a 42 por ciento en esta última década, nos ha permitido aplicar una política estratégica para derrotar las más graves desigualdades presentes en el seno de la sociedad venezolana, consecuencia de los que mal gobernaron este país por más de cuarenta años”, explicó.

teleSUR – Abn / ve – MM

Mi visita al Senado de Puerto Rico

Visite una sesión del Senado por primera vez y brevemente comparto la experiencia. La sesión consistió mayormente del debate sobre si el Centro de Convenciones debía o no llevar el nombre de Pedro Rossello. Mientras Puerto Rico está en la peor crisis económica en décadas, los senadores decidieron invertir su tiempo debatiendo apasionadamente sobre el nombre a ponersele a una estructura de cemento.

Por otro lado, un grupo de ciudadanos decidieron atender a la sesión para escuchar este mismo irrelevante debate. Mientras que los ciudadanos muy pocas veces asisten a las gradas para hacer bullicio a favor o en contra de algo (ya que no es permitido), decidieron hacerlo hoy para mostrar su apoyo al nombre de Rossello. No creo que haya mucho que decir de este espectáculo.

Mientras más vayamos a la iglesia peor será la crisis económica

Un artículo de El Nuevo Día explica como la crisis económica ha conllevado a un aumento desde 15% a 50% en la asistencia de distintas iglesias en la isla. Acepto que no todos los curas, pastores, ministros, etc. son iguales. Entiendo que las personas que están yendo a las iglesias están recibiendo mensajes muy distintos. Sin embargo, también hay que aceptar que la mayoría de los curas, pastores, ministros, etc. están dando un mensaje bastante parecido.

El mensaje se puede resumir en lo siguiente: “Busca de Dios. Ten fe en Dios. Ten paciencia y confía en Dios, y serás recompensado.” El problema es que las políticas de Fortuño para resolver la crisis fiscal están profundizando aun más nuestra crisis económica. Mientras que Fortuño hace que nuestra economía y por ende nuestro país se caiga en cantos, las personas se encuentran en las iglesias y en sus hogares teniendo fe, paciencia y confianza en Dios.

Donde deberían estar tambien es en la calle, protestando y ejerciendo presión al gobierno de Fortuño a que detenga sus políticas de auto-destrucción de nuestra economía. A esto muchos responderán: “Protestar es en vano, el gobierno nos ignora y sigue haciendo lo que quiere. Por eso, debemos ponerlo en manos de Dios.” Durante la ultima mitad del siglo XX, en los países latinoamericanos donde ganaron las presidencias personas de la misma ideología de Fortuño, terminaron pasando por crisis económicas que tuvieron un efecto en la gente mucho peor que el que estamos sintiendo nosotros ahora. Seguramente, si nos quedamos en nuestras casas rezando terminaríamos igual o peor que como estuvieron nuestros hermanos y nuestras hermanas en America Latina. Además, si nuestro pueblo tuvo la capacidad de sacar de nuestras tierras a la marina más poderosa del mundo; creo que podemos hacer que Fortuñito y sus amiguitos y amiguitas no pasen legislación que nos perjudique.

Insisto que entiendo que hay curas, pastores, ministros, etc. que les dicen a sus feligreses que se tiren a la calle a protestar las acciones del gobierno. Pero también insisto que estos son una minoría. Por tal razón, mientras más personas vayan a la iglesia y opten por solo quedarse en sus casas confiando que Dios va a arreglar la economía, en vez de ademas de eso manifestarse y ejercer presión para que el gobierno tome mejores posturas en beneficio de nuestra gente, la crisis continuará empeorando.

Nuestra tarea deber ser recalcarles a las personas la urgencia de organizarnos y protestar las acciones del gobierno de Fortuño. Antes de que las iglesias las convenzan de que lo unico que debemos hacer es confiar en que dios venga a arreglarnos nuestro país.