Etiquetado: Cuba

Soberania Alimentaria y Agroecologia en Cuba

La Paradoja de la Agricultura Cubana

Por Miguel A. Altieri y Fernando R. Funes-Monzote

Publicado en Monthly Review 2012, Volumen 63, # 08 (Enero) / Traducción por Idialectica

Cuando Cuba se enfrentó a la pérdida de las relaciones comerciales con el bloque soviético en la década de 1990, la producción de alimentos inicialmente se derrumbó debido a la pérdida de fertilizantes importados, pesticidas, tractores, partes y derivados del petróleo. La situación era tan mala que Cuba registró el peor crecimiento de la producción de alimentos per cápita en toda América Latina y el Caribe. Pero rápidamente la isla reorientó su agricultura a depender menos de la importación de insumos químicos sintéticos, y se convirtió en un ejemplo de clase mundial de la agricultura ecológica. 1 Este fue un cambio tan exitoso que Cuba se recuperó para mostrar las mejores tasas de producción de alimentos en América Latina y el Caribe durante el período siguiente, una notable tasa de crecimiento anual de 4.2 por ciento per cápita de 1996 a 2005, periodo en el que el promedio regional fue del 0 por ciento. 2

Gran parte de la recuperación de la producción se debió a la adopción desde principios de 1990 de una serie de políticas de descentralización agraria que anima las formas de producción, tanto individuales como cooperativas, Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) y Cooperativas de Crédito y Servicio (CCS) . Por otra parte, recientemente el Ministerio de Agricultura anunció el desmantelamiento de todas las “empresas estatales ineficientes”, así como apoyo para la creación de 2,600 nuevas pequeñas granjas urbanas y suburbanas, y la distribución de los derechos de uso (en usufructo) a la mayoría de los aproximadamente 3 millones de hectáreas de tierras del Estado sin utilizar. Bajo estas regulaciones, decisiones sobre el uso de recursos y estrategias para la producción y comercialización de alimentos se hará a nivel municipal, mientras que el gobierno central y empresas del Estado apoyará a los agricultores mediante la distribución de insumos y servicios necesarios. 3 A través de la década de 1990 unas 78,000 fincas se dieron en usufructo a personas y entidades jurídicas. Más de 100,000 granjas han sido distribuidos, que cubren más de 1 millón de hectáreas en total. Estos nuevos agricultores están asociados a la CCS, siguiendo el modelo de producción campesino. El gobierno se dedica a encontrar la manera de acelerar la tramitación de un número sin precedentes de solicitudes de tierra. 4

El programa de redistribución de la tierra ha sido apoyado por un sólidas sistema de investigación-expansión que ha jugado un papel clave en la expansión de la agricultura orgánica y urbana, la producción artesanal y el despliegue masivo de insumos biológicos para el manejo de suelos y plagas. La apertura de los mercados agrícolas locales y la existencia de organizaciones de base que apoyan fuertemente a los agricultores, por ejemplo, la Asociación Nacional de Agricultores de Pequeña Escala (ANAP, Asociación Nacional de Agricultores Pequeños), la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA, Asociación Cubana de Producción Animal ), y la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF, Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas Forestales y)-también contribuyó a este logro.

Pero quizás los cambios más importantes que llevaron a la recuperación de la soberanía alimentaria en Cuba se produjo en el sector campesino que en 2006, sólo controlando el 25 por ciento de las tierras agrícolas, produjo más del 65 por ciento de los alimentos del país. 5 La mayoría de los campesinos pertenecen a la ANAP y casi todos ellos pertenecen a cooperativas. La producción de vegetales por lo general producidos por los campesinos se redujo drásticamente entre 1988 y 1994, pero en 2007 se había recuperado a más de los niveles de 1988 (ver Tabla 1). Este aumento de la producción vino a pesar de usar 72 por ciento menos de productos químicos agrícolas en 2007 que en 1988. Patrones similares se pueden ver en otros cultivos campesinos como habichuelas, raíces y tubérculos.
Los logros de Cuba en la agricultura urbana son verdaderamente notables- hay 383,000 fincas urbanas, que abarca 50,000 hectáreas de tierra que no se hubieran estado usando, y produciendo más de 1.5 millones de toneladas de vegetales con las fincas urbanas más exitosas obteniendo un rendimiento de 20 kg / m 2 por año de materiales vegetales comestibles sin utilizar productos químicos sintéticos- equivalentes a cien toneladas por hectárea. Fincas urbanas suponen el 70 por ciento o más de todas las verduras frescas que se consume en ciudades como La Habana y Villa Clara.

En todo el mundo, y especialmente en América Latina, los niveles de producción agroecológica de la isla y los esfuerzos de investigación asociados, junto con los innovadores sistemas de organización de agricultores, han sido observados con gran interés. Ningún otro país del mundo ha alcanzado este nivel de éxito con una forma de agricultura que utiliza los servicios ecológicos de la biodiversidad y reduce el recorrido de los alimentos, el uso de energía, y cierra efectivamente la producción local y los ciclos de consumo. Sin embargo, algunas personas hablan de la “paradoja de la agricultura cubana”: si los avances agroecológicos en el país son tan grandes, ¿por qué Cuba todavía importa grandes cantidades de comida? Si los métodos eficaces de control biológico son ampliamente disponibles y se utilizan, ¿por qué el gobierno suelta plantas transgénicas como los cultivos Bt que producen su propio plaguicida utilizando genes derivados de bacterias?

Un artículo escrito por Dennis Avery, del Centro de Asuntos Alimentarios Globales del Instituto Hudson titulado “los cubanos mueren de hambre en una dieta de Mentiras”, ayudó a alimentar el debate en torno a la paradoja. Dijo:
Los cubanos le dijeron al mundo que habían aprendido heroicamente a alimentarse por sí mismos, sin productos químicos de combustible o de la granja después de su subsidio soviético se derrumbó en la década de 1990. Se jactaban de sus “cooperativas de campesinos,” los bioplaguicidas y abonos orgánicos. Anunciaron su cultura de lombriz de tierra y las avispas depredadores que desataron sobre orugas destructivas. Ellos se jactaban de la yuntas de bueyes heroicos que habían entrenado para sustituir a los tractores. Activistas orgánicos en todo el mundo se desmayaron de la emoción. Ahora, un administrador de alto rango del Ministerio de Agricultura ha admitido en la prensa cubana que el 84 por ciento del consumo actual de alimentos de Cuba se importa, de acuerdo con nuestro correspondal agrícola en La Habana. El éxito orgánica era una mentira. 6
Avery ha utilizado esta desinformación para promover una campaña de descrédito contra los autores que han estudiado e informado sobre los logros heroicos del pueblo cubano en el ámbito agrícola: se ha acusado a los científicos de ser mentirosos comunistas.

La verdad sobre las importaciones de alimentos en Cuba

Avery se refirió a declaraciones de Magalys Calvo, entonces Vice-Ministro del Ministerio de Economía y Planificación, quien dijo que en febrero de 2007 que el 84 por ciento de los artículos “en la canasta básica de alimentos” en ese momento eran importados. Sin embargo, estos porcentajes representan únicamente la comida que se distribuye a través de los canales regulados por el gobierno por medio de una tarjeta de racionamiento. Los datos muestran que la dependencia de Cuba de importación de alimentos ha estado disminuyendo durante décadas, a pesar de repuntes breves debido a los desastres naturales y provocados por el hombre. La mejor serie de tiempo disponible en la dependencia cubana de importación de alimentos (véase gráfico 1) muestra que disminuyó entre 1980 y 1997, además de un aumento en la década de 1990, cuando las relaciones comerciales con el antiguo bloque socialista se derrumbó. 7

Sin embargo, el Gráfico 2 indica una visión mucho más matizada de las fortalezas de la agricultura de Cuba y los puntos débiles después de más de una década de sesgo tecnológico hacia las técnicas de agricultura ecológica. Grandes éxitos han sido claramente alcanzado en los cultivos de raíces (un elemento básico de la dieta cubana), el azúcar y otros endulzantes, verduras, frutas, huevos, pescados y mariscos. La carne es un caso intermedio, mientras que grandes cantidades de aceite, los cereales y las legumbres (principalmente arroz y trigo para el consumo humano, y el maíz y la soja para el ganado) se siguen importando. Lo mismo es cierto para la leche en polvo, que no aparece en el gráfico. Dependencia de las importaciones totales, sin embargo, fue sólo el 16 por ciento; irónicamente, el inverso exacto de la cifra del 84 por ciento citada por Avery. También es importante mencionar que veintitrés países de la América Latina-Caribe son importadores netos de alimentos. 8

Existe un debate considerable acerca de la dependencia alimentaria actual en Cuba. La dependencia aumentó en la década de 2000 tras las importaciones de los Estados Unidos crecer y huracanes devastar su agricultura. Después de ser golpeada por tres huracanes especialmente destructivos en 2008, Cuba satisfació las necesidades nacionales mediante la importación de 55 por ciento de su total de alimentos, lo que equivale a aproximadamente $ 2.8 mil millones. Sin embargo, como la crisis de los precios mundiales de los alimentos hace que los precios aumenten, el gobierno volvió a insistir en la autosuficiencia alimentaria. Independientemente de si el alimento ha sido importados o producidos en el país, es importante reconocer que Cuba ha sido generalmente capaz de alimentar adecuadamente a su gente. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el promedio diario de la oferta per cápita de energía alimentaria en Cuba en el 2007 (último año disponible) fue más de 3,200 kcal, el más alto de todas las naciones latinoamericanas y del Caribe. 9

Modelos diferentes: Agroecología versus Agricultura Industrial

Bajo este nuevo escenario la importancia de las contribuciones de los campesinos ANAP a la reducción de las importaciones de alimentos debe ser estratégica, pero ¿lo es? A pesar de los avances indiscutibles de la agricultura sostenible en Cuba y la evidencia de la efectividad de las alternativas al modelo de monocultivo, el interés persiste entre algunos líderes en los sistemas de altos insumos externos con paquetes tecnológicos sofisticados y costosos. Con el pretexto de “garantizar la seguridad alimentaria y la reducción de las importaciones de alimentos,” estos programas específicos persiguen la “maximización” de la producción agrícola y ganadera e insisten en volver a los métodos de monocultivo y por lo tanto dependiente de los insumos de síntesis química, la maquinaria a gran escala, y de riego a pesar de la ineficiencia energética comprobada y la fragilidad tecnológica. De hecho, muchos recursos son proporcionados por la cooperación internacional (es decir, de Venezuela), dedicada a “proteger o impulsar las zonas agrícolas”, donde se practica una agricultura más intensiva de cultivos como la papa, arroz, soya y vegetales. Estas áreas “protegidas” para producción agrícola a gran escala de tipo industrial representan menos del 10 por ciento de las tierras cultivadas. Millones de dólares se invierten en sistemas de riego de pivote central, la maquinaria y otras tecnologías agrícolas industriales: un modelo seductivo que aumenta la producción a corto plazo, pero genera altos costos socio-económicos y ambientales a largo plazo, mientras que replica un modelo que ya había fracasado incluso antes de 1990.

El año pasado se anunció que la empresa de plaguicidas “Juan Rodríguez Gómez” en el municipio de Artemisa, La Habana, iba a producir unos 100,000 litros del herbicida glifosato en 2011. 10 A principios de 2011 un programa de TV Cubana de Noticias informó a la población sobre el proyecto Cubasoy . El programa “Bienvenida la soya”, informó que “es posible transformar las tierras que durante años fueron cubiertas por marabú [un espinoso árbol leguminoso invasivo] con el monocultivo de soya en el sur de la provincia Ciego de Ávila.” Con el apoyo de créditos y tecnología de Brasil, el proyecto abarca más de 15,000 hectáreas de soya, cultivándose en rotación con el maíz y su objetivo es llegar a 40,500 hectáreas en 2013, con un total de 544 sistemas de riego de pivote central instalados para el año 2014. Los rendimientos de la soya se encontraron entre 1.2 toneladas por hectárea (1,100 libras por acre) en condiciones de secano y hasta 1.97 toneladas por hectárea (1,700 libras por acre) bajo riego. No está claro si las variedades de soya son transgénicas, pero la variedad de maíz transgénico es el cubano FR-Bt1. El noventa por ciento de la maquinaria es importada de Brasil, “los grandes tractores, máquinas de siembra directa, y equipos para la protección de cultivos” y las inversiones en infraestructura considerables se han hecho para el riego, caminos, asistencia técnica, procesamiento y transporte.

El debate sobre los cultivos transgénicos

Cuba ha invertido millones de dólares en investigación y desarrollo biotecnológica para la agricultura a través de su Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y una red de instituciones a través del país. La biotecnología cubana está libre de control corporativo y derechos de propiedad intelectual, los regímenes que existen en otros países. Biotecnólogos cubanos afirman que su sistema de bioseguridad establece estrictas normas de seguridad biológica y ambiental. Teniendo en cuenta esta autonomía y ventajas, las innovaciones biotecnológicas podrían aplicarse eficientemente para resolver problemas tales como enfermedades virales en los cultivos o tolerancia a la sequía; para las cuales soluciones agroecológicas aún no están disponibles. En 2009, el CIGB plantó en Yaguajay, Sancti Spiritus, tres hectáreas de maíz modificado genéticamente (maíz transgénico FR-Bt1) sobre una base experimental. Esta variedad se supone que suprima las poblaciones de la dañina etapa larval de la “polilla de la palomilla del Maíz” (Spodoptera frugiperda, también conocido como el gusano cogollero). Para el año 2009 un total de 6,000 hectáreas se plantaron con la variedad transgénica (también conocida como la variedad modificados genéticamente) en varias provincias. Desde una perspectiva agroecológica, es sorprendente que la primera variedad transgénica que se analizará en Cuba fuese el maíz Bt, ya que en la isla existen alternativas biológicas para regular las plagas de lepidópteros. La diversidad de variedades locales de maíz incluyen algunos que muestran moderados hasta altos niveles de resistencia a las plagas, lo que ofrece importantes oportunidades para aumentar los rendimientos con el fitomejoramiento convencional y conocidas estrategias de manejo agroecológico. Muchos centros para la multiplicación de los parásitos de insectos y patógenos (CPEE, Centros de Reproducción de Entomófagos y Entomopatógenos) producen Bacillus thuringiensis (un insecticida microbiano) y Trichogramma (pequeñas avispas), ambos muy eficaces contra las polillas, como la palomilla. Además, el maíz mezclado con otros cultivos como el frijol o papa dulce en policultivos produce mucho menos ataque de plagas que el maíz en monocultivo. Esto también aumenta la razón de tierra equivalente (cultivas más cultivos totales en un área determinada de tierra) y protege el suelo.
Cuando el maíz transgénico Bt se plantó en 2008 como un cultivo de prueba, los investigadores y los agricultores del movimiento agroecológico expresaron su preocupación. Varias personas advirtieron que la liberación de cultivos transgénicos ponía en peligro la diversidad biológica agrícola y estaba en contradicción con los propios planes del gobierno, al desviar el foco de la agricultura agroecológica que había sido estratégicamente adoptado como política en Cuba. Otros consideraron que la biotecnología se ha orientado hacia los intereses de las corporaciones multinacionales y el mercado. Teniendo en cuenta sus riesgos potenciales para la salud pública y ambiental, plantearon que sería mejor para Cuba continuar haciendo hincapié en las alternativas agroecológicas que han demostrado ser seguras y han permitido al país producir alimentos en las difíciles circunstancias económicas y climáticas.

La principal ventaja demostrada de los cultivos transgénicos ha sido simplificar el proceso de cultivo, permitiendo a los agricultores trabajar más la tierra. Los cultivos transgénicos resistentes a herbicidas (como el “Roundup Ready” de maíz y soya) y que producen su propio insecticida (como el maíz Bt) en general no producen más que los no modificados genéticamente. Sin embargo, con estos cultivos modificados genéticamente junto con un mayor nivel de mecanización (tractores más grandes) han hecho posible que el tamaño de una finca de grano de soya y maíz en el medio oeste de EE.UU. aumentará de alrededor de 240 hectáreas (600 acres) a alrededor de 800 hectáreas (2,000 acres).

En septiembre de 2010 un grupo de expertos preocupados por los cultivos transgénicos se reunió con miembros de la junta y el personal del Centro Nacional para la Seguridad Biológica y la Oficina de Regulación Ambiental y Seguridad Nuclear, las instituciones encargadas de licencias de cultivos transgénicos. Los expertos emitieron una declaración llamando a una moratoria sobre los cultivos transgénicos hasta que haya más información disponible y la sociedad tenga la oportunidad de debatir los efectos ambientales y de salud de la tecnología. Sin embargo, hasta ahora no ha habido ninguna respuesta a esta solicitud. Uno de los resultados positivos del debate de un año de duración sobre la incompatibilidad de la plantación de FR-Bt1 maíz transgénico en Cuba fue el reconocimiento abierto por las autoridades de las posibles consecuencias devastadoras de los cultivos transgénicos para el sector de los pequeños agricultores. Aunque parece que el uso de maíz transgénico se limitará exclusivamente a las áreas de Cubasoy y otras áreas convencionales bajo una estricta supervisión, este esfuerzo es muy cuestionable. 11

El Resultado de la paradoja- ¿qué nos ofrece el futuro?

La inestabilidad en los mercados internacionales y el aumento de precios de los alimentos en un país muy dependiente de las importaciones de alimentos amenaza la soberanía nacional. Esta realidad ha llevado a altos funcionarios a hacer declaraciones haciendo hincapié en la necesidad de priorizar la producción de alimentos basada en los recursos disponibles a nivel local. 12 De hecho, es paradójico que, para lograr la seguridad alimentaria en un período de crecimiento económico, la mayoría de los recursos se dedican a la importación de alimentos o la promoción de esquemas de agricultura industrial en lugar de estimular la producción local de los campesinos. Hay un retorno cíclico de apoyo a la agricultura convencional por los responsables políticos cuando la situación financiera mejora, mientras que los enfoques sostenibles y la agroecología, considerado como “alternativas”, sólo son compatibles con los escenarios de escasez económica. Esta mentalidad cíclica socava los avances logrados con la agroecología y la agricultura orgánica desde el colapso económico de 1990.

La agricultura cubana en la actualidad lleva a cabo dos modelos extremos de producción de alimentos: un modelo intensivo con altos insumos, y otro, a partir de la aparición del período especial, orientado hacia la agroecología y sobre la base de bajos insumos. La experiencia acumulada en iniciativas agroecológicas en miles de pequeñas explotaciones agrícolas y medianas empresas, constituye un valioso punto de partida en la definición de políticas nacionales para apoyar la agricultura sostenible, rompiendo con un modelo de monocultivo predominante durante casi 400 años. Además de Cuba ser el único país del mundo que fue capaz de recuperar su producción de alimentos mediante la adopción de enfoques agroecológicos en condiciones extremas de dificultades económicas, la isla presenta varias características que sirven como pilares fundamentales para ampliar la agroecología a niveles sin precedentes:

Cuba representa el 2 por ciento de la población de América Latina, pero tiene un 11 por ciento de los científicos en la región. Hay alrededor de 140,000 profesionales de alto nivel y técnicos de nivel medio, decenas de centros de investigación, universidades agrarias y sus redes, las instituciones gubernamentales como el Ministerio de Agricultura, las organizaciones científicas de apoyo a los agricultores (es decir, ACTAF), y las organizaciones de agricultores como ANAP.

Cuba tiene tierras suficientes para producir suficientes alimentos con métodos agroecológicos para satisfacer las necesidades nutricionales de sus once millones de habitantes. 13 A pesar de la erosión del suelo, la deforestación y la pérdida de la biodiversidad durante los últimos cincuenta años-, así como durante los últimos cuatro siglos de la agricultura extractiva -las condiciones del país siguen siendo excepcionalmente favorables para la agricultura. Cuba cuenta con seis millones de hectáreas de tierra bastante llano y otro millón de hectáreas de pendiente suave que se puede utilizar para el cultivo. Más de la mitad de esta tierra permanece sin cultivar, y la productividad de la tierra y la mano de obra, así como la eficiencia de uso de los recursos, en el resto de esta área de la finca sigue siendo bajo. Si todas las fincas campesinas (que controlan el 25 por ciento de la tierra) y todas las UBPC (controlando el 42 por ciento de la tierra), adoptaran diseños agroecológicos diversificados, Cuba sería capaz de producir lo suficiente para alimentar a su población, suministrar alimentos a la industria turística e incluso exportación para ayudar a la generación de divisas. Toda esta producción se complementa con la agricultura urbana, que ya está alcanzando niveles significativos de producción.

Aproximadamente un tercio de todas las familias campesinas, unas 110,000 familias, se han unido a la ANAP en su Movimiento Agroecológico Campesino a Campesino. Que utiliza métodos participativos basados en las necesidades de los campesinos locales y permite la socialización de la gran reserva de la familia y conocimiento de la comunidad agrícola, que está vinculado a sus condiciones históricas y las identidades. Mediante el intercambio de innovaciones entre ellos, los campesinos han sido capaces de dar pasos dramáticos en la producción de alimentos en relación con el sector convencional, mientras que la preservación de la biodiversidad agrícola y el uso de cantidades mucho menores de los productos agroquímicos.

Las observaciones del desempeño agrícola después de eventos climáticos extremos en las dos últimas décadas han puesto de manifiesto la resistencia de las fincas campesinas a los desastres climáticos. Cuarenta días después de que el huracán Ike golpeó a Cuba en 2008, los investigadores realizaron una encuesta en las fincas de las provincias de Holguín y Las Tunas y se encontró que las granjas diversificadas exhibieron pérdidas del 50 por ciento en comparación con 90 a 100 por ciento de las granjas vecinas de monocultivos. Del mismo modo las granjas agroecológicas lograron mostrar una recuperación más rápida de su producción (80 a 90 por ciento cuarenta días después del huracán) que las de monocultivos. 14 Estas evaluaciones enfatizan la importancia de mejorar la diversidad vegetal y la complejidad de los sistemas agrícolas para reducir la vulnerabilidad a eventos climáticos extremos, una estrategia arraigada entre los campesinos cubanos.

La mayor parte de los esfuerzos de producción se han orientado hacia el logro de la soberanía alimentaria, definida como el derecho de toda persona a tener acceso a alimentos seguros, nutritivos y culturalmente apropiados en cantidad y calidad suficientes para mantener una vida saludable con plena dignidad humana. Sin embargo, dado el aumento esperado en el costo del combustible y los insumos, la estrategia agroecológica cubana también tiene como objetivo la mejora de otros dos tipos de soberanías. La soberanía energética es el derecho de toda persona a tener acceso a la energía suficiente dentro de los límites ecológicos de fuentes sostenibles adecuadas para una vida digna. La soberanía tecnológica se refiere a la capacidad de lograr soberanía alimentaria y energética mediante el fomento de los servicios ambientales derivados de la biodiversidad agrícola existente y el uso de los recursos disponibles a nivel local.

Elementos de las tres soberanías de alimentos, la energía y la tecnología se puede encontrar en cientos de pequeñas explotaciones agrícolas, donde los agricultores están produciendo 70 a 100 por ciento de los alimentos necesarios para su consumo familiar, mientras que los excedentes de la producción son vendidos en el mercado, lo que les permite obtener ingresos (por ejemplo, la Finca del Medio, CCS Reinerio Reina en Sancti Spíritus; Plácido granja, CCS José Machado; Cayo Piedra, en Matanzas, que pertenecen a CCS José Martí, y San José de granja, CCS Dionisio San Román, en Cienfuegos). Estos niveles de productividad se obtienen utilizando tecnologías locales, como la lombricultura y la reproducción de los microorganismos benéficos nativos, junto con los sistemas de producción diversificados, como los policultivos, rotaciones, integración animal en las granjas de cultivos y agroforestería. Muchos agricultores también están utilizando los sistemas integrados de alimento y energía para generar sus propias fuentes de energía mediante el trabajo humano y animal, biogás, y molinos de viento, además de producir cultivos para biocombustibles tales como jatrophaintercropped con yuca. 15

Conclusiones

Un amplio conocimiento de la ciencia y la práctica de la agroecología existe en Cuba, el resultado de la experiencia acumulada promovida por investigadores, profesores, técnicos y agricultores con el apoyo de ACTAF, ACPA y la ANAP. Este legado se basa en las experiencias en las comunidades rurales que contienen exitosos “faros agroecológicos” de los que principios han irradiado para ayudar a construir la base de una estrategia agrícola que promueve la eficiencia, la diversidad, la sinergia y la flexibilidad. Al aprovechar el potencial de la agroecología, Cuba ha sido capaz de alcanzar altos niveles de producción con bajas cantidades de energía y de insumos externos, con rendimientos de la inversión en la investigación varias veces superiores a los derivados de los enfoques industriales y biotecnológicos que requieren equipo pesado, combustible y laboratorios avanzados.

La voluntad política expresada en los escritos y discursos de altos funcionarios sobre la necesidad de dar prioridad a la autosuficiencia agrícola debe traducirse en un apoyo concreto para la promoción de iniciativas productivas y de eficiencia energética con el fin de llegar a las tres soberanías en el ámbito local (municipal) , un requisito fundamental para mantener un planeta en crisis.

Mediante la creación de más oportunidades de alianzas estratégicas entre la ANAP, ACPA, ACTAF, y centros de investigación, muchos proyectos piloto podrían ser puestos en marcha en municipios clave, probando diferentes tecnologías agroecológicas que promueven las tres soberanías, adaptadas a especiales condiciones ambientales y socioeconómicas de cada región. Estas iniciativas deberían adoptar la metodología de campesino a campesino que va más allá de paradigmas de arriba hacia abajo de investigación y extensión, permitiendo a los agricultores y los investigadores aprender e innovar colectivamente. La integración de profesores y estudiantes universitarios en este tipo de experimentación y los procesos de evaluación aumentaría el conocimiento científico para la conversión a una agricultura de base ecológica. También ayudaría a mejorar la teoría agroecológica, que a su vez se beneficia de la formación de las futuras generaciones de profesionales, técnicos y agricultores.

El movimiento agroecológico constantemente insta a los políticos cubanos con una perspectiva convencional de revolución verde con agricultura industrial a tomar en cuenta la realidad de una nación e isla pequeña frente a un embargo y huracanes devastadores. Dadas estas realidades, abrazar los enfoques agroecológicos y sus métodos a través del país puede ayudar a Cuba a lograr la soberanía alimentaria, manteniendo su autonomía política.

Notas
1↩ Peter Rosset and Medea Benjamin, eds., The Greening of the Revolution (Ocean Press: Melbourne, Australia, 1994); Fernando Funes, et. al., eds., Sustainable Agriculture and Resistance (Oakland: Food First Books, 2002); Braulio Machín-Sosa, et. al., Revolución Agroecológica (ANAP: La Habana, 2010).
2↩ Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO), The State of Food and Agriculture 2006 (Rome: FAO, 2006), http://fao.org.
3↩ MINAG (Ministerio de la Agricultura), Informe del Ministerio de la Agricultura a la Comisión Agroalimentaria de la Asamblea Nacional, May 14, 2008 (MINAG: Havana, Cuba, 2008).
4↩ Ana Margarita González, “Tenemos que dar saltos cualitativos,” Interview with Orlando Lugo Fonte, Trabajadores, June 22, 2009, 6.
5↩ Raisa Pagés, “Necesarios cambios en relaciones con el sector cooperativo-campesino,” Granma, December 18, 2006, 3.
6↩ Dennis T. Avery, “Cubans Starve on Diet of Lies,” April 2, 2009, http://cgfi.org.
7↩ Fernando Funes, Miguel A. Altieri, and Peter Rosset, “The Avery Diet: The Hudson’s Institute Misinformation Campaign Against Cuban Agriculture,” May 2009, http://globalalternatives.org.
8↩ FAO, Ibid.
9↩ FAOSTAT Food Supply Database, http://faostat.fao.org, accessed July 28, 2011.
10↩ René Montalván, “Plaguicidas de factura nacional,” El Habanero, November 23, 2010, 4.
11↩ Fernando Funes-Monzote and Eduardo F. Freyre Roach, eds., Transgénicos ¿Qué se gana? ¿Qué se pierde? Textos para un debate en Cuba (Havana: Publicaciones Acuario, 2009), http://landaction.org.
12↩ Raúl Castro, “Mientras mayores sean las dificultades, más exigencia, disciplina y unidad se requieren,” Granma, February 25, 2008, 4–6.
13↩ Fernando Funes-Monzote, Farming Like We’re Here to Stay, PhD dissertation, Wageningen University, Netherlands, 2008.
14↩ Braulio Machin-Sosa, et. al., Revolución Agroecológica: el Movimiento de Campesino a Campesino de la ANAP en Cuba (ANAP: La Habana, 2010).
15↩ Fernando Funes-Monzote, et. al., “Evaluación inicial de sistemas integrados para la producción de alimentos y energía en Cuba,” Pastos y Forrajes (forthcoming, 2011).

Anuncios

Asociado de Posada Carriles confiesa ser pagado para desestabilizar Venezuela

Por Tamara Pearson – venezuelanalysis.com
(Traducido por Idialectica)

Mérida, 8 de julio de 2010 (Venezuelanalysis.com) – Francisco Chávez Abarca, quien fue extraditado recientemente a Cuba, confesó haber sido contratado por Luis Posada Carriles para llevar a cabo actos de desestabilización en Venezuela en el período previo a las elecciones de la Asamblea Nacional en septiembre.

Chávez Abarca, al llegar al aeropuerto internacional de Caracas el pasado jueves, fue trasladado a la sede del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) para ser interrogado.

Secuencias obtenidas por Telesur muestran la llegada de Chávez Abarca en el aeropuerto y luego lo muestran conducido por funcionarios del aeropuerto tras descubrir que su pasaporte era falso y que había un código rojo de Interpol sobre él por parte de Cuba.

Telesur también muestra secuencias del sospechoso respondiendo a las preguntas de SEBIN. Cuando se le preguntó quien era su superior, Chávez Abarca contestó: “Luis Posda Carriles.”

“¿Desde dónde da órdenes? ¿Dónde está?”, Preguntó el oficial.

“no sé, porque yo tengo desde el 97 de no hablar con él

“¿Cómo se recibe instrucciones?”

“por medio de Daniel (Barrundia)”.

Daniel Barrundia, según Radio Mundial, está conectado a la contra-revolucionaria Fundación Cubano-Americana, con sede en Miami.

El oficial le preguntó Chávez Abarca cómo sabía que había contacto entre Barrundia y Posada, y Chávez Abarca respondió: “Yo sé cómo habla, yo sé cómo él se comporta, yo sé cómo piensa. Yo sé lo que podía decir y lo que diría. ”

Chávez Abarca supuestamente llegó a Venezuela para estudiar la perturbación que podría causar con el fin de sabotear las posibilidades del gobierno en las elecciones parlamentarias de septiembre. En respuesta a una pregunta sobre qué tipo de acciones que estaba planeando, dijo, “Los motines. Los disturbios … la quema de neumáticos … disturbios en la calle … la otra cosa que se puede hacer es atacar a un partido político … para que las partes (a favor de Chávez) empiecen a pelearse. ”

De acuerdo con el SEBIN, Chávez Abarca recibió sus instrucciones por correo electrónico, que sugieren una reunión de tres personas, dos de ellos venezolanos, en un restaurante cerca del aeropuerto.

Por último, Chávez Abarca, dijo que su pago por el trabajo sería determinado por él mismo.

El legislador venezolano Juan Mendoza y otras autoridades venezolanas han acusado públicamente a Chávez Abarca de querer cometer una “ola de atentados terroristas” en Venezuela y también criticó la falta de cobertura del tema por la prensa venezolana privada, diciendo que era sospechoso.

Sin embargo, los medios de comunicación privados han dado mucha cobertura a los comentarios de la esposa de Chávez Abarca, Karla Trigueros, quien acusó a las agencias de inteligencia de Cuba y Venezuela traer a la fuerza a su esposo a Venezuela desde Guatemala como parte de una operación “secreta”.

Venezuela deportó a Chávez Abarca a Cuba ayer, pero dijeron que continuarán investigando el caso, para descubrir con quién había estado planeando trabajar.

El general cubano retirado Fabián Escalante, dijo que la decisión del gobierno de Venezuela de extraditar a Chávez Abarca fue positiva y elaborada, “Este es un personaje que ha sido entrenado por las mejores escuelas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y por el Bin Laden del hemisferio occidental, Luis Posada Carriles, quien es culpable de los atentados contra instalaciones turísticas cubanas en 1997.”

Escalante dijo que Chávez Abarca estaría sujetos a un “justo y transparente” juicio en Cuba.

Después de que Chávez Abarca fue deportado, el ministro del interior y los asuntos de justicia, Tarek El Aissami, dijo a la prensa que Venezuela mantiene una lucha seria contra el terrorismo. “Es un compromiso con la paz …, a … la verdadera lucha contra las organizaciones delictivas dedicadas al asesinato, a crear el pánico entre nuestros pueblos”, dijo El Aissami.

De acuerdo con Mendoza, Chávez Abarca, un ciudadano salvadoreño, fue la cabeza “de la delincuencia organizada en El Salvador”. En la década de 1990 supuestamente estuvo involucrado en el tráfico de drogas, la venta de armas, y la falsificación. En abril de 1997 fue acusado de poner bombas fuera de en un hotel en La Habana, en dos ocasiones distintas. Además colocó una bomba en México ese año y contrató a un mercenario, Ernesto Cruz León, para llevar a cabo misiones terroristas en Cuba. Cruz León confesó más tarde de poner bombas en hoteles de Cuba, que resultó en la muerte de un italiano.

Posada Carriles es un venezolano nacionalizado quien es buscado por su responsabilidad en el atentado contra un avión cubano en 1976 que dejó 73 pasajeros muertos. Actualmente se encuentra en Miami, donde está protegido por el gobierno de los EE.UU., que, yendo contra el derecho internacional, se niega a extraditarlo.

En los últimos años, una estrategia clave de la oposición antes de las elecciones ha sido la causa de violentos disturbios, así como la escasez de ciertos alimentos, en combinación con campañas en los medios para crear una sensación de insatisfacción e inseguridad entre la población venezolana.

También el martes, el presidente Hugo Chávez anunció que el supuesto narcotraficante Carlos Rentería, quien es buscado en Colombia, había sido capturado por las autoridades venezolanas el día anterior. Rentería también es buscado en Estados Unidos por conspirar para importar, poseer y distribuir cocaína, El Correo del Orinoco informó.

De acuerdo con El Espectador, el Departamento de Estado EE.UU. ofrece 5 millones por su captura, y el martes Chávez anunció que Rentería será extraditado a los EE.UU.

*Publicado en http://www.venezuelanalysis.com el 9 de julio de 2010

Fuente original: http://venezuelanalysis.com/news/5483

Silvio Rodriguez habla de Puerto Rico

“Mi nocion primera de Puerto Rico, me la dio Marti, en
su ultima carta a Manuel Mercado, cuando dijo que todo
lo que habia hecho y lo que haria era para impedir que
los Estados Unidos se aduenara de Cuba y Puerto Rico y
caer con esa fuerza mas sobre los pueblos de LatinoAmerica.
Eso fue lo primero que a mi he hizo pensar en Puerto Rico,
no como una isla que en la geografia, sino como otra cosa.

Porque Marti dijo eso? Que pasa con Puerto Rico? A partir
de alli yo me empece a hacer preguntas. Empece a adentrarme
en el drama de Puerto Rico.
Luego duranto tantos anos del conocimiento, del contacto con
tantos amigos, muy especialmente Roy, aunque conozco mucho
otros Puertorriquenos y muchos otros trovadores, cantantes y
musicos Puertorriquenos, muy patriotas, como El Topo, como
Lucecita, como El Jibaro, como Danny Rivera, que son mis amigos
a traves del tiempo. Y a traves de ellos he aprendido lo que es
el sentimiento del Puertorriqueno Patriota.

Y luego conocer parte de la historia de Puerto Rico, las frustraciones
a las que obligaron a este Pueblo, la rebeldia que tambien encarnaron
gente como Don Pedro Albizu Campos y luego con la generacion de
Lolita Lebron y de todos aquellos que asaltaron el Congreso.
Y luego lo que ha sucedido entonces aca.

Ahora el drama que ha sucedido con los Presos Politicos Puertorriquenos,
que se declararon Prisioners de Guerra, que tienen Condenas Absurdas,
y que nadie habla de eso y que parecen cosas olvidadas y como
condenadas a que sean asi per secula seculorum.

Es una cosa asombrosa. El otroa dia hablando yo con Roy hablando de
otras cosas y de pronto caimos en este tema y me habla de un pintor
que tenia echado creo que 90 y pico de anos de carcel.
Meterle 97 anos a alguien me parece una cosa totalmente desmedida.
Y contra eso no se puede hacer nada? Contra eso se ha luchado mucho,
yo te voy a explicar bien, pero eso es una cosa muy dificil.

Yo decia: Caballero! En Cuba ha pasado que uno no es ni artista, que
se finge artista, que se la ha capturado en actividades propiamente
militares, se laha metido no se que cantidad de anos por atentar contra
la seguridad del Estado, se ha hecho una campana internacioncal que ha
llegado hasta la ONU, se ha precionado, lo han soltado, y el tipo no
es ni artista. Ya se han armado unos lios tremendos y este hombre que
es un artista de berdad (Elizam Escobar) le han metio casi 100 anos y
nadie habla de este hombre.
Entonces por que se habla tanto de cualquier cosa que suceda en Cuba, y por
que se habla tan poco de las verdaderas cosas horribles que pasan en
Puerto Rico? Eso es asombroso. Eso es sencillamente asombroso.

Silvio Rodriguez

Fuente: http://www.silviorodriguez.org/content/p-0117.htm

CIA, derecha venezolana y cubanos “gusanos” conspiran contra voluntad de los venezolanos

¿Desempolva la CIA la Operación Mangosta contra Venezuela?

Por: Percy Francisco Alvarado Godoy
::

La reciente publicación, el pasado 24 de septiembre, de una información sobre la participación de la ultraderecha venezolana en un plan para entrenar a un centenar de estudiantes venezolanos, pertenecientes a la UCV, la UCAB, la UNIMET, la UNET, ULA, entre otras, para ser entrenados en técnicas subversivas en Miami, en contubernio con organizaciones terroristas de origen cubano y por especialistas de la CIA, pone al desnudo la magnitud del plan desestabilizador implementado contra el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela y revive pasadas operaciones de gran envergadura como la Operación Mangosta, usada contra Cuba en la década de los 60 del pasado siglo.

De acuerdo con dicha información, el grupo de estudiantes recibió entrenamiento en Miami sobre preparación de cocteles Molotov, resistencia guerrillera en la ciudad, amotinamiento, así como un fuerte entrenamiento ideológico anticomunista. El plan era, en esencia, que pusieran en práctica estas técnicas luego de su regreso a Caracas. Otro paso posterior, que ya se encuentra en período de implementación, es la multiplicación en talleres y encuentros en las universidades venezolanas de los conocimientos recibidos por parte de representantes de grupos como la FNCA, Alpha 66, Vigilia Mambisa, Movimiento Democracia, Consejo para la Libertad de Cuba y otros. Han participado igualmente varios miembros de la mafia terrorista venezolana de Miami como Rafael Poleo y su hija Patricia Poleo, Donatella Ungreddaen, ex coronel Antonio Semprum Valecillos, los ex tenientes José Antonio Colina, Isaac Solórzano y Henry Clement, el ex mayor Manuel Ramírez y otros, en unión de Pablo Díaz.

El objetivo de esta maniobra golpista tiene un carácter mediático y desestabilizador, presentando ante el mundo una falsa oposición a las reformas constitucionales emprendidas por el gobierno bolivariano. El empleo de los estudiantes de las universidades burguesas por la ultraderecha antichavista tuvo su origen en las movilizaciones previas al referéndum de la reforma constitucional de noviembre de 2007, cuando crearon un aparatoso show mediático alentador de la violencia callejera. Este preparado show mediático desembocó hace unos días cuando un grupo de estudiantes, manipulados por la extrema derecha se declaró en huelga de hambre ante la oficina de la Organización de los Estados Americanos, para atacar una supuesta persecución política por parte del gobierno.

Las orientaciones para los grupos opositores, particularmente los estudiantes en huelga, vienen del Norte y existen varios antecedentes que comprometen a los contrarrevolucionarios venezolanos radicados en Miami y a la mafia anticubana en esa ciudad, así como a la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos.

Como ya señalamos, existen fuertes evidencias de que las actuales ofensivas de la CIA contra Venezuela son la expresión de un intento de revivir la Operación Mangosta, esta vez contra la nación sudamericana, como una manera sistémica de implementar la guerra sucia en un amplio espectro.

John F. Kennedy aprobó la Operación Mangosta el 30 de noviembre de 1962, como un vasto plan de contingencia para derrocar a la Revolución Cubana después de la derrota de Playa Girón. A grandes rasgos, la CIA se propuso el desarrollo de agresiones de todo tipo contra territorio cubano, que incluían los ataques terroristas desde territorio norteamericano, la creación de focos guerrilleros en las montañas de la Isla, la planificación de acciones militares que propiciaran la intervención directa de las Fuerzas Armadas norteamericanas en Cuba, las agresiones económicas y una fuerte guerra ideológica a nivel internacional. En este sentido, se vieron involucradas diversas agencias y organismos estaduales de EE UU, tales como la propia CIA, los Departamentos de Defensa, de Estado y de Tesoro, así como la Agencia de Información de los Estados Unidos y otras agencias especializadas de la comunidad de inteligencia norteamericana.

Para implementarla, el gobierno norteamericano creó la estación JM-WAVE y destinó millones de dólares para lograr su cometido, reestructurando toda la jerarquía de inteligencia. Nuevos halcones pasaron a dirigir la CIA, entre ellos John Mc Cone como nuevo jefe de la misma, el general Marshall Carter, Richard Helms, el general Maxwell Taylor, Richard Bissell y otros; dedicándose a las operaciones específicas contra Cuba William Harvey, como Jefe de la Cuban Task Force; y Samuel Halpern, como su segundo al mando.

El bandidismo desarrollado por la CIA nucleó a cerca de dos mil individuos que cometieron incontables crímenes en las zonas rurales. La Operación Mangosta también concibió la guerra biológica contra Cuba, dirigida a dañar a la población civil y sabotear la producción de la Isla. También la Operación Mangosta contaba, entre sus 32 tareas, con 13 vinculadas a la guerra económica, que incluían el entorpecer el comercio de Cuba con otras naciones, atentar contra las producciones agropecuarias y mineras, atentar contra representaciones cubanas en el exterior, así como afectar la generación energética y las producciones industriales del país.

Durante el período de vigencia del Plan Mangosta, en un lapso de unos 14 meses se registraron de ellas 716 sabotajes de envergadura contra objetivos económicos. Como respuesta, Cuba accedió a la sugerencia de la Unión Soviética de emplazar cohetes atómicos en su territorio, lo que condujo a la Crisis de los misiles de Cuba en octubre de 1962, el momento álgido de la Guerra Fría.

Para los altos personeros de la administración norteamericana estaba claro que todas las acciones de la guerra irregular contra Cuba, desembocarían en un conflicto armado entre las dos naciones, previsto para octubre de 1962. Sin lugar a dudas, el impacto de esta operación de la CIA fue enorme, no solo en la cantidad de daños humanos provocados, sino también en cuanto a afectaciones económicas. Solo en el período de ejecución de los planes de la operación Mangosta, se realizaron 716 grandes sabotajes de envergadura contra la economía cubana.

Aunque teóricamente fue suspendida luego de octubre de 1962, la Operación Mangosta continuó adquiriendo distintos matices hasta el día de hoy. Por un lado sirvió de base a las políticas de las subsiguientes administraciones norteamericanas hacia Cuba y, por otro, preparó a un extenso grupo de terroristas que han causado muertes y daños incalculables a las naciones latinoamericanas, muchos de los cuales participan hoy en las agresiones contra Venezuela.

La guerra sucia contra la Revolución Bolivariana llevada a cabo por los Estados Unidos guarda grandes coincidencias con los planes usados una vez contra Cuba. Examinemos algunos elementos para atestiguar esta aseveración:

● Creación y apoyo a una base contrarrevolucionaria en el exterior: La CIA ha buscado entre los cerca de 10 000 venezolanos residentes en Miami, al personal idóneo para desarrollar su guerra sucia contra Venezuela, al igual que lo hizo una vez con los contrarrevolucionarios cubanos que emigraron hacia esa ciudad luego del triunfo revolucionario de 1959.

En tal sentido, se ha apoyado en la base contrarrevolucionaria cubana residente en esa ciudad floridana, de la que ha solicitado apoyo a sus planes contra Chávez. Los grupos terroristas radicados en Miami han prestado financiamiento y entrenamiento a los contrarrevolucionarios venezolanos y han participado, asimismo, en las campañas mediáticas contra su gobierno.

Algunos hechos aseveran esta afirmación: El 29 enero de 2003, se creó una alianza entre los Comandos F-4, organización terrorista del auto proclamado comandante, Rodolfo Frómeta, y la mal llamada Junta Patriótica Venezolana, dirigida por el capitán golpista Luis Eduardo García. Esta alianza entre terroristas ha permitido que se entrenen cerca de cincuenta extremistas en los pantanos de los Everglades, con vistas a desarrollar acciones violentas contra Cuba y Venezuela.

Imitando los desfiles callejeros de los escuálidos en Venezuela, tuvo lugar el 18 de enero de 2003 una marcha contra la Revolución Bolivariana, en la que participaron varios representantes de la mafia terrorista de Miami, repitiendo este desfile antichavista, el 27 de marzo 2004 realizaron una nueva marcha en las calles de la Pequeña Habana, en Miami. Confraternizando y vociferando histéricas consigna contra Chávez, se vio en esta ocasión al vendido dirigente sindical Carlos Ortega y al ex ministro de Defensa venezolano, Radamés Muñoz, con “ilustres” representantes de la mafia miamense como Tony Calatayud, reconocido terrorista dirigente del Congreso Nacional Cubano; al ultraderechista Lincoln Díaz-Balart y el alcalde de Miami-Dade, Alex Penelas.

El 7 de junio de 2007 varios grupos de la mafia anticubana de Miami, entre ellos la FNCA, envió grandes sumas de dinero para financiar las actividades antichavistas de los grupos contrarrevolucionarios en Venezuela. En esta campaña también participó la Organización de Venezolanos en el Exilio (Orvex).

El 10 de abril de 2008 la Junta de Directores del Partido Nacionalista Democrático (PND), hizo entrega del premio Paladín de la Libertad a uno de los principales representantes de la contrarrevolución venezolana, el ex general Raúl Baduel, en un almuerzo en Hotel Sheraton Miami Airport.

Otro hecho que atestigua los fuertes vínculos entre estas mafias contrarrevolucionarias tuvo lugar el 6 de marzo de 2009, cuando varios cabecillas terroristas como Huber Matos, Ángel De Fana y otros miembros de Alpha 66, se encontraron con sus socios venezolanos, representados por los conspiradores golpistas Gustavo Díaz, el ex coronel del ejército; el ex capitán Javier Nieto Quintero y el ex teniente José Antonio Colina Pulido, participantes en el golpe de 2002.

No cabe duda, pues, que en este caso Diablo los cría y la CIA se encargó de juntarlos.

● Desarrollo de una guerra ideológica basada en el terror mediático: El contar con el sostén de los dueños de los principales medios de comunicación en Venezuela, así como con el apoyo de diversas organizaciones periodísticas internacionales vinculadas a la CIA, han permitido a la contrarrevolución venezolana desarrollar una poderosa campaña ideológica contra el presidente Chávez y la Revolución Bolivariana, encaminada a desinformar y desvirtuar el proceso que tiene lugar en ese país.

Con posterioridad a la victoria de Hugo Chávez en el referéndum revocatorio del 2004, los EEUU endurecieron su guerra ideológica contra el presidente venezolano. En varias declaraciones de prominentes miembros del gobierno como la ex Secretaria de Estado Condoleezza Rice, el ex director de la CIA Porter Goss, el ex Secretario de Defensa Donald Rumsfeld, el general Bantz Craddock, ex Comandante de SOUTHCOM, el Director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas John Walters, así como varias figuras de la actual administración del presidente Barak Obama, se ha acusado al presidente venezolano como violador de los derechos humanos y de la democracia, promotor del terrorismo, dictador anticonstitucional, represor y narcotraficante, vinculado al lavado de dinero y a la corrupción, genocida y otros epítetos, en un ingente esfuerzo por desvirtuar a su figura ante la opinión pública internacional.

En el intento por demonizar a Chávez y a la Revolución venezolana, se han valido de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Reporteros sin Fronteras, National Endowment for Democracy, la USAID y diversas ONG como Sinergia y Súmate, que sirven de fachada a la CIA o se vinculan estrechamente a ésta y acusan al gobierno de Venezuela de violador de derechos humanos y de la libertad de expresión.

● Crear artificialmente un diferendo entre Venezuela y Colombia como justificación para un conflicto con Estados Unidos: Antes de culminar su mandato, el presidente Bush declaró que los Estados Unidos defenderán a Colombia en caso de un conflicto militar con Venezuela, esclareciendo de esta forma su pretensión de acabar con la Revolución Bolivariana y, de esta manera, apoderarse de las importantes reservas de petróleo y gas existentes en la región.

Con la complicidad del gobierno colombiano de Álvaro Uribe, los Estados Unidos han creado una zona de tensiones en la frontera colombo venezolana mediante el empleo de miles de paramilitares, quienes realizan reiteradas incursiones para agredir al territorio de Venezuela.

Otro de los elementos del conflicto fabricado por los Estados Unidos es inculpar al gobierno venezolano de apoyar a los grupos guerrilleros de las FARC. El pasado 29 de julio de 2009, la cancillería de Bogotá acuso de manera irresponsable a Venezuela de darle a las FARC armamento sueco para su enfrentamiento armado al gobierno colombiano. Por otra parte, la legítima decisión del gobierno venezolano emitida el 17 de enero de 2008 de reconocer a las FARC y al ELN como grupos insurgentes, rechazando la certificación como terroristas endilgadas a estos por el Departamento de Estado, avivó aún más las diferencias entre las dos naciones.

A pesar de que las diferencias entre Venezuela y Colombia quedaron zanjadas en la Cumbre de Río, celebrada en marzo del 2008 y que los cancilleres de ambas naciones continuaron las negociaciones en junio de ese año, dentro del marco de la XXXVIII Asamblea General de OEA, el gobierno colombiano ha intentado de manera reiterada de recrudecer el diferendo. Un elemento nocivo para calentar la situación en la región ha sido el compromiso del gobierno colombiano de establecer siete bases norteamericanas en su territorio y, paradójicamente, las acusaciones sobre un rearme militar de Venezuela.

Con una cara de complacencia y de hipócrita fraternidad, Uribe se ha reunido con Chávez, primero el 11 de julio de 2008 en Paraguaná, en Venezuela, y, luego, en Cartagena el 24 de enero de 2009, prometiendo a eliminar cualquier diferendo entre ambas naciones. Sin embargo, solapadamente, se presta al rejuego geopolítico de Estados Unidos en la región.

El clímax de este diferendo provocado por Uribe tuvo lugar el 26 de julio del 2009 cuando acusó a Venezuela de armar a las FARC. Chávez respondió con el retiro de su embajador de Bogotá y con un eventual rompimiento de relaciones diplomáticas.

Que los Estados Unidos están usando al gobierno colombiano como futura base de agresiones no cabe la menor duda. Esto lo demuestran las reiteradas visitas de altos jefes norteamericanos a Bogotá en los últimos meses, como fue el caso de la vista realizada por el Almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de EEUU en el 2008. Unos días después, entre el 4 y el 5 de febrero de 2008, tuvo lugar una reunión en Mayport, Florida, entre altos jefes militares colombianos y estadounidenses. Un tiempo después, el 29 de febrero de ese año, el Contraalmirante Joseph Nimmich, director de la Task Force para la inteligencia del Comando Sur de Estados Unidos, visitó Bogotá con el fin de entrevistarse con el Comando General de las Fuerzas Militares colombianas.

● La Operación Tenaza: El 20 de noviembre salió a la luz pública un documento confidencial emitido por Michael Middleton Steere, de la embajada norteamericana en Caracas y dirigido a Michael Hayden, Director Agencia Central de Inteligencia (CIA), en el que se informaba al Director de la Agencia sobre el desarrollo de la Operación Tenaza, un plan elaborado por la inteligencia norteamericana para impedir la Victoria del SÍ, en la votación sobre el Referéndum de la Reforma Constitucional, a realizarse el 2 de diciembre de 2007. Este documento reconoce que la actividad contra la voluntad popular venezolana responde a una directiva interna de la CIA clasificada como directiva 3623-g-0217,

De acuerdo con la estrategia de la CIA, una de las direcciones de sus esfuerzos estaba dirigida a impedir el referéndum o al desconocimiento de sus resultados. También contemplaba un manejo de las informaciones preliminares buscando la desinformación y, como resultado inmediato, provocar una situación de caos e incertidumbre, contando con el apoyo de la prensa mediática. Los focos de protestas, preparados por orientación de la CIA, debían crear una situación de ingobernabilidad dentro de los comicios.

La participación de un reducido grupo de estudiantes vinculados a la derecha venezolana en la Operación Tenaza, por indicaciones de la CIA, quedó evidenciada en una parte de este memorándum: “En cuanto a las movilizaciones de calle, tal como lo contempla el Plan, hemos logrado persuadir a importantes sectores estudiantiles vinculados a las instituciones educativas privadas para que se incorporen orgánicamente a nuestras iniciativas para salir de Chávez. En la tercera semana de Noviembre se logró un acuerdo marco con los lideres emergentes que han acogido nuestro ideario de democracia y libertad, varias reuniones de trabajo hemos realizados, bajo la coordinación de los rectores Rudolph Benjamín Scharikker Podolski de la Universidad Simón Bolívar y Ugalde de la Universidad Católica Andrés Bellos. Estas autoridades han constituido un equipo donde participan unos grupos de profesores entre los que destacan Ángel Oropeza y su equipo del post-grado de Ciencias Políticas. A las reuniones han asistido dirigentes estudiantiles de varias universidades: Yon Goicochea de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Juan A. Mejías de la Universidad Simón Bolívar (USB), Douglas Barrios de la Universidad Metropolitana, Ronel Gaglio de la Universidad Monte Ávila, Gabriel Gallo de la Universidad Santa María. Entre estos líderes hay consenso en términos generales, pero con algunas diferencias en cuanto a las acciones concretas para los próximos días. Ha resultado halagador la postura asumido por dirigentes estudiantiles de un grupo denominado Bandera Roja, antiguamente enemigo jurado de los intereses nuestros en el país. Su dirigente Ricardo Sánchez, de la Universidad Central de Venezuela, fue uno de los que apoyo nuestra propuesta de acciones de calle directas contra las instituciones: CNE, Tribunal Supremo de Justicia y el Palacio de Miraflores.”

La participación de agencias de prensa y otros medios mediáticos en apoyo al Operación Tenaza, quedó también evidenciada: “En la esfera de la propaganda y las operaciones psicológicas contempladas en el Plan en curso, es donde hemos cosechado los mayores éxitos, hasta tal punto que en las últimas semanas hemos impuesto nuestra agenda y dominado la escena publicitaria. Los aportes de la SIP y de las agencias internacionales han sido clave. Especial reconocimiento merece Benjamín Gregg ZIF, AAPP de la Embajada, por este trabajo. El y el equipo organizado por Ravell vienen rindiendo sus frutos y requiere en esta última fase mayores aportes nuestros.”

Inicialmente, la Operación tenaza le costó a la CIA cerca de 8 millones de dólares, aunque la suma final fue mucho mayor.

Este documento es una prueba fehaciente de cómo Estados Unidos financia, planifica y organiza la actividad de los grupos ultraderechistas en Venezuela, particularmente a los estudiantes de la universidades de la burguesía.

● La Operación Peter Pan II: En un artículo firmado por Randy Alonso, el 16 de junio de 2009, se denunció que la CIA pretende repetir la ignominiosa operación Peter Pan, mediante la cual 14.000 niños fueron enviados a Estados Unidos entre 1960 y 1962 por sus familiares en Cuba, luego de una campaña desinformativa en la que se acusaba al gobierno de robar la patria potestad a los padres. Esta operación fue montada para desvirtuar el contenido de Ley Orgánica de Educación en Venezuela, creando entre los ciudadanos fuertes temores y reacciones de oposición.

Tal como hemos analizado en el presente artículo, muchas cartas tiene la CIA a su disposición para tratar de revertir el proceso bolivariano. Sus planes contemplan desde las alianzas con la mafia terrorista de Miami y los paramilitares colombianos, hasta la organización y financiamiento de la contrarrevolución interna. Desde la provocación y subversión desde Colombia, hasta la amenaza con bases militares alrededor del territorio venezolano y de la presencia de fuertes flotas navales frente a sus aguas jurisdiccionales. Asimismo, no ha descartado el empleo de una guerra ideológica sin cuartel sin parangón en la historia, solo comparable con la que se mantiene constantemente contra Cuba.

Los planes de la CIA, muchos de ellos repetidos luego de sus fracasos en Cuba, mantienen su ignominiosa esencia, tal como lo ejemplifica el intento por reverdecer la criminal Operación Peter Pan.

No caben dudas que se quiere revivir de sus olvidados rincones a la Operación Mangosta. Por suerte para los venezolanos, los planes de CIA están destinados otra vez a un rotundo fracaso. Esa es una verdad de Perogrullo.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=92425

¿Concierto de Juanes o paz sin fronteras?

Por: Arleen Rodríguez Derivet*
::

Es lo mismo, pero no se dice igual. Fuera del circuito periodístico, nadie se refiere al suceso de esta semana en Cuba con el título que su creador le dio.

Paz sin fronteras se llamará en los diarios, pero en la memoria de los cubanos se guardará como “el concierto de Juanes”, aunque posiblemente el colombiano sea el de menos kilometraje artístico entre todos los que su proyecto convocó para La Habana.

Hasta la legendaria Plaza de la Revolución, donde este domingo reverberarán los calores de la única estación de la isla, puede dar fe de multitudinarios conciertos con Silvio, Amaury y Los Van Van, por solo citar a los primeros convocados cubanos y contra los que se desató la impotente furia de los dinosaurios de la política anticubana.

Especialmente ladró la jauría contra ellos -que lo pusieron todo, desde el entusiasmo hasta la pelea, para un concierto que no los hará más amados de lo que ya son en Cuba y en el extranjero-, pero también contra el escenario, por ser sólido conjunto -artistas y plaza- de un patrimonio intangible, no ya de la cultura, sino del alma misma de la nación en los pasados 50 años.

Pero vuelvo a la pregunta que motiva el comentario: ¿Paz sin fronteras o Concierto de Juanes? En una isla, cuya soberanía no conoce otra frontera que el perímetro de la base militar yanqui en Guantánamo; donde hace más de 40 años estudian decenas de miles de jóvenes del tercer mundo, y médicos y maestros locales salen a salvar y enseñar por todo el mundo, convencidos de que su patria es la humanidad, el “sin fronteras” es relativamente común.

En cuanto a la paz, difícilmente haya otra tierra, de norte a sur y de este a oeste del planeta, donde la alegría tenga tanto que ver con la ausencia de violencia.

Considerando, por sus antecedentes y por su nombre, que el proyecto de Juanes está destinado a aliviar zonas de conflicto y que ya se ha anunciado que el próximo será en la dramática frontera México- Estados Unidos (¿será detrás o sobre el muro de la ignominia?), lo más cercano en el caso de Cuba, habría sido el Estrecho de Florida, por donde tantas veces, sobre lanchas artilladas, viajó la muerte hasta la isla y donde se perdieron y aun se pierden cientos de soñadores del sueño americano a los que Estados Unidos niega visas para hacer que se lancen al mar, antes en balsas rústicas y más recientemente en las rápidas lanchas del tráfico humano, porque deben tener los pies secos para clasificar.

Con perdón del aliento apolítico del concierto, hablo, por supuesto, de la Ley de Ajuste Cubano, razón actual de la conflictividad del Estrecho de Florida. Pero, claro, Juanes no es Cristo que caminó sobre las aguas. Es sólo un ser humano, nacido y crecido en el país de las fronteras y las violencias, y que a pesar de eso, aún cree en el poder de la amistad, del canto y en los hombres, valores que lo convierten en un revolucionario, según el más revolucionario de los hombres y aunque el propio Juanes no lo sepa.

Por eso Cuba le abrió las puertas. Y aunque los periódicos le llamen de otro modo, para todo el cubano que tenga memoria, este será el histórico concierto de Juanes en La Habana. El canto que derritió los odios de este lado -el que siempre ha puesto las víctimas- al sur del conflictivo estrecho.

*Periodista cubana

Fuente: http://www.telesurtv.net/noticias/opinion/1296/-iquestconcierto-de-juanes-o-paz-sin-fronteras/

Fidel Castro denunció sabotaje de EE.UU. a programas de salud venezolanos

TeleSUR _

El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, denunció al gobierno estadounidense de sabotear los programas de salud que se han planificado entre Venezuela y Cuba, al intentar bloquear la compra de equipos médicos a empresas transnacionales especializadas en este campo.

En sus acostumbradas reflexiones, el ex presidente cubano indicó que, en estos momentos, “Venezuela está más amenazada que nunca por el imperialismo”; por lo cual pidió reforzar la organización, el trabajo y la eficiencia del esfuerzo conjunto no sólo en el sector de la salud, sino también en todos los campos de cooperación mutua.

A continuación, teleSUR presenta textualmente el artículo intitulado “La doble traición de la Philips”, publicado este lunes por Cubadebate.

La doble traición de la Philips

Estados Unidos es el mayor propietario de patentes en el mundo. Ha robado cerebros de todos los países, desarrollados o en desarrollo, que realizan investigaciones en numerosas esferas, desde la producción de armas de exterminio masivo hasta las de medicamentos y equipos médicos. Por ello el bloqueo económico y tecnológico no es algo que sirva solo de pretexto para culpar al imperio por las dificultades propias.

La salud pública es uno de los campos en que nuestro país avanzó más, a pesar de que Estados Unidos sustrajo casi el 50 por ciento de los médicos graduados en la única universidad de Cuba, que ascendían a más de 5 mil, muchos de los cuales carecían de empleo.

En esa área se escribió una de las más hermosas páginas de cooperación internacional de la Revolución Cubana, iniciada con el grupo de médicos que se envió a la recién independizada Argelia, hace casi medio siglo. Aquella política no cesó, y en ese campo tan humano nuestro país goza de reconocimiento universal.

Nadie suponga que fue tarea fácil. Estados Unidos hizo lo posible por evitarlo. Durante el tiempo transcurrido realizó el máximo esfuerzo por sabotearla. Aplicó contra Cuba todas las variantes posibles de su criminal bloqueo económico que, más adelante, en virtud de la Ley Helms Burton, adquirió carácter extraterritorial durante la administración de Bill Clinton.

Cuando el campo socialista se derrumbó, y meses después su principal baluarte, la Unión Soviética, se desintegra, Cuba decidió seguir luchando. Ya entonces nuestro pueblo había adquirido un alto nivel de conciencia y cultura política.

En 1992, Hugo Chávez dirige el levantamiento militar contra el gobierno oligárquico burgués del pacto de Punto Fijo, que durante más de tres décadas había saqueado a la patria de Bolívar. Sufre prisión como nosotros. Visita a Cuba en 1994 y años después, con pleno apoyo de su pueblo, alcanza la presidencia e inicia la Revolución Bolivariana.

El pueblo de Venezuela, igual que el de Cuba, tuvo que enfrentar pronto la hostilidad de Estados Unidos, que programó el golpe de Estado fascista del 2002, derrotado por el pueblo y los militares revolucionarios. Meses después sobrevino el golpe petrolero, que fue el momento más difícil, en el cual brillaron de nuevo el líder, el pueblo y los militares venezolanos. Chávez y Venezuela nos brindaron toda la solidaridad en pleno Período Especial, y nosotros les brindamos la nuestra.

Ya entonces nuestro país contaba con no menos de 60 mil médicos especializados, más de 150 mil maestros experimentados y un pueblo que había escrito brillantes páginas internacionalistas. Después del golpe petrolero comenzó el río de nuestros colaboradores para los programas de educación y salud, y cooperaron con la Revolución Bolivariana en uno de los más profundos y rápidos programas sociales que se haya llevado a cabo en algún país del Tercer Mundo.

Cito estos antecedentes porque son indispensables para enjuiciar la perfidia del imperialismo, y comprender el tema que abordo hoy: la claudicación y la traición a Cuba y Venezuela de quien fuera una conocida y relativamente prestigiosa multinacional europea: la transnacional holandesa Philips, especializada en la fabricación de equipos médicos.

Sobre el tema escribí una Reflexión hace dos años, el 14 de julio de 2007, pero no quise mencionar su nombre. Tenía todavía esperanza de que rectificara.

Habíamos cooperado con el pueblo de Venezuela para crear uno de los mejores sistemas de salud. Allí han prestado sus servicios decenas de miles de médicos especializados y otros profesionales cubanos de la salud. El presidente Hugo Chávez, satisfecho con el trabajo de los primeros contingentes que viajaron a Venezuela para laborar en Barrio Adentro “un programa destinado a llevar los servicios de salud a las zonas urbanas y agrícolas más pobres del país”, en una de sus visitas a Cuba nos solicitó la creación de un programa que pudiera beneficiar a todos los sectores de la población venezolana de clase pobre, media o rica. Surgieron así los Centros Diagnósticos de Alta Tecnología; estos complementarían la tarea de los 600 Centros de Diagnóstico Integral que, como policlínicos de amplios servicios, con sus laboratorios y equipos, apoyarían a los consultorios de Barrio Adentro. Un número elevado de centros de rehabilitación asumirían la humana tarea de enfrentar cualquier tipo de incapacidad física o motora.

En virtud de esa solicitud del Presidente, adquirimos los equipos pertinentes para 27 Centros Diagnósticos de Alta Tecnología, distribuidos en los 24 Estados venezolanos, tres de los cuales por su elevada población llevan dos de ellos.

Es norma nuestra contratar siempre el equipamiento médico con las firmas más prestigiosas y avanzadas a nivel mundial. Procuramos incluso que en los suministros de los equipos más complejos participen por lo menos dos de las firmas más especializadas.

De este modo, los equipos más sofisticados y costosos de imagenología, como el Tomógrafo Computarizado Multicorte, la Resonancia Nuclear Magnética, el Ultrasonido Diagnóstico y otros similares fueron adquiridos a la firma alemana Siemens y a la holandesa Philips. Ninguna de las dos produce desde luego todos los equipos, pero sí algunos de los más complejos y sofisticados. Ambas debían competir en calidad y precio. Adquirimos medios diagnóstico de las dos firmas para Venezuela y para Cuba, donde desarrollábamos un plan similar de servicios médicos, que en los años de pleno Período Especial había recibido muy pocos recursos.

En más de 10 especialidades diferentes adquirimos equipos de ambas firmas para los servicios de los dos países. No señalaré los de la firma alemana Siemens, que cumplió sus compromisos. Me limitaré a Philips; esta suministró equipos para 12 especialidades en las que compartió con la otra firma los más importantes y costosos: 15 Tomógrafos de 40 cortes, 28 de Resonancia Magnética Nuclear de 0,23 tesla, 8 Mesas Telecomando para Urología, 37 Ultrasonidos Diagnósticos 3D, 2 Angiógrafos de Neurología, 2 Angiógrafos de Cardiología, 2 Polígrafos, 1 Cámara Gamma de doble cabezal, 3 Cámaras Gamma de simple cabezal, 250 Rayos X móviles, 1 200 Monitores no invasivos y 2 000 Monitores Desfibriladores.

En total tres mil 553 equipos con un valor de 72 millones 762 mil 694 dólares.

Personalmente participé en las negociaciones de estas compras con las dos firmas.

Los precios discutidos equipo por equipo implicaban importantes reducciones de precio, puesto que se compraban al contado y en cantidades elevadas, uniendo los destinados a Cuba y Venezuela. De otra forma no podrían adquirirse con la urgencia que se requerían, especialmente en ese país, dadas las necesidades acumuladas en los sectores más pobres de su población total, que rebasaba ya los 27 millones de personas.

Estaban destinados los más complejos a los Centros de Alta Tecnología, los menos complejos y abundantes a los Centros Diagnósticos de Barrio Adentro, aunque no eran los únicos a utilizar en esos centros. Casi todos se adquirieron a principios del 2006.

Enfermé gravemente a fines de julio de ese año. La Philips suministró piezas hasta fines del 2006. En el 2007 se detuvo totalmente: ni una sola fue suministrada.

En el mes de marzo de ese año se envió una representación cubana a Brasil, donde estaba la sede de la oficina principal de la firma Philips para América Latina que negoció con Cuba. Comenzaron a explicar sus dificultades. El gobierno de Bush les había exigido la información pormenorizada de los equipos suministrados a Cuba por la firma, alegando que algunos de ellos contenían programas y en ocasiones componentes de patente yanki, y la Philips había entregado la información solicitada acerca de los adquiridos a esa firma para Cuba y Venezuela. Nunca había surgido con ella el menor problema.

El jefe de la Philips en Brasil le dijo textualmente a la representación cubana: “Hay una intransigencia brutal del Gobierno de Estados Unidos en relación a las regulaciones de equipos y las solicitudes de permisos con respecto a Cuba.”

“Yo sé que el problema afecta el plan del Comandante. Nuestra organización está afectada y amenazada. Todas nuestras organizaciones tienen mucho miedo”. De inmediato repite: “tienen mucho miedo”.

Añadieron finalmente que ellos querían cooperar y buscarían fórmulas.

A mediados de julio de 2007, en una llamada Conferencia de la Casa Blanca sobre las Américas, Bush, la Secretaria de Estado y otros líderes del Gobierno de Estados Unidos “hablaron hasta por los codos”, según anunciaba la AP, sobre educación y salud. Parecía irreal. Prometían repartir salud por América Latina.

Pusieron énfasis en el Confort, un viejo portaaviones convertido, según él, en “el mayor barco hospital del mundo”, que visitaría por 10 días cada país de este hemisferio al Sur de Estados Unidos. Ese era su programa de salud. Lo que no dijo es que estaba saboteando en Venezuela el programa de salud más serio que se había propuesto nunca en un país del Tercer Mundo.

A pesar de la coincidencia en fecha no quise abordar directamente en ese momento el problema de la Philips. Esta había prometido en marzo resolver el problema. Tenía todavía esperanza de que rectificara.

Me limité a escribir en esa misma Reflexión: “El problema es que Estados Unidos no puede hacer lo que hace Cuba. En cambio, presiona brutalmente a firmas productoras de excelentes equipos médicos suministrados a nuestro país, para impedir que repongan determinados programas computarizados o alguna pieza de repuesto que tienen patentes de Estados Unidos. Puedo citar casos concretos y el nombre de las firmas. Es repugnante… ”

A pesar de la solemne promesa de la Philips a Cuba, transcurrió el resto del año 2007, los 12 meses del 2008 y casi la mitad del 2009 sin que una sola pieza de los equipos llegara de esa firma.

En junio de 2009, después de pagar una multa de 100 mil euros al Gobierno de Barack Obama, no muy apartado de las normas de su ilustre predecesor, la Philips se dignó comunicar que pronto suministrarían las piezas de sus equipos a Cuba.

Nadie en cambio ha resarcido a los cubanos, ni a los pacientes venezolanos de nuestros médicos de Barrio Adentro y de los que acuden a los Centros Diagnósticos de Alta Tecnología, por el daño humano ocasionado.

Como es lógico, no hemos adquirido un solo equipo más de la Philips desde la última compra a principios de 2006.

Por otro lado, hemos cooperado con Venezuela en la compra de cientos de millones de dólares de equipos médicos para su red nacional de salud, en un variado surtido de equipos sofisticados de alta tecnología procedentes de otras firmas europeas con prestigio, y también japonesas. Deseaba creer que esa firma haría un esfuerzo por cumplir.

Venezuela posee así en su red hospitalaria estatal modernísimos equipos; las más ricas clínicas privadas solo podrían adquirir algunos de ellos. Todo lo demás dependerá ahora de la eficiencia que el país pueda alcanzar en sus servicios. El Presidente de Venezuela está seriamente interesado en lograr ese objetivo. Estimo que haría muy bien si mitiga el hábito venezolano de adquirir equipos médicos norteamericanos, no por su calidad, que es buena, aunque con normas menos exigentes que las de Europa, sino por la entraña de la política de ese país, capaz de bloquear el suministro de piezas como hizo con Cuba.

Desde luego que a los Centros de Diagnóstico de Venezuela, los de Alta Tecnología y otros atendidos por nuestros médicos, hemos enviado equipos de marcas reconocidas en el mundo como las mejores en su especialidad como Siemens, Carl Zeiss, Drager, SMS, Schwind, Topcon, Nihon Kohden, Olympus y otras de Europa y Japón, algunas de las cuales se fundaron hace más de 100 años.

Ahora que la Patria de Bolívar, a la que Martí pidió servir, está más amenazada que nunca por el imperialismo, la organización, el trabajo y la eficiencia de nuestro esfuerzo deben ser mayores que nunca, y no solo en el sector de la salud, sino también en todos los campos de nuestra cooperación.

Fidel Castro Ruz

Septiembre 6 de 2009

7 y 17 p.m.

teleSUR-Pl/ve – FC