Etiquetado: dictadura

Los derechos humanos en Puerto Rico

10 Diciembre 2010

Los derechos humanos

Hiram Lozada (abogado)

Cuando celebramos, hoy 10 de diciembre, el aniversario 62 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Organización de las Naciones Unidas en 1948, hay que recordar que es la base fundamental de nuestra carta constitucional de derechos civiles de 1952 y de posterior legislación de protección social y económica. Para celebrar el evento, lo mejor es ver sus incumplimientos y procurar su efectiva vigencia.

Así hay que señalar que cuando se propone una cuota de $800 para los estudiantes de nuestra universidad pública, en un país donde el 65% de la población vive en la pobreza, se viola terriblemente el derecho a la educación.

Cuando el Gobierno utiliza la fuerza policiaca para invadir y cercar los recintos universitarios y se niega a dialogar con los estudiantes y los profesores, se violan los derechos a la libertad, la justicia y la paz.

Cuando los funcionarios del Gobierno proponen “sacar a patadas” a los estudiantes y profesores que disienten y protestan, propician “actos de barbarie” que menosprecian los derechos del hombre y la mujer.

Cuando la Policía y los cuerpos militares atacan y macanean a los estudiantes, por la mera participación en demostraciones pacíficas, el Estado se convierte en un régimen de tiranía y opresión, repudiado por las declaraciones de nuestra constitución y de las Naciones Unidas.

Cuando el Gobierno propone la construcción de un gasoducto, que cruzará mortalmente nuestros bosques y montañas y amenazará la vida de cientos de miles de personas, se viola la política pública constitucional de proteger al medio ambiente, la vivienda, la salud y a un nivel adecuado de vida.

Cuando el Gobierno criminaliza las protestas, niega y esconde información sobre sus actos y proyectos y utiliza su vasto poder económico para difundir la mentira, viola el derecho a la participación democrática, de información y de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas del país.

Cuando el Gobierno utiliza su poder para comprar conciencias, tomar por asalto las instituciones públicas, llenar de acólitos los tribunales y suprimir la voz de las minorías, destruye el régimen de derecho, descarrila la voluntad del pueblo y viola las exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.

Así cuando el Gobierno es tiránico, ilegítimo, inmoral y antidemocrático, surge, como dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el supremo deber de la rebelión.

Tomado de El Nuevo Dia

Anuncios

¿Chávez quiere re-elección para concretizar su dictadura?

Los medios de comunicación masivos acostumbran a plantearnos las noticias de tal manera que la mayoría de las personas al ver, leer o escucharlas, llegan a una conclusión parecida.

Por ejemplo, como muchos sabemos, durante el 2007 en Venezuela se llevó a cabo un referéndum para cambiar 69 artículos de la constitución venezolana. Entre estos artículos se encontraba el que le permitiría la re-elección al presidente y algunos artículos relacionados a la propiedad.

La mayoría de los analistas coinciden en que la mayoría de los venezolanos no se oponían a la re-elección del presidente, sin embargo, como resultado de la desinformación, sí tenían reservas con los artículos relacionados a la propiedad. Al la votación ser en bloque, la mayoría de los venezolanos optaron por votar “No.”

Al esta ser la realidad, el partido de Chávez decidió convocar a otro referéndum, que se llevará a cabo en los próximos meses, donde se tocará solamente el tema de la re-elección del presidente. Chávez argumenta que necesita otro término para completar a totalidad el plan de trabajo que se propuso su gobierno.

Los medios de comunicación masivos, al tocar este tema, han dejado a la mayoría de las personas con la impresión de que Chávez sencillamente busca estructurarse una dictadura. Sin embargo, el presidente colombiano Alvaro Uribe hizo algo bastante parecido y los medios de comunicación masivos no dejaron a las personas con la misma impresión.

El 1 de diciembre de 2004 se aprobó en Colombia la reforma constitucional que permitió al presidente Uribe aspirar a la re-elección. Uribe argumentaba que necesitaba una presidencia más para completar a totalidad el plan de trabajo de su gobierno. Sin embargo, nadie planteó que se trataba de estructurar dictaduras. De hecho, fue todo lo contrario.

Uribe, el gran amigo del gobierno estadounidense, los tratados de libre comercio y las grandes compañías, fue proyectado como un defensor de la democracia. Mientras que Chávez es proyectado como el enemigo de la democracia y el retorno de las dictaduras militares.

La prensa ha destacado que Chávez anteriormente dijo que no insistiría en el asunto de la re-elección y ahora se encuentra nuevamente luchando por esta reforma constitucional. Sin embargo, la prensa no destaca que Uribe durante su campaña se oponía abiertamente a las re-elecciones presidenciales y luego también las propulsó.

 

Lo más irónico es que Uribe, el supuesto defensor de la democracia, no dejó en manos del pueblo la decisión sobre si él debía o no ser candidato a la re-elección. Sencillamente dejó que su Cámara de Representantes tomará la decisión. Mientras que Chávez, el supuesto enemigo de la democracia, en todo momento ha demostrado que quiere que la decisión la tome únicamente el pueblo, a través de un referéndum.

Evidentemente, a las personas que controlan los medios de comunicación masivos les interesa sembrarnos una opinión. Una opinión que evidentemente favorece ciertos intereses de clase.