Etiquetado: hugo chavez

Venezuela: Peligros de no profundizar la revolución

Venezuela: Peligros de no profundizar la revolución
Escrito por Editorial Lucha de Clases (Venezuela)
Miércoles 11 de Abril de 2012

Para todos los revolucionarios y revolucionarias está perfectamente claro que el año 2012 será un año de grandes desafíos y definiciones. Actualmente la Revolución Bolivariana se encuentra en una encrucijada. O se radicaliza la Revolución y se profundizan los cambios, o la política reformista de sólo regular el capitalismo pero no acabar con él, puede llevar a la Revolución a sufrir una peligrosa derrota en el largo o incluso en el mediano plazo.
Sin embargo, como marxistas que somos, los compañeros y compañeras que nos agrupamos en torno al periódico Lucha de Clases entendemos también perfectamente que existe una enorme reserva de apoyo entre la clase trabajadora y las masas oprimidas a la Revolución Bolivariana y al Camarada Presidente, y que por lo tanto, el pueblo trabajador de nuestro país saldrá a votar masivamente este 7 de Octubre en defensa de la Revolución Socialista.

Ahora bien, no todo es color de rosas. La vanguardia de la clase trabajadora y del movimiento popular, sabe que al frente del proceso revolucionario se encuentran una capa de dirigentes que una vez que han llegado al poder y han adquirido groseros privilegios, han comenzado a dejar de un lado las luchas populares, las luchas que llevan adelante la clase trabajadora y las masas oprimidas para emanciparse de la opresión capitalista y poder así dignificar sus condiciones de vida.

Esta dirigencia reformista, que se contenta con hacerle meras reformas al capitalismo, como fijar controles de precios y establecer regulaciones a la banca privada, pero que no está dispuesta a romper con los capitalistas y a nacionalizar la banca, la industria y los latifundios, para ponerles a producir bajo control de la clase obrera y de las comunidades organizadas a fin de satisfacer todas las necesidades materiales y espirituales del pueblo, constituye actualmente un freno total y criminal para el proceso revolucionario.

Es cierto que las políticas sociales y misiones que ha impulsado el Camarada Presidente han permitido elevar de una manera significativa el nivel y la calidad de vida de nuestro pueblo en materia de salud, educación, alimentación y acceso a la cultura y al deporte, sin embargo, mientras se mantenga intacto el estado burgués, y mientras las grandes palancas de la economía se sostengan en manos de capitalistas, latifundistas y banqueros, es imposible terminar de resolver definitivamente los problemas más acuciantes de las masas como la escasez de vivienda, el acceso al empleo, el transporte, la salud y la seguridad, y mientras se mantenga así esta situación, existirá la posibilidad de un desgaste, desmovilización y apatía por parte de importantes sectores de la población que apoyan a la revolución. La historia nos ofrece crudos y trágicos ejemplos de ello.

Es en este punto donde las elecciones presidenciales del próximo 7 de Octubre jugarán un papel crucial para el proceso revolucionario. Como ya hemos dicho, confiamos en que las masas revolucionarias defenderán hasta el final a la Revolución, antes, durante y después del 7-O, sin embargo, el trabajo contrarrevolucionario que está haciendo la quinta columna burocrática dentro de nuestras propias filas también tiene sus consecuencias. La gloriosa Revolución Sandinista, aunque mucha gente no lo sabe, fue derrotada en las urnas. Daniel Ortega fue el candidato del Frente Sandinista en las elecciones presidenciales de 1989, y a pesar del enorme apoyo popular con el que contaba entre la clase trabajadora y el campesinado, este apoyo no fue suficiente para vencer al candidato de la burguesía en las urnas ¿Cuál fue la razón de su derrota? Una parte importante de las masas revolucionarias, al ver que sus problemas más acuciantes no fueron nunca resueltos por la Revolución, cayeron en la apatía y el desgaste.

Ahora bien, en este caso debemos tomar en cuenta la presión que sobre la conciencia de estos sectores de las masas que apoyaban al FSLN ejerció la guerra civil criminal promovida por el imperialismo norteamericano y la burguesía nicaragüense, sin embargo, hay un factor que fue aún más determinante que éste factor.

La dirigencia del FSLN, al igual que una gran parte de la dirigencia del PSUV, al llegar al poder degeneró burocráticamente como consecuencia de la opulencia en el nivel de vida y los privilegios adquiridos. La antigua dirigencia combatiente, guerrillera y “revolucionaria” del FSLN se volvió reformista, y su único interés pasó a ser el vivir de la revolución y no por la revolución, por lo cual se conformó con dedicarse a hacer meras reformas al capitalismo nicaragüense, sin tener intención alguna de expropiar a los capitalistas, demoler el estado burgués y construir el socialismo.

Si la dirigencia del FSLN hubiese nacionalizado los bancos, expropiado a los latifundistas y entregado las tierras a los campesinos, y si hubiese nacionalizado la industria con participación activa de la clase obrera nicaragüense, tal y como se hizo en la revolución cubana en los 60, el apoyo de los obreros y campesinos nicaragüenses a la revolución hubiese sido tan rotundo y poderoso que sin duda alguna, el imperialismo no hubiese podido derrotar a la revolución ni siquiera utilizando al plan criminal y asesino de los contras. El ejército revolucionario obrero y campesino de Nicaragua, habría hecho morder el polvo al imperialismo más duramente que en Vietnam y Daniel hubiese ganado aplastantemente en las elecciones. Es importante a su vez, señalar que estas no son “elucubraciones” de unos marxistas locos y radicales, como muchos reformistas a veces hacen ver, sino que son tesis basadas en la ciencia histórica, a la que tanto llama a estudiar y aprender el Camarada Presidente.

Las lecciones para Venezuela son claras. He allí los grandes desafíos que tenemos ante nosotros los revolucionarios y revolucionarias. Aún y venciendo el 7-O, debemos radicalizar la revolución a la izquierda de una vez por todas, como única garantía para avanzar de manera contundente hacia el socialismo y asegurar el triunfo definitivo de la revolución bolivariana sobre las fuerzas de la reacción.

Distorsión burocrática de las líneas estratégicas del PSUV

Dadas las expectativas que aun existen por analizar los resultados de las asambleas de discusión de las llamadas cinco líneas estratégicas de acción política del PSUV (que ahora serán seis), es preciso salirle al paso a los síntomas más evidentes de asimilación y neutralización burocrática de la crítica radical a la lógica del partido-maquinaria, que se realizó luego de los problemáticos resultados del septiembre del año 2010.El 20 de diciembre de 2010, el propio Chávez en encuentro con la Dirección Nacional del PSUV, hizo un primer debate sobre las “Líneas Estratégicas de Acción Política” 2011-2012. Allí en presencia de Cilia Flores (primera vicepresidenta del PSUV), Elías Jaua Milano (vicepresidente Región Los Llanos), Nicolás Maduro (vicepresidente Región Sur), Francisco Ameliach (vicepresidente Región Centro Occidental); Aristóbulo Istúriz (vicepresidente Región Oriental), Diosdado Cabello (vicepresidente Región Central), Héctor Rodríguez, Carlos Escarrá, Jorge Rodríguez, Darío Vivas, Érika Farías, Freddy Bernal, Héctor Navarro, Jacqueline Faria, Luis Reyes, María Cristina Iglesías, Alí Rodríguez Araque, Ana Elisa Osorio, Antonia Muñoz, Noelí Pocaterra, Ramón Rodríguez Chacín, Tarek El Aissami, Yelitze Santaella y Rodrigo Cabezas, entre otros integrantes, Chávez señaló las razones por las cuales los años 2011 y 2012 serían cruciales para la Revolución Bolivariana:

La razón central de esta reunión es comenzar la discusión del contenido del documento denominado “Líneas Estratégicas de Acción Política” que es un borrador. Le hemos puesto atención e interés a un conjunto de ideas constructivas. Somos nosotros, desde la Dirección Nacional, con las bases del partido, constructores de una nueva realidad”.

Indicó Chávez que el documento contenía ideas fundamentales para acometer las tareas por llevar a cabo, entre 2011 y 2012, sobre la continuidad política de la Revolución Bolivariana:

Los próximos dos años serán cruciales para la Revolución Bolivariana. Así debe asumirlo la militancia y la directiva del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)”.

Chávez planteó con claridad en aquellos momentos que “más allá del PSUV, tenemos que incrementar esfuerzos de reunificación de las fuerzas patrióticas, nacionalistas, rumbo al Polo Patriótico”. La interpretación del “más allá del PSUV” implicaba deslastrarse de la lógica del partido-maquinaria, superar cualquier tentativa impositiva del PSUV o de cualquiera de las organizaciones políticas que apoyan la revolución bolivariana, dejando atrás el sectarismo, el dogmatismo y el burocratismo, que tanto daño le han hecho históricamente a la construcción de esfuerzos unitarios para una gran plataforma de partidos revolucionarios, movimientos sociales, frentes, colectivos e individualidades denominado ahora “gran polo patriótico”, pero similar a otras experiencias continentales denominadas como “frente amplio revolucionario”.

De alguna manera, la conformación del “gran polo patriótico” es un objetivo superior y principal para abordar las tareas político-estratégicas del año 2012, que el mismo permite avanzar en la “profundización democrática” de la sociedad venezolana, para asegurar el “horizonte socialista”; puesto que de no hacerlo, sería retroceder no sólo al oscurantismo cavernario de la Cuarta República, sino incluso a una “democracia de baja intensidad”, controlada como protectorado neo-colonial de Washington.

Así mismo, Chávez en aquellos días de 2010 reiteró lo fundamental de realizar esfuerzos de “crítica y autocrítica”, de “debatir” sin perder de vista del objetivo superior y prioritario; en fin, llamó a un debate constructivo y con propuestas, que sume y multiplique en el proceso de acumulación de fuerzas revolucionarias, no que reste y divida a las mismas en un proceso suicida de debilitamiento.

Si hay un elemento ético-político que define la “militancia socialista”, es justamente la necesidad de debates honestos de ideas (no de descalificación entre personas, grupos o corrientes), entre quienes consideran el horizonte socialista como un gran proyecto de liberación, democratización, justicia sustantiva e inclusión social. La transición de la cultura política capitalista a la militancia socialista implicaría necesariamente, desde nuestro punto de vista, una sostenida y consistente “reforma intelectual y moral”, una asimilación activa y resignificación de las enseñanzas de Gramsci sobre la construcción de una contra-hegemonía cultural desde el horizonte de lucha y de vida de las clases populares y subalternas, que implicaría una superación de toda una concepción del mundo hegemónica hasta hoy, de sus sistemas de valores, de sus códigos ético-culturales y de sus máximas de conducta.

Desde otro punto de vista, implicaría un vasto esfuerzo de revolución cultural permanente, de contestación radical a los aparatos de hegemonía locales y mundiales, que reproducen día a día la dominación espiritual de las clases dominantes transnacionales a escala del sistema-mundo moderno-colonial; y no sólo enfrentar elementos puntuales de las formaciones ideológicas de los sectores dominantes locales y de sus representantes políticos, retomando el diagnóstico necesario sobre el nuevo carácter del sistema de dominación mundial, su papel en la definición de posiciones y funciones de cada uno de los países, grupos, sectores y clases, en procesos aún visiblemente controlados por el espíritu imperial de re-estructuración funcional al “globalismo neoliberal”. Cambiar la cultura política capitalista es una tarea revolucionaria de profundo calado, con avances y retrocesos, con emboscadas y con inconsecuencias propias, que no debe analizarse de manera superficial.

“Esta primera línea es la esencia del la batalla. Ese el cambio de costumbre y de cultura. Es el más grande de todos los retos de una revolución. Hay que desarrollarlo a partir de la conciencia y los valores. Ahí tenemos que hacer un esfuerzo muy grande. Esa cultura capitalista del egoísmo, del individualismo. Eso hay que combatirlo y desplazarlo con nuevos valores” (Chávez: 20 de diciembre de 2010).

Este cambio de costumbres, hábitos, usos e imaginarios no se decreta ni se impone desde “concepciones bancarias” (Freire dixit) que reproducen la acción cultural de las clases dominantes transnacionales o locales. Implica poner en la escena una contracultura insurgente como clima espiritual de la potencia plebeya, proyectar todo un nuevo modo de vida, relación y convivencia, que pasa inevitablemente por superar el profundo troquelado de nuestra específica cultura capitalista (rentista pero capitalista), fuertemente enquistada y sedimentada en nuestras relaciones, prácticas, hábitos, representaciones, actitudes y discursos.

El espíritu del capitalismo (con su búsqueda incesante de acumulación de Capital con base a la explotación y la dominación de otros seres humanos) debe reconocerse en primer lugar encarnado en nuestra vida cotidiana, en nuestras prácticas, en nuestras instituciones, en nuestras lógicas de vida, incluso en nuestras instituciones políticas.

Por tanto, superar la cultura política capitalista implica superar también la estructura de mando político que la reproduce, concebir la política mucho más allá del cálculo de cuotas de poder y privilegios, superar las lacras de la corrupción de lo político, como las denomina Enrique Dussel, cultor latinoamericano de la Filosofía de la Liberación, bastante alejado por ciertos de muchos dogmas y razonamientos de la vieja izquierda de aparato latinoamericana:

“Habría que intentar en primer lugar debatir sobre lo que lo político “no es”, para despejar el campo positivo. Lo político no es exclusivamente ninguno de sus componentes, sino todos en conjunto (…).Hay que saber describirla como totalidad. (…) Lo político como tal se corrompe como totalidad, cuando su función esencial queda distorsionada, destruida en su origen, en su fuente.” (Dussel: 20 tesis de política)

“La corrupción originaria de lo político, que denominaremos el fetichismo del poder, consiste en que el actor político (los miembros de la comunidad política, sea ciudadano o representante) cree poder afirmar a su propia subjetividad o a la institución en la que cumple alguna función (de allí que pueda denominarse “funcionario”), sea presidente, diputado, juez, gobernador, militar, policía, como la sede o la fuente del poder político. De esta manera, por ejemplo, el Estado se afirma como soberano, última instancia del poder; en esto consistiría el fetichismo del poder del Estado y la corrupción de todos aquellos que pretendan ejercer el poder estatal así definido. Si los miembros del gobierno, por ejemplo, creen que ejercen el poder desde su autoridad auto-referente (es decir, referida a sí mismos), su poder se ha corrompido.” (ibid)

Olvido, encubrimiento u ocultamiento de la fuente del poder: el poder constituyente o instituyente del pueblo o la comunidad. Aquí Dussel nos propone asumir una crítica radical de la cultura política del capitalismo (y de los socialismos burocráticos), comprendiéndola como crítica radical al fetichismo del poder, crítica radical al fetichismo de la representación, como crítica de aquellos que creen ejercer el poder desde la auto-referencia de su autoridad.

Continua Dussel: “¿Por qué? Porque todo ejercicio del poder de toda institución (desde el presidente hasta el policía) o de toda función política (cuando, por ejemplo, el ciudadano se reúne en cabildo abierto o elige un representante) tiene como referencia primera y última al poder de la comunidad política (o del pueblo, en sentido estricto). El no referir, el aislar, el cortar la relación del ejercicio delegado del poder determinado de cada institución política con el poder político de la comunidad (o pueblo) absolutiza, fetichiza, corrompe el ejercicio del poder del representante en cualquier función.”(ibid)

En palabras más llanas: ejercicio del poder como privilegio, como cuota de poder, como autoridad no sometida a legitimación popular, no como servicio o ejercicio delegado por la comunidad o por el pueblo:

“La corrupción es doble: del gobernante que se cree sede soberana del poder y de la comunidad política que se lo permite, que lo consiente, que se torna servil en vez de ser actora de la construcción de lo político.” Doble responsabilidad que pasa por una doble interpelación y control del poder:

“El representante corrompido puede usar un poder fetichizado por el placer de ejercer su voluntad, como vanagloria ostentosa, como prepotencia despótica, como sadismo ante sus enemigos, como apropiación indebida de bienes y riquezas. No importa cuáles aparentes beneficios se le otorguen al gobernante corrompido, lo peor no son los bienes mal habidos, sino el desvío de su atención como representante: de servidor o del ejercicio obediencial del poder a favor de la comunidad se ha transformado en su esquilmador, su “chupasangre”, su parásito, su debilitamiento, y hasta extinción como comunidad política.” (ibid)

La corrupción de lo político se transforma en proceso de extinción de la comunidad política. En esto consiste a largo plazo, sin duda, la “profesionalización” de la política, lo que llamamos la “representación” en la cultura política capitalista: “corrupción política profesionalizada”: lucha por sus propios intereses, por sus propias siglas, por sus propias cuotas de poder, por sus propios espacios de control de recursos y decisiones, ya sea de un individuo (el dictador), de una clase (como la burguesa), de una élite (como los criollos), de una “tribu” (herederos de antiguos compromisos políticos), de unos representantes sin mandato imperativo de sus bases sociales, son todos corrupción política.

Bajo este prisma conceptual de Dussel, resulta incongruente ponerse a debatir sobre cambios en la cultura política capitalista, criticar la democracia representativa, criticar las cúpulas o cogollos cuarto-republicanos, para terminar ahogándose en la orilla de procedimientos tan burdos como la “cooptación”, método de “democracia interna”. Para que esto sea aceptado se ha consumado lo que Dussel denomina doble corrupción. Termina siendo una contrasentido de aquella frase: “Con las bases me resteo”. Por cierto, no se trata de invocar elecciones primarias para cualquier cosa, sino de poner en cuestión el acto de desechar la interpelación cara a cara de una asamblea comunitaria, de una asamblea popular, de una política (al menos) de consulta abierta con las bases populares. Entonces, el primer síntoma de neutralización burocrática de las llamadas líneas estratégicas de acción política, ha sido un acto de maquinaria avalado por el propio Chávez (de acuerdo a la evaluación de circunstancias), se llama cooptación.

¿Cómo transformar la lógica del partido-maquinaria en partido-movimiento, si comenzamos por utilizar las peores artimañas de un partido-maquinaria, si el primer acto de “cuestionamiento” de la cultura política capitalista es su reproducción ampliada? Si sabemos lo que es una asintota, mientras luchemos con las armas melladas de la cultura política capitalista, nuestra aproximación a la militancia socialista será igual a cero: sólo espejismo, ficción y simulacro.

Pero adelante, supongamos de buena fe que (producto de una evaluación sopesada de circunstancias) un estrato de virtuosos no contaminados por el “fetichismo del poder” en la dirección del partido, van a utilizar adecuadamente el procedimiento de cooptación para beneficio del colectivo, de la comunidad y del pueblo. Sigamos adelante: ¿Estamos transformando acaso la concepción del poder como fetiche, como elemento de dominación, para crear instituciones (la potestas) al frente de las cuales surgirán unas autoridades relativas, que administren ese poder mandando en obediencia con los designios del pueblo (poder obedencial) y no mandando, afirmándose en sí mismos como origen soberano del poder?

Si la respuesta es afirmativa, creo que estaríamos avanzando en transitar de la cultura política capitalista a la militancia socialista; si no es así, estamos chapoteando en pleno charco de la “cultura política capitalista”. Al menos, dentro de la interpretación de Dussel. Obviamente, Dussel también se puede equivocar.

Pero también hay corrupción de lo político cuando desconocemos el principio de la soberanía popular directa en nuestra carta magna (art.5), cuando ya no tenemos un apego apasionado a los mas hermosos valores, principios y normas que sellaron nuestro compromiso con el proceso popular constituyente activado en 1998, cuando hacemos trizas la democracia participativa, cuando la llamada “democracia protagónica revolucionaria” (Plan Nacional Simón Bolivar) deriva en “mandar obedeciendo al poder constituido”, al poder auto-referente, cuando la política revolucionaria, al burocratizarse, es síntoma de conversión de sus autoridades en “oligarquías”.

La mejor manera de mirar la decadencia de una revolución con bases plebeyas y populares, es mirarse en el espejo histórico de aquella tan olvidada y tan citada “Revolución Mexicana”, observar paso a paso en que consiste la institucionalización de una revolución: experimentar en todos sus detalles la película de su corrupción.

El Partido Socialista Unido de Venezuela podría evitar este trágico trayecto y desenlace, podría ser aun propulsor de la participación directa del pueblo y un instrumento amplio, eficaz y certero para la construcción de la democracia socialista y participativa. Podría ser uno de los ejes organizativos ejemplares en la conformación de una nueva cultura política socialista, nacionalista, antiimperialista y revolucionaria en el “gran polo patriótico”, si asume con honestidad (sacudiéndose el letargo y muchos auto-engaños) no a una “retórica de auto-crítica”, sino de una vasta campaña de rectificación y reimpulso de arriba-abajo: desde su presidente; es decir, Chávez en plena recuperación, pasando por todos los órganos de dirección, hasta llegar a los llamados órganos de base, como lo son las patrullas, ahora nuevamente alistadas, registradas y llevadas a un plan de etapas de activación política similar al conducido por el “Comando Bolivar-200”.

Esa rectificación y reimpulso podría ser el motor de una vasta participación, que podría ser democrática y plena, de trabajadores y trabajadoras, campesinos y campesinas, jóvenes, intelectuales, profesionales, artistas, mujeres, pequeños y medianos productores del campo y de la ciudad, pueblos indígenas y negritudes insumisas, si el esfuerzo por incluir, reunificar, reagrupar no reproduce los vicios de la lógica del partido-maquinaria en la conformación y funcionamiento de todos sus órganos del poder, en la elaboración, discusión y resolución de programas y estrategias, en la promoción y elección de sus voceros, delegados y direcciones, en igualdad de condiciones, para lograr conformar una dirección colectiva del proceso revolucionario condensada en la conformación del gran polo patriótico. ¿Podría serlo?

Digamos que si, a condición de tomarse en serio las propias líneas estratégicas de acción política, no en convertirlas en un documento de “acato pero no se cumple”. Sobremanera cuando se habla de convertir la maquinaria del PSUV en un partido-movimiento, es decir, al servicio diario del pueblo. Estamos casi convencidos de que se está haciendo todo lo necesario para crear las condiciones de una derrota estratégica de la revolución, si en vez de alinear todos los esfuerzos en la dirección de la conformación del gran polo patriótico, se pretende priorizar y consolidar la lógica del aparato-vanguardista y de la maquinaria electoral en el seno del PSUV.

Si las anunciadas transformaciones del documento de las líneas estratégicas de acción política apuntan a debilitar una cada vez más necesaria y profunda política de alianzas entre partidos revolucionarios, movimientos sociales, colectivos e individualidades, fortaleciendo en cambio el horizonte exclusivo de un partido-maquinaria, entonces tendremos un escenario desfavorable para una victoria contundente en el año 2012.

Cuando Chávez ha hablado de la segunda línea para convertir la maquinaria del PSUV en un partido-movimiento, al servicio de las luchas populares por satisfacer las necesidades humanas y no sólo para enfrentar eventos electorales, al menos ha quedado claro que: “Esto es muy importante porque ahí está el MVR (Movimiento Quinta República) que terminó siendo una maquinaria sólo electoral. Es una derivación peligrosa, porque el MVR se alejó de las luchas cotidianas del pueblo. Eso no podemos permitir que suceda con el PSUV. Hay que atacarlo desde ahora mismo”.

¿Acaso se esta atacando? La constitución del gran polo patriótico, como una audaz política de reunificación, re-politización y re-polarización implica contar con organizaciones políticas que sean algo más que aparatos vanguardistas o maquinarias electorales. El llamado a las corrientes, a movimientos sociales, a fuerzas patrióticas y nacionalistas a sumarse con aportes a un gran polo patriótico debe pasar por el prestigio y la credibilidad de sus impulsores, implica asumir que los vicios del sectarismo, el oportunismo, el burocratismo y el dogmatismo están siendo efectivamente erradicados. Esto implica crear espacios e instancias para apalancar una crítica construyendo alternativas, en la onda incluso de un Chávez abierto a voces críticas:

“Le hago un llamado a todas las corrientes y movimientos. Mientras más críticos, más me gusta. El llamado a todos los sectores de la vida nacional. Sin sectarismos. Vistámonos de humildad. Se lo digo a todos los militantes del partido. El partido no puede tomar la actitud del mandamás. Es partido es un sistema abierto re-unificador y potenciador. Aquí hay dos caminos: Este que llevamos (socialismo) o retrogradar y sería una catástrofe que nos lleven al pasado”.

Si con honestidad, se esta re-pensando el nuevo mapa estratégico: ventana táctica”, es importante salirle al paso a visiones tan estrechas como concebir el “partido-movimiento” como si se tratara de una “maquinaria en movimiento”. ¿Será acaso el gran polo patriótico una gran aglomeración de “maquinarias en movimiento”?

Seria una gran irresponsabilidad política (nuestra historia ha demostrado que si son posibles grandes irresponsabilidades políticas en el seno de la izquierda en el siglo XX), despachar bajo la lógica del partido-maquinaria los inmensos retos estratégicos de la reunificación de las fuerzas patrióticas, democráticas y revolucionarias, con mira a la conformación del gran “Polo Patriótico”.

Sin autocrítica socialista, no podrá colocarse la revolución al lado de la gente, en acompañamiento espiritual “para sufrir y ser interpelado por el pueblo, que es el dueño del poder verdadero”. Y esto lo decimos por las siguientes razones:

  1. Se enumeran constantemente las fallas: burocratismo, oportunismo, sectarismo, nepotismo, gradual alejamiento de la base bolivariana, imposición de los dirigentes, falta de compromiso, pasividad de la militancia, protagonismo individualista, elitismo, corrupción, desinformación, exclusión, deslealtad, falta de formación ideológica, pero, ¿cuáles son las medidas concretas de corrección, sus responsables, su plan de acción, su cronograma de ejecución, sus resultados?
  2. Se prioriza actualmente la tesis del “desarrollo orgánico del partido”, suponiendo que la formación ideológica en cursos y talleres a cuadros medios y de base es condición suficiente para el trabajo político de masas, además de lograr los correctivos y la vinculación social directa con las diversas instancias del poder popular, cuando han sido las instancias de dirección del partido las que hacen gala del mayor distanciamiento y desvinculación con los problemas de las comunidades y las demandas populares.
  3. La conducta ejemplar, la alta moral, la inserción activa en la agenda de luchas populares y la ética del compromiso de las instancias de dirección del partido, es una condición necesaria para reimpulsar, re-politizar, re-unificar y re-polarizar con base a la construcción de mayorías en la actual coyuntura.
  4. El debate ideológico y la atención a los problemas, necesidades y demandas sentidas del pueblo no son dos aspectos separados del trabajo político. Conocer y aplicar estatutos, declaración de principios, bases programáticas del partido, preocupados por el “funcionamiento orgánico del partido”, no es excusa para abandonar el trabajo político con aquellos sectores que no siendo “militantes orgánicos” del PSUV, forman las grandes mayorías del pueblo, incluyendo sectores, colectivos y movimientos con organización social de base, pero además con los que aun siguen siendo vistos como “beneficiarios” de políticas y no como “protagonistas de las transformaciones”.
  5. La preocupación soterrada por activar “tribunales disciplinarios” puede ser un síntoma de perdida de capacidad para articular voces descontentas, procesar diferencias, articular demandas insatisfechas, buscar “chivos expiatorios” ante la perdida de conexión entre las estructuras orgánicas del partido con las problemáticas populares, acusando cualquier manifestación de malestar como casos o eventos de indisciplina, deslealtad, e incluso traición.
  6. Se presupone que la transformación socialista depende casi exclusivamente del instrumento-partido, sin tomar en consideración la significación y autonomía de los movimientos sociales, las organizaciones populares de base, las formas organizativas propias de los trabajadores, campesinos, profesionales, pobladores, estudiantes, mujeres, indígenas y otros colectivos de lucha. Volvemos a la vieja tesis de que el partido-aparato que dirige y coloniza todo un correaje de organizaciones de la sociedad, que fungen de “masa de maniobra”.
  7. El control de manera continua en el tiempo de cargos de dirección o de gobierno por las mismas personas ha generado cuotas de poder y control de recursos, que imponiendo lealtades personales han impedido el ejercicio efectivo de la democracia interna del partido, limitando la actuación y promoción de liderazgos naturales de base, generando un sistema de clanes y caudillos internos con cargos casi vitalicios en el partido, gobernaciones, alcaldías y órganos del poder nacional.
  8. La dinámica del partido se agota en su funcionamiento interno, en sus estructuras orgánicas, en la gestionalización de lo político, en reuniones de información y coordinación internas, en vez del trabajo político con las comunidades y frentes sectoriales de lucha del pueblo. El partido se va auto-confinando, se aleja de las demandas populares, se concibe a sí mismo como ente separado y superior al pueblo, que se impone sobre “masas sin conciencia ideológica”. Se concibe al pueblo como clientela-beneficiaria y no como protagonista del cambio, y al partido como alcabala de favores y prebendas.
  9. Se omite cualquier tesis del partido como escuela para el servicio público, para desplegar una permanente política de alianzas y relaciones de mutuo apalancamiento y respeto con los movimientos sociales, con las comunidades, con las organizaciones reivindicativas de los trabajadores y trabajadoras, campesinos y campesinas, estudiantes, empleados públicos, profesionales, pueblos indígenas, mujeres y todo el conjunto de organizaciones de ciudadanos y ciudadanas. Sin esta política de animación y apalancamiento popular, la lucha cotidiana por transformar las condiciones de vida, satisfacer necesidades humanas, canalizar respuestas institucionales y de corresponsabilidad social, convierten al partido en una suerte de peaje o alcabala de la relación entre pueblo y gobierno.
  10. El partido es percibido como un ente que no incluye, que no convoca, que no incorpora, que no suma a la causa revolucionaria a movimientos y sectores de la población que se mantienen al margen de la política, que están hastiados o desilusionados por ser tratados como “beneficiarios” o “rebaño electoral”; y no como protagonistas de la “profundización democrática de la sociedad”.
  11. El partido no visibiliza, ni se hace eco ni canaliza las demandas insatisfechas del pueblo, pues se auto-representa como partido de gobierno, no interpela críticamente a los órganos del estado ni a sus responsables por obstaculizar el acceso a la satisfacción de demandas o necesidades sociales.

Estas y otras razones están bloqueando tanto una rectificación interna del PSUV como el avance en la constitución de un Gran Polo Patriótico, hecho que trasciende por mucho las instancias partidistas, ya que de hecho implica el despliegue de una política revolucionaria (de alianzas y articulaciones de fuerzas, movimientos sociales, grupos e individualidades) más allá de los partidos políticos revolucionarios.

Si el gran polo patriótico no se concibe más allá de los cálculos electorales, y se inscribe en un proyecto articulador de contenido estratégico para la construcción del socialismo bolivariano, democrático y revolucionario, construyendo aceleradamente espacios e instancias del poder popular, así como de defensa de la soberanía nacional y de radicalización democrática de la sociedad venezolana, entonces el futuro del avance revolucionario quedará confinado a la defensa y preservación de las conquistas sociales logradas hasta la actualidad. Para salir de estos estancamientos que le sirven la mesa al avance de la derecha y los intereses imperiales, es preciso salir del charco de la lógica del partido-maquinaria, conjurar el vanguardismo, acumular fuerzas para un frente amplio revolucionario que se inspire de nuevo en la potencia plebeya de diferentes frentes sociales, de carácter sectorial y territorial, que en su capacidad constituyente puedan crear nuevas situaciones que consoliden un auténtico horizonte socialista renovado
Tomado de http://www.rebelion.org/noticia.php?id=136297&titular=distorsi%F3n-burocr%E1tica-de-las-l%EDneas-estrat%E9gicas-del-psuv-

Ley Universitaria de Venezuela crea Carta de Derechos del Estudiante y democratiza la educacion universitaria

Por James Suggett

Publicado el 24 de diciembre en Venezuelanalysis.com

Traducción por Idialectica

 

 

Mérida, 24 de diciembre de 2010 (Venezuelanalysis.com) – Mientras los estudiantes en los Estados Unidos y Europa protestan contra el alza de la matrícula y la falta de fondos para la educación pública a nivel universitario, la Asamblea Nacional de Venezuela ha aprobado una ley sin precedentes para incluir profesores, estudiantes, trabajadores y miembros de la comunidad universitaria en la toma de decisiones y eliminar las barreras a la educación universitaria.

 

La ley se basa en el principio de que el gobierno tiene la responsabilidad de proporcionar de manera gratuita y de alta calidad, la educación pública desde la infancia hasta el pregrado universitario. Este principio está establecido en el artículo 103 de la constitución de la nación.

 

La ley dice que los estudiantes tendrán el derecho a la igualdad de voto en la elección de autoridades universitarias, en la evaluación de profesores y participar en la auto-evaluación, expresar libremente sus opiniones, acceso a los registros administrativos de la universidad, y recibir una amplia gama de servicios, incluyendo vivienda, transporte, comidas, atención de salud y un estipendio mensual, entre otros derechos.

 

La ley también establece una serie de consejos universitarios que han de ser elegidos en cada universidad a través de un sistema democrático donde una persona equivaldrá a un voto y que incluye a estudiantes, profesores, administradores, trabajadores asalariados, y otros miembros de la comunidad universitaria.

 

Esto incluye un Consejo de Defensores de la Universidad Pública y un Consejo Defensor del Pueblo para auditar y supervisar el presupuesto universitario y la administración. Asimismo, cada recinto universitario elegirá un órgano legislativo de representantes llamado la Asamblea de Transformación Universitaria que trabajará con el Consejo Nacional para la Transformación Universitaria para gestionar los cambios en la estructura administrativa del sistema de universidades públicas y sus programas de acuerdo con la nueva ley y la Constitución.

 

Anterior a la aprobación de la ley, las universidades estaban dirigidas por un grupo más pequeño de autoridades llamado Consejo Universitario que se elegía en un sistema que le daba más peso mediante votos a autoridades superiores y le daba virtualmente ningún poder a estudiantes o trabajadores.

 

La nueva ley explícitamente defiende el principio de autonomía de la administración de la universidad pública, que tiene el mandato por el artículo 109 de la Constitución Nacional. Este principio se inspiró en la profunda historia de Venezuela de mortal represión política y la resistencia en los campus universitarios, especialmente durante la dictadura derechista, respaldada por Estados Unidos, que terminó en 1958 y el período posterior de la democracia representativa.

 

Pero la interpretación jurídica de la autonomía ha cambiado bajo la nueva ley, de acuerdo con Alberto Castelar legislador del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Dijo que las universidades públicas ahora tendrán “autonomía co-responsables, lo que significa que las autoridades universitarias no pueden ir y hacer lo que quieran.”

 

La autonomía universitaria será “más profunda” porque la nueva ley aumenta la participación de las partes anteriormente excluidos de la comunidad universitaria, de acuerdo al legislador María de Queipo, quien encabeza la Comisión de Educación, Cultura, Recreación y Deportes en la Asamblea Nacional.

 

Ayer, varias organizaciones estudiantiles incluyendo los capítulos M-28 y el movimiento estudiantil del PSUV realizaron manifestaciones en diferentes partes del país en favor de la ley. Vicente Moronta, dirigente del M-28, dijo a la agencia estatal de noticias AVN que aquellos que se oponen a la nueva ley “consideran la educación como una mercancía, no un derecho humano.”

 

En el estado central de Lara, el dirigente estudiantil del PSUV Erick Prado dijo: “El movimiento estudiantil ha luchado durante décadas en favor de una educación más democrática e inclusiva, desde mucho antes que la revolución llegó al poder.”, Y agregó que la nueva ley ayudará a “democratizar la universidad”.

 

Mientras tanto, líderes de la oposición política y organizaciones de estudiantes realizaron una marcha en Caracas ayer para protestar contra la nueva ley.

 

Diego Scharifker, el jefe de la Federación Estudiantil Universitaria, dijo a Prensa Asociada que la ley “impone el socialismo como ideología única y acaba con la autonomía universitaria, ya que concentra todos los poderes en el ministro de educación superior.” Estudiantes llevaban pancartas llamando al presidente Hugo Chávez “dictador” y refiriéndose a su gobierno como un “gobierno totalitario”.

 

Manifestantes de oposición señalaron que la parte de la ley que dice: “La educación universitaria es parte del trabajo no enajenado que consolida el modelo de producción socialista”, y la parte que dice que la autonomía implica la libertad académica sino que también debe ejercerse “de conformidad con el Plan Nacional de Desarrollo para el fortalecimiento, consolidación y defensa de la soberanía y la independencia de la patria. “

 

La policía y la Guardia Nacional disolvió la manifestación con un cañón de agua y “pellets” de plástico después de que las autoridades dijeron que los estudiantes no tenían un permiso para extender la marcha más allá de los límites del campus universitario.

 

La rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Cecilia García Arocha, llamó a la desobediencia

generalizada de la ley y dijo que la UCV iniciará clases el próximo semestre de acuerdo a la ley universitaria antigua. “Este es el comienzo de la resistencia”, dijo al defender la decisión de los estudiantes de oposición para marchar más allá de terrenos de la universidad.

 

A pesar de que todas las universidades públicas de Venezuela ya cuentan con matrícula gratuita y de prestación de servicios como el alojamiento gratuito, transporte y comidas, la tendencia sigue siendo para los estudiantes ricos a ser admitidos a las tradicionales universidades públicas autónomas, mientras que los estudiantes más pobres asistan a la creciente Universidad Bolivariana de Venezuela, que fue creado por el gobierno de Chávez y tiene una administración abiertamente pro-revolución.

 

La aprobación de la nueva Ley de Educación de la Universidad se produce pocos días antes de una nueva Asamblea Nacional con una oposición que representará un 41% de la misma, y que reemplazará a la actual Asamblea Nacional, que es casi totalmente controlada por el PSUV.

 

Socialismo venezolano: ¿de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba?



Primero quiero mencionar un proyecto empresarial venezolano que ha salido a relucir a través de la controversia de Wikileaks y luego quiero mencionar las leyes orgánicas recién aprobadas en Venezuela. La información de ambos temas la conseguí en venezuelanalysis.com. En ese contexto, luego me gustaría reflexionar un poco sobre el experimento socialista venezolano.


La Arepera Socialista

En la reciente controversia de WikiLeaks salió a relucir un “cable” estadounidense en el que discutían a fondo la Arepera Socialista creada en Caracas. Recientemente en Puerto Rico se están comenzando a vender arepas venezolanas pero para los que aun no sepan lo que son, se trata de una tortilla de maíz bastante gruesa que se come sola o con algún relleno como pollo, carne o queso. Culturalmente, son el equivalente a lo que son para nosotros frituras como las empanadillas o las alcapurrias. A través de la Corporación de Mercados Socialistas (COMERSO) se creo la Arepera Socialista en el Parque Central de Caracas, y los diplomáticos estadounidense que aparentemente la visitaron comunicaban al exterior lo sorprendentemente más eficiente y más barata que era comparada a las demás areperas de la ciudad. COMERSO tiene como objetivo ser canal de comercialización de los productos elaborados por las comunas, las fábricas socialistas y las empresas recuperadas del sector privado. Además, deberá incentivar la propiedad socializada en los medios de distribución (además de los de producción) para colaborar en la transición hacia el socialismo.

Leyes Orgánicas del Poder Popular

Por otro lado, en Venezuela ya se han aprobado cuatro de las cinco “leyes para el poder popular” que tienen como fin transformar las estructuras estatales de planificación y toma de decisiones para involucrar a más organizaciones de base. Las cinco leyes que conforman el bloque son: La Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica de Planificación Pública, la Ley Orgánica de Comunas, la Ley Orgánica de la Auditoria Social y la Ley Orgánica para el Desarrollo y Promoción de la Economía Comunal.

Me interesa discutir tres de estas: la Ley Orgánica de la Planificación Publica, la Ley Orgánica del Poder Popular y la Ley Orgánica de las Comunas. Las tres ya fueron aprobadas. Entre los objetivos de estas leyes se menciona la descentralización del poder, la propiedad colectiva, la autonomía, y organizar el Consejo de Gobierno Federal como encargado de planificación.

El Consejo Federal de Gobierno fue creado oficialmente a principios de este año y se compone de los ministros, alcaldes, gobernadores, representantes de los consejos comunales y representantes de movimientos sociales. El consejo tiene entre sus tareas coordinar el presupuesto nacional.

Sin embargo, más allá de la reunión a nivel nacional, se ha reunido a nivel local con los consejos comunales para discutir la asignación de fondos y recursos para proyectos específicos que son de un interés colectivo, tales como obras públicas, escuelas y hospitales.


“Para ser capaz de poner fin al estado burgués que todavía tenemos, tenemos que crear condiciones para el desarrollo de un estado comunitario, colectivo, democrático, protagónico y revolucionario. Es decir, para crear un estado que no permite que el poder se concentren en manos de unos pocos privilegiados “, dijo el legislador venezolano Augusto Montiel explicando la necesidad de las leyes.

Según la prensa de la Asamblea Nacional, el bloque de leyes estaba abierto a “una amplia consulta nacional” con la participación del ministro para las comunas, consejos comunales, legisladores y el presidente de Venezuela.

Ley Orgánica del Poder Popular

El legislador Ulises Daal dijo que esta ley, con sus 134 artículos, se refiere a la participación directa de las comunidades en la gestión pública, y que ese concepto fue apoyado por el artículo 5 de la Constitución.

El artículo 7 de la ley establece que uno de los objetivos de la misma es “promover el fortalecimiento de la organización de personas de conformidad con la consolidación de la democracia protagónica revolucionaria … y la creación de formas de auto-gobierno comunales y comunitarios. ”

Las organizaciones productivas de propiedad social (empresas de propiedad obrera, comunitaria o comunal) deben tener prioridad cuando cualquier organización del poder público necesite de bienes, servicios o trabajos realizados, como se indica en el artículo 29 de la ley aprobada.

La Ley define las organizaciones de poder popular como organizaciones que surgen cuando las personas se organizan en función de dónde viven o de su vida cotidiana, formando organizaciones integradas por ciudadanos con intereses y objetivos comunes con el fin de superar las dificultades y promover el bienestar colectivo. Organizaciones autónomas del poder popular son los consejos comunales y las comunas.

Daal, dijo que mientras la gente se organiza a través de estas formas de autogobierno, “Nadie será capaz de quitarle el poder a la gente”.

Ley Orgánica de Planificación Pública

Esta ley incorpora los consejos comunales y las comunas en el sistema de planificación nacional.

“Esta ley tiene como objetivo sentar las bases para la planificación que permita la administración de los recursos de manera eficiente, para lograr entonces una distribución justa de la riqueza”, dijo Daal.

El Sistema Nacional de Planificación Pública esta compuesto por los consejos de planificación publica del  estado, de los municipios, de las comunas, de los consejos comunales y el Consejo Federal de Gobierno.

La ley, según el informe, prevé la participación amplia y de masas en la determinación de objetivos de los planes, su aplicación y revisión futura.

La Ley Orgánica de Comunas

Se compone de 65 artículos relativos a la creación y organización de las comunas en el país, así como la formación del Parlamento Comunal que figuras de la oposición temen que un día desplace a la Nacional Asamblea.

Como se informó en el diario venezolano El Nacional, la Ley Orgánica de Comunas define estas estructuras sociales como “entidades locales formadas por varias comunidades que comparten las mismas características e intereses, con un régimen en el que los medios de producción son propiedad socializada y con un desarrollo endógeno y sostenible del modelo. “

Cada comuna tendrá Carta Fundacional (normas establecidas por la comunidad), un Banco de la Comuna, un Plan de Desarrollo de la Comuna y un Consejo de Planificación de la Comuna. El gobierno local y regional se debe someter al “Poder Popular, operando en la medida en que sea necesario para poner en práctica la voluntad del pueblo expresada a través de las comunas. A nivel nacional, todas las comunas estarán representadas en un parlamento nacional Comunal.

Últimos Comentarios

Tras el fracaso de la Unión Soviética y su modelo de capitalismo de estado o “socialismo desde arriba,”en los movimientos de izquierda ha cogido auge el concepto del “socialismo desde abajo” junto al de la democracia participativa. La llamada Revolución Bolivariana que ocurre en Venezuela choca con esta tendencia. A pesar de que el proceso en Venezuela enfatiza en la democracia participativa, intenta construir el socialismo a través del estado, con leyes y constituciones, desde arriba. Los socialistas “desde abajo”se oponen al proceso bolivariano porque el socialismo que intentan construir en Venezuela no surgirá como el producto de un movimiento de masas organizadas desde abajo, construyendo el poder desde abajo.

Los bolivarianos contrargumentan que la Revolución Bolivariana sí es desde abajo. Primero, la organización y movilización de masas contra el presiente neoliberal Rafael Caldera fue lo que dio paso a la victoria electoral del proyecto político de Chávez. En otras palabras, no fue el proyecto político de Chávez que propicio la organización de las bases, sino que las bases organizadas y movilizadas propiciaron la victoria electoral de Chávez y su proyecto. Además, el proyecto siempre ha hecho hincapié en que las bases sean participativas y protagónicas en el proceso. En otras palabras, los partidarios del socialismo venezolano consideran que no se puede plantear que el proceso en su país es otro intento del socialismo parlamentarista europeo o el socialismo soviético centralizado sino que es algo sumamente distinto.

Las personas que han visitado las comunidades venezolanas o que por lo menos han visto documentales como Inside the Revolution o South of the Border han visto que las comunidades venezolanas y los trabajadores venezolanos son los protagonistas de los cambios en ese país. Nadie puede argumentar que se trata de un proceso en el que la gente sigue las órdenes del gobierno mientras este se encarga de construir su concepción de socialismo. La gente esta organizada, militante, combativa, y participando activamente de la construcción del socialismo en sus empresas y en sus comunidades.

Entonces, ¿el socialismo venezolano se esta construyendo desde arriba o desde abajo? Yo pienso que de ambas maneras. A través de la historia han habido intentos de construirlo genuinamente desde abajo y han habido intentos de construirlo plenamente desde arriba. Todos los intentos han fracasado. Un sector del movimiento socialista venezolano decidió romper con las ortodoxias y combinar ambos métodos. Intentan construir el socialismo a través del estado, con elecciones, leyes y cambios a la constitución harmonizado con la construcción de comunas y gobiernos autónomos comunales (que con las ultimas leyes orgánicas se suben al mismo rango de poder que el ejecutivo y la legislatura), empresas comunitarias o comunales y empresas propiedad de trabajadores. Desde arriba y desde abajo se intenta derrumbar el poder burgués y construir el poder popular.

Yo tengo esperanzas en el proyecto. Les confieso que gran parte de mi desea mudarme tan pronto termine mis estudios a Venezuela para allí ejercer mi profesión y colaborar con el proceso (pero el 1% de nacionalismo que queda en algún rincón de mi ser me lo prohíbe). Reconozco que tiene deficiencias, que ha cometido errores y que probablemente cometa más. Pero, ¿algún proceso revolucionario ha sido perfecto? ¿Algún proceso revolucionario lograra ser perfecto? Reconocer las deficiencias del proceso no me mueve a minimizarlo o descartarlo. Todo lo contrario. Me mueve a solidarizarme más con ese proceso. Seamos internacionalistas y apoyemos a Venezuela en este proceso tan importante en nuestra historia.

Asociado de Posada Carriles confiesa ser pagado para desestabilizar Venezuela

Por Tamara Pearson – venezuelanalysis.com
(Traducido por Idialectica)

Mérida, 8 de julio de 2010 (Venezuelanalysis.com) – Francisco Chávez Abarca, quien fue extraditado recientemente a Cuba, confesó haber sido contratado por Luis Posada Carriles para llevar a cabo actos de desestabilización en Venezuela en el período previo a las elecciones de la Asamblea Nacional en septiembre.

Chávez Abarca, al llegar al aeropuerto internacional de Caracas el pasado jueves, fue trasladado a la sede del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) para ser interrogado.

Secuencias obtenidas por Telesur muestran la llegada de Chávez Abarca en el aeropuerto y luego lo muestran conducido por funcionarios del aeropuerto tras descubrir que su pasaporte era falso y que había un código rojo de Interpol sobre él por parte de Cuba.

Telesur también muestra secuencias del sospechoso respondiendo a las preguntas de SEBIN. Cuando se le preguntó quien era su superior, Chávez Abarca contestó: “Luis Posda Carriles.”

“¿Desde dónde da órdenes? ¿Dónde está?”, Preguntó el oficial.

“no sé, porque yo tengo desde el 97 de no hablar con él

“¿Cómo se recibe instrucciones?”

“por medio de Daniel (Barrundia)”.

Daniel Barrundia, según Radio Mundial, está conectado a la contra-revolucionaria Fundación Cubano-Americana, con sede en Miami.

El oficial le preguntó Chávez Abarca cómo sabía que había contacto entre Barrundia y Posada, y Chávez Abarca respondió: “Yo sé cómo habla, yo sé cómo él se comporta, yo sé cómo piensa. Yo sé lo que podía decir y lo que diría. ”

Chávez Abarca supuestamente llegó a Venezuela para estudiar la perturbación que podría causar con el fin de sabotear las posibilidades del gobierno en las elecciones parlamentarias de septiembre. En respuesta a una pregunta sobre qué tipo de acciones que estaba planeando, dijo, “Los motines. Los disturbios … la quema de neumáticos … disturbios en la calle … la otra cosa que se puede hacer es atacar a un partido político … para que las partes (a favor de Chávez) empiecen a pelearse. ”

De acuerdo con el SEBIN, Chávez Abarca recibió sus instrucciones por correo electrónico, que sugieren una reunión de tres personas, dos de ellos venezolanos, en un restaurante cerca del aeropuerto.

Por último, Chávez Abarca, dijo que su pago por el trabajo sería determinado por él mismo.

El legislador venezolano Juan Mendoza y otras autoridades venezolanas han acusado públicamente a Chávez Abarca de querer cometer una “ola de atentados terroristas” en Venezuela y también criticó la falta de cobertura del tema por la prensa venezolana privada, diciendo que era sospechoso.

Sin embargo, los medios de comunicación privados han dado mucha cobertura a los comentarios de la esposa de Chávez Abarca, Karla Trigueros, quien acusó a las agencias de inteligencia de Cuba y Venezuela traer a la fuerza a su esposo a Venezuela desde Guatemala como parte de una operación “secreta”.

Venezuela deportó a Chávez Abarca a Cuba ayer, pero dijeron que continuarán investigando el caso, para descubrir con quién había estado planeando trabajar.

El general cubano retirado Fabián Escalante, dijo que la decisión del gobierno de Venezuela de extraditar a Chávez Abarca fue positiva y elaborada, “Este es un personaje que ha sido entrenado por las mejores escuelas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y por el Bin Laden del hemisferio occidental, Luis Posada Carriles, quien es culpable de los atentados contra instalaciones turísticas cubanas en 1997.”

Escalante dijo que Chávez Abarca estaría sujetos a un “justo y transparente” juicio en Cuba.

Después de que Chávez Abarca fue deportado, el ministro del interior y los asuntos de justicia, Tarek El Aissami, dijo a la prensa que Venezuela mantiene una lucha seria contra el terrorismo. “Es un compromiso con la paz …, a … la verdadera lucha contra las organizaciones delictivas dedicadas al asesinato, a crear el pánico entre nuestros pueblos”, dijo El Aissami.

De acuerdo con Mendoza, Chávez Abarca, un ciudadano salvadoreño, fue la cabeza “de la delincuencia organizada en El Salvador”. En la década de 1990 supuestamente estuvo involucrado en el tráfico de drogas, la venta de armas, y la falsificación. En abril de 1997 fue acusado de poner bombas fuera de en un hotel en La Habana, en dos ocasiones distintas. Además colocó una bomba en México ese año y contrató a un mercenario, Ernesto Cruz León, para llevar a cabo misiones terroristas en Cuba. Cruz León confesó más tarde de poner bombas en hoteles de Cuba, que resultó en la muerte de un italiano.

Posada Carriles es un venezolano nacionalizado quien es buscado por su responsabilidad en el atentado contra un avión cubano en 1976 que dejó 73 pasajeros muertos. Actualmente se encuentra en Miami, donde está protegido por el gobierno de los EE.UU., que, yendo contra el derecho internacional, se niega a extraditarlo.

En los últimos años, una estrategia clave de la oposición antes de las elecciones ha sido la causa de violentos disturbios, así como la escasez de ciertos alimentos, en combinación con campañas en los medios para crear una sensación de insatisfacción e inseguridad entre la población venezolana.

También el martes, el presidente Hugo Chávez anunció que el supuesto narcotraficante Carlos Rentería, quien es buscado en Colombia, había sido capturado por las autoridades venezolanas el día anterior. Rentería también es buscado en Estados Unidos por conspirar para importar, poseer y distribuir cocaína, El Correo del Orinoco informó.

De acuerdo con El Espectador, el Departamento de Estado EE.UU. ofrece 5 millones por su captura, y el martes Chávez anunció que Rentería será extraditado a los EE.UU.

*Publicado en http://www.venezuelanalysis.com el 9 de julio de 2010

Fuente original: http://venezuelanalysis.com/news/5483

Reactivación de plan para asesinar a Chavez

Chávez alerta sobre reactivación de plan para asesinarlo

TeleSUR _ El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, alertó este domingo que se han reactivado los planes de la oligarquía venezolana para asesinarlo, tras recordar la detención del terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca por parte de los servicios de inteligencia del país suramericano el pasado jueves.

En sus acostumbradas Líneas, tituladas ¡Manuela Vuelve!, el mandatario se preguntó los verdaderos motivos de la presencia en Venezuela de Chávez Abarca, mano derecha del terrorista confeso de origen cubano, Luis Posada Carriles.

“No puedo dejar de mencionar la noticia que di al país ese mismo día viernes: la captura del terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca, brazo derecho de Luis Posada Carriles, en un operativo de inteligencia realizado por el SEBIN el jueves 1º de julio. ¿Qué vino a hacer a Venezuela este sujeto de altísima peligrosidad, al punto de figurar en la lista roja de la Interpol? ¿Qué misión especial le habían ordenado cumplir? Una vez más, así lo creo, se ha reactivado la demencial tesis del magnicidio a la que nunca ha renunciado la oligarquía apátrida”, aseguró.

En su artículo, Chávez también mencionó la reunión preparatoria de la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo que se realizó la víspera en Caracas con la presencia de 33 cancilleres de la región.

Sobre este evento dijo: “Se trata de abrir el camino hacia la Cumbre de Presidentes del 5 de julio de 2011 en Caracas: a 200 años de nuestra Declaración de Independencia, la cuna de la libertad americana, será la sede de una cita histórica y trascendente que debe poner los más sólidos cimientos a un nuevo modelo de integración y, más aún, de unidad”.

Además instó al pueblo venezolano a rendirle homenaje a la heroína y generala ecuatoriana, Manuela Sáenz, cuyos restos simbólicos llegaron este sábado a territorio venezolano desde Colombia. Este 5 de julio, con la presencia de su homólogo de Ecuador, Rafael Correa, Chávez depositará el pequeño féretro de madera con arena de Paita (Perú, donde murió Sáenz), junto a los de El Libertador, Simón Bolívar.

“Manuela Sáenz llega para quedarse junto a Bolívar y entre nosotros. Nuestra Generala, ya lo era del Ejército del Ecuador y ahora lo es de nuestro Ejército Bolivariano, arriba a tierra venezolana: aprestémonos, con fervor patrio y revolucionario, para recibirla, rindiéndole todos los honores que le corresponden”, invitó.

A continuación teleSUR publica íntegras las Líneas de Chávez.

Las Líneas de Chávez
¡Manuela Vuelve!
Julio 4, 2010 – 08:12 (nmedina)

Manuela Sáenz llega para quedarse junto a Bolívar y entre nosotros. Nuestra Generala, ya lo era del Ejército del Ecuador y ahora lo es de nuestro Ejército Bolivariano, arriba a tierra venezolana: aprestémonos, con fervor patrio y revolucionario, para recibirla, rindiéndole todos los honores que le corresponden

I

El viernes 2 de julio hemos vuelto a hacer justicia. En un hermoso acto, celebrado en el Salón Ayacucho del Palacio del Pueblo, entregamos certificados de pago de garantía de depósito a los compatriotas que tenían sus ahorros en el Banco Federal.

Quienes habían sido despojados de su dinero por unos hampones de cuello blanco, hoy saben que aquí hay un Estado y un Gobierno que no los abandonó a su suerte, restituyéndoles lo que, legítimamente, les pertenece.

Ya cumplimos exitosamente la primera fase del pago de las garantías de depósito, que correspondía a los y a las ahorristas mayores de 55 años, y este mismo viernes 2 de julio, comenzaron a ser atendidos todos los compatriotas restantes. Esto en cuanto a las personas naturales. El 19 de julio se iniciará una tercera fase para atender a las personas jurídicas.

Es bueno recordar que hasta el jueves 1º de julio ya habíamos cancelado 239 millones de bolívares a 46 mil 129 compatriotas. Y me place destacar que 60% de los clientes mayores de 55 años decidieron dejar sus ahorros en el Banco de Venezuela. Invito a todos y todas a que hagan lo mismo.

Tanto Fogade como el Banco de Venezuela, al igual que todo el sistema financiero público, están cumpliendo con eficiencia y honrando el compromiso adquirido con tantos compatriotas.

El Banco Federal no volverá a manos del sector privado. Pronto tomaremos una decisión sobre su destino que, ténganlo por seguro, será la que más convenga a los intereses nacionales.

Terminemos de entenderlo: Toda la banca tiene que estar al servicio del desarrollo del país y no de un grupo de corruptos burgueses.

No puedo dejar de mencionar la noticia que di al país ese mismo día viernes: la captura del terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca, brazo derecho de Luis Posada Carriles, en un operativo de inteligencia realizado por el SEBIN el jueves 1º de julio. ¿Qué vino a hacer a Venezuela este sujeto de altísima peligrosidad, al punto de figurar en la lista roja de la Interpol? ¿Qué misión especial le habían ordenado cumplir? Una vez más, así lo creo, se ha reactivado la demencial tesis del magnicidio a la que nunca ha renunciado la oligarquía apátrida.

II

Una vez más Venezuela demostró, con el XII Campeonato Mundial de Softbol, que somos capaces de organizar eventos deportivos internacionales de la mayor envergadura.

Nos llena de orgullo saber que desde el día de su inauguración y hasta el final, el evento mundialista contó con un apoyo más que significativo del público, que pobló con su asistencia las tribunas y gradas de los dos hermosos parques que sirvieron como sedes del torneo.

Infinitas gracias al Comité Organizador y a todas las delegaciones, y muy especialmente a nuestra aguerrida selección que batalló hasta la última jugada para dejar en alto el tricolor patrio.

Quedó evidenciado el crecimiento de cada una de nuestras jugadoras, al medirse sin complejos y con clara entrega a las mejores del mundo, alcanzando un dignísimo quinto lugar. Desde lo más hondo de mi corazón, reciban un abrazo infinito por lo que han hecho y por lo que seguirán haciendo. De igual forma, quiero extender mis felicitaciones a todo el cuerpo directivo de la selección por su esfuerzo y ahínco.

Sepan, muchachas, que en mí tienen a su primer fanático y que cuentan con todo mi apoyo: es una inmensa alegría saber que tenemos un equipo de oro.

Y honor a quien honor merece: felicitaciones a las muchachas de los Estados Unidos que se titularon este viernes, quedando invictas.

III

Manuela Sáenz llega para quedarse junto a Bolívar y entre nosotros. Nuestra Generala, ya lo era del Ejército del Ecuador y ahora lo es de nuestro Ejército Bolivariano, arriba a tierra venezolana: aprestémonos, con fervor patrio y revolucionario, para recibirla, rindiéndole todos los honores que le corresponden.

Queremos agradecerle, de corazón, al hermano pueblo ecuatoriano y al hermano presidente Rafael Correa, tan hermoso y conmovedor gesto: desde el 5 de julio de 2010, los restos simbólicos de la infinita quiteña reposarán al lado de su amado caraqueño infinito en el Panteón Nacional. Allí estaremos Rafael y yo para rendirles el más vivo y amoroso homenaje bicentenario y nuestroamericano.

Simón y Manuela, inconmensurables ambos en su vuelo, vivieron su pasión atravesada por una paradoja, la pasión libertaria los unía y los alejaba a la vez: la historia que estaban fraguando y forjando imponía sus circunstancias y quizá compartieron menos de lo que desearon en vida.

Pero como sucede con los seres que entregan su espíritu a lo más elevado de la humanidad, la muerte queda vencida por el ímpetu triunfal de la vida imperecedera. Por eso, nos atrevemos a decir que Manuela se halla en Caracas más viva y eterna que nunca: el símbolo de su presencia en el seno del pueblo venezolano es un acto de amor contra el olvido y la desmemoria.

Con su estatura propia, con su herencia plena, con su fuerza indomable, la recibimos, Generala, en medio del júbilo de un pueblo que, también, la siente suya. De ella es toda la gloria: déjenos, a nosotras y nosotros, el cobijo de su alma inmortal con todo el fuego sagrado que la plena.

Quiero recordar unas palabras de nuestro Ludovico Silva que le hacen justicia y se enfrentan a la visión machista que ha pretendido disminuir su luminoso ejemplo: No ha habido mujer más valerosa y genial en la historia de América Latina. Es una verdadera impropiedad y hasta una iniquidad histórica (normal dentro de nuestra nefasta afición subdesarrollada a oscurecer unos valores y oscurecer los otros) asociar y explicar la figura de Manuela Sáenz tan sólo en referencia a la figura de Simón Bolívar. Antes o después de Bolívar, con Bolívar o sin él, Manuela demostró ser lo que era. Y nadie, me atrevo a agregar yo, supo esto mejor que el mismo Simón Bolívar.

Y nadie entendió al Libertador mejor que ella. En unas líneas de su diario, del 19 de mayo de 1846, lo retrata de forma inigualable: Él vivía en otro siglo fuera del suyo. Sí, él no era del diez y nueve. Sí, él no hizo otra cosa que dar; vivía en otro mundo muy fuera del suyo. No hizo nada, nada para él. Ciertamente, son palabras que pueden, también, aplicársele perfectamente a ella y nos señalan un ejemplo a seguir: no hagamos otra cosa que dar, que darnos. Imitemos a Manuela y a Simón.

IV

Este sábado 3 de julio se desarrolló en Caracas la reunión preparatoria de la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo. Más de veinte cancilleres de nuestra región han participado en ellas. Se trata de abrir el camino hacia la Cumbre de Presidentes del 5 de julio de 2011 en Caracas: a 200 años de nuestra Declaración de Independencia, la cuna de la libertad americana, será la sede de una cita histórica y trascendente que debe poner los más sólidos cimientos a un nuevo modelo de integración y, más aún, de unidad.

Mañana domingo 4 de julio, cuando aparezca esta nueva edición de Las líneas de Chávez, cumpliré con la responsabilidad de encabezar un nuevo acto de ascensos militares. Sin la menor duda, quienes serán ascendidas y ascendidos al grado inmediato superior, lo harán por sus propios méritos y por el compromiso demostrado con la Patria y con el Pueblo.

Así, de repente, se nos fue un gran soldado.
Murió el Mayor General Almidien Moreno Acosta y ahora mismo le rendimos honores póstumos.

Le hemos ascendido al grado de General en Jefe del Ejército, reconociendo así los méritos y las virtudes del gran soldado bolivariano que desapareciera físicamente el viernes 2 de julio.

La Patria lo llora.

La Patria lo siembra.

Pero vivirá siempre en el corazón del Pueblo y en el Alma del Ejército.
“El Centauro negro” llamábamos a Almidien desde aquellos días inolvidables de nuestra Academia Militar cuando, sin dudarlo un instante, se incorporó a la primera línea del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200.

Galopa pues, Centauro negro, hacía la Patria Infinita!!

¡Patria socialista o muerte!
¡Venceremos!
Hugo Chávez Frías

Fuente: http://telesurtv.net/noticias/secciones/nota/74632-NN/chavez-alerta-sobre-reactivacion-de-plan-para-asesinarlo/