Etiquetado: politica

Sobre el voto útil en las elecciones en Puerto Rico

Como en toda elección dominada por el bipartidismo, se promueve la idea de votar por el menos malo. Es lógico, ¿no? Podríamos decir que es sentido común, si solo dos tienen posibilidades, escojamos al menos malo. El problema fundamental recae en asumir que con el “menos malo”, las cosas irán menos mal en el país. La realidad es que no hay diferencias fundamentales entre el PNP y el PPD en asuntos como la política pública, la política económica, su aceptación del libre mercado como el único camino,  su visión de la familia tradicional y patriarcal como el modelo familiar a seguir y defender, su desplazamiento de los problemas ambientales a un plano secundario siempre subyugado a los intereses desarrollistas, etc. Se trata de que la única, realmente la única, diferencia profunda entre el PPD y el PNP, es su visión de status. En términos de administración publica, dan igual. Considerando que el futuro de nuestro status no es decidido en las elecciones, resulta que realmente da igual si nos administra el PPD o el PNP. Ambos gobernarán desde una perspectiva machista, desde una visión desarrollista poco sustentable, y desde una perspectiva empresarial y capitalista. Resulta entonces, que gane el PPD o gane el PNP, las cosas seguirán igual de mal.

Si entendemos y procesamos que las cosas seguirán igual de mal si siguen ganando el PNP y el PPD, resulta que lo lógico es comenzar a fortalecer alternativas. Quizás estas elecciones ningún partido minoritario ganará, pero al fortalecerlos, dejamos las puertas abiertas para que en un futuro sí tengamos una alternativa con posibilidad de triunfo. ¿Imposible? ¿Improbable? Para nada.

Son muchos los países que han sido plagados por el bipartidismo, en donde ambos partidos son igual de malos; pero han logrado romper con él. Uruguay, por dar un ejemplo, por décadas se turnaba entre el Partido Colorado y el Partido Nacional (los “blancos”). Similar a Puerto Rico, los “colorados” eran supuestamente los liberales, y los “blancos” los conservadores, pero en realidad, eran lo mismo. Los blancos y colorados llevaban turnándose desde el 1825. Después de literalmente cientos de años de bipartidismo, un grupo minoritario llamado el Frente Amplio, tras cerca de 30 años dando la batalla para fortalecerse, logró romper con el bipartidismo, ganando la presidencia en el 2005.

Un voto inútil es un voto que fortalece el bipartidismo actual, que fortalece este cerco electoral, donde se turnan dos partidos que para todos los efectos, son lo mismo. Un voto útil es un voto que fortalece una nueva alternativa, una nueva oposición. Un voto que abre las puertas para que en un futuro no tan lejano podamos, como los uruguayos, romper con el bipartidismo de los ricos y elegir un partido del pueblo y para el pueblo.

Anuncios

Tres fuentes y tres partes integrantes del Marxismo -Vladimir Ilich Lenin

La doctrina de Marx suscita en todo el mundo civilizado la mayor hostilidad y el odio de toda la ciencia burguesa (tanto la oficial como la liberal), que ve en el marxismo algo así como una “secta perniciosa”. Y no puede esperarse otra actitud, pues en una sociedad que tiene como base la lucha de clases no puede existir una ciencia social “imparcial”. De uno u otro modo, toda la ciencia oficial y liberal defiende la esclavitud asalariada, mientras que el marxismo ha declarado una guerra implacable a esa esclavitud. Esperar que la ciencia sea imparcial en una sociedad de esclavitud asalariada, sería la misma absurda ingenuidad que esperar imparcialidad por parte de los fabricantes en lo que se refiere al problema de si deben aumentarse los salarios de los obreros disminuyendo los beneficios del capital. Pero hay más. La historia de la filosofía y la historia de la ciencia social muestran con diáfana claridad que en el marxismo nada hay que se parezca al “sectarismo”, en el sentido de que sea una doctrina fanática, petrificada, surgida al margen de la vía principal que ha seguido el desarrollo de la civilización mundial. Por el contrario, lo genial en Marx es, precisamente, que dio respuesta a los problemas que el pensamiento de avanzada de la humanidad había planteado ya. Su doctrina surgió como la continuación directa e inmediata de las doctrinas de los más grandes representantes de la filosofía, la economía política y el socialismo. La doctrina de Marx es omnipotente porque es verdadera. Es completa y armónica, y brinda a los hombres una concepción integral del mundo, intransigente con toda superstición, con toda reacción y con toda defensa de la opresión burguesa. El marxismo es el heredero legítimo de lo mejor que la humanidad creó en el siglo XIX: la filosofía alemana, la economía política inglesa y el socialismo francés. Nos detendremos brevemente en estas tres fuentes del marxismo, que constituyen, a la vez, sus partes integrantes.

I

La filosofía del marxismo es el materialismo. A lo largo de toda la historia moderna de Europa, y en especial en Francia a fines del siglo XVIII, donde se desarrolló la batalla decisiva contra toda la escoria medieval, contra el feudalismo en las instituciones y en las ideas, el materialismo se mostró como la única filosofía consecuente, fiel a todo lo que enseñan las ciencias naturales, hostil a la superstición, a la mojigata hipocresía, etc. Por eso, los enemigos de la democracia empeñaron todos sus esfuerzos para tratar de “refutar”, minar, difamar el materialismo y salieron en defensa de las diversas formas del idealismo filosófico, que se reduce siempre, de una u otra forma, a la defensa o al apoyo de la religión. Marx y Engels defendieron del modo más enérgico el materialismo filosófico y explicaron reiteradas veces el profundo error que significaba toda desviación de esa base. En las obras de Engels Ludwig Feuerbach y Anti-Dühring, que —al igual que el Manifiesto Comunista— son los libros de cabecera de todo obrero con conciencia de clase, es donde aparecen expuestas con mayor claridad y detalle sus opiniones. Pero Marx no se detuvo en el materialismo del siglo XVIII, sino que desarrolló la filosofía llevándola a un nivel superior. La enriqueció con los logros de la filosofía clásica alemana, en especial con el sistema de Hegel, el que, a su vez, había conducido al materialismo de Feuerbach. El principal de estos logros es la dialéctica, es decir, la doctrina del desarrollo en su forma más completa, profunda y libre de unilateralidad, la doctrina acerca de lo relativo del conocimiento humano, que nos da un reflejo de la materia en perpetuo desarrollo. Los novísimos descubrimientos de las ciencias naturales — el radio, los electrones, la trasformación de los elementos — son una admirable confirmación del materialismo dialéctico de Marx, quiéranlo o no las doctrinas de los filósofos burgueses, y sus “nuevos” retornos al viejo y decadente idealismo. Marx profundizó y desarrolló totalmente el materialismo filosófico, e hizo extensivo el conocimiento de la naturaleza al conocimiento de la sociedad humana. El materialismo histórico de Marx es una enorme conquista del pensamiento científico. Al caos y la arbitrariedad que imperan hasta entonces en los puntos de vista sobre historia y política, sucedió una teoría científica asombrosamente completa y armónica, que muestra cómo, en virtud del desarrollo de las fuerzas productivas, de un sistema de vida social surge otro más elevado; cómo del feudalismo, por ejemplo, nace el capitalismo. Así como el conocimiento del hombre refleja la naturaleza (es decir, la materia en desarrollo), que existe independientemente de él, así el conocimiento social del hombre (es decir, las diversas concepciones y doctrinas filosóficas, religiosas, políticas, etc.), refleja el régimen económico de la sociedad. Las instituciones políticas son la superestructura que se alza sobre la base económica. Así vemos, por ejemplo, que las diversas formas políticas de los Estados europeos modernos sirven para reforzar la dominación de la burguesía sobre el proletariado. La filosofía de Marx es un materialismo filosófico acabado, que ha proporcionado a la humanidad, y sobre todo a la clase obrera, la poderosa arma del saber.

II

Después de haber comprendido que el régimen económico es la base sobre la cual se erige la superestructura política, Marx se entregó sobre todo al estudio atento de ese sistema económico. La obra principal de Marx, El Capital, está con sagrada al estudio del régimen económico de la sociedad moderna, es decir, la capitalista. La economía política clásica anterior a Marx surgió en Inglaterra, el país capitalista más desarrollado. Adam Smith y David Ricardo, en sus investigaciones del régimen económico, sentaron las bases de la teoría del valor por el trabajo Marx prosiguió su obra; demostró estrictamente esa teoría y la desarrolló consecuentemente; mostró que el valor de toda mercancía está determinado por la cantidad de tiempo de trabajo socialmente necesario invertido en su producción. Allí donde los economistas burgueses veían relaciones entre objetos (cambio de una mercancía por otra), Marx descubrió relaciones entre personas. El cambio de mercancías expresa el vínculo establecido a través del mercado entre los productores aislados. El dinero, al unir indisolublemente en un todo único la vida económica íntegra de los productores aislados, significa que este vínculo se hace cada vez más estrecho. El capital significa un desarrollo ulterior de este vínculo: la fuerza de trabajo del hombre se trasforma en mercancía. El obrero asalariado vende su fuerza de trabajo al propietario de la tierra, de las fábricas, de los instrumentos de trabajo. El obrero emplea una parte de la jornada de trabajo en cubrir el costo de su sustento y el de su familia (salario); durante la otra parte de la jornada trabaja gratis, creando para el capitalista la plusvalía, fuente de las ganancias, fuente de la riqueza de la clase capitalista. La teoría de la plusvalía es la piedra angular de la teoría económica de Marx. El capital, creado por el trabajo del obrero, oprime al obrero, arruina a los pequeños propietarios y crea un ejército de desocupados. En la industria, el triunfo de la gran producción se advierte en seguida, pero también en la agricultura se observa ese mismo fenómeno, donde la superioridad de la gran agricultura capitalista es acrecentada, aumenta el empleo de maquinaria, y la economía campesina, atrapada por el capital monetario, languidece y se arruina bajo el peso de su técnica atrasada. En la agricultura la decadencia de la pequeña producción asume otras formas, pero es un hecho indiscutible. Al azotar la pequeña producción, el capital lleva al aumento de la productividad del trabajo y a la creación de una situación de monopolio para los consorcios de los grandes capitalistas. La misma producción va adquiriendo cada vez más un carácter social — cientos de miles y millones de obreros ligados entre sí en un organismo económico sistemático –, mientras que un puñado de capitalistas se apropia del producto de este trabajo colectivo. Se intensifican la anarquía de la producción, las crisis, la carrera desesperada en busca de mercados, y se vuelve más insegura la vida de las masas de la población. Al aumentar la dependencia de los obreros hacia el capital, el sistema capitalista crea la gran fuerza del trabajo conjunto. Marx sigue el desarrollo del capitalismo desde los primeros gérmenes de la economía mercantil, desde el simple trueque, hasta sus formas más elevadas, hasta la gran producción. Y la experiencia de todos los países capitalistas, viejos y nuevos, demuestra claramente, año tras año, a un número cada vez mayor de obreros, la veracidad de esta doctrina de Marx. El capitalismo ha triunfado en el mundo entero, pero este triunfo no es más que el preludio del triunfo del trabajo sobre el capital.

III

Cuando fue derrocado el feudalismo y surgió en el mundo la “libre” sociedad capitalista, en seguida se puso de manifiesto que esa libertad representaba un nuevo sistema de opresión y explotación del pueblo trabajador. Como reflejo de esa opresión y como protesta contra ella, aparecieron inmediatamente diversas doctrinas socialistas. Sin embargo, el socialismo primitivo era un socialismo utópico. Criticaba la sociedad capitalista, la condenaba, la maldecía, soñaba con su destrucción, imaginaba un régimen superior, y se esforzaba por hacer que los ricos se convencieran de la inmoralidad de la explotación. Pero el socialismo utópico no podía indicar una solución real. No podía explicar la verdadera naturaleza de la esclavitud asalariada bajo el capitalismo, no podía descubrir las leyes del desarrollo capitalista, ni señalar qué fuerza social está en condiciones de convertirse en creadora de una nueva sociedad. Entretanto, las tormentosas revoluciones que en toda Europa, y especialmente en Francia, acompañaron la caída del feudalismo, de la servidumbre, revelaban en forma cada vez más palpable que la base de todo desarrollo y su fuerza motriz era la lucha de clases. Ni una sola victoria de la libertad política sobre la clase feudal se logró sin una desesperada resistencia. Ni un solo país capitalista se formó sobre una base más o menos libre o democrática, sin una lucha a muerte entre las diversas clases de la sociedad capitalista. El genio de Marx consiste en haber sido el primero en deducir de ello la conclusión que enseña la historia del mundo y en aplicar consecuentemente esas lecciones. La conclusión a que llegó es la doctrina de la lucha de clases. Los hombres han sido siempre, en política, víctimas necias del engaño ajeno y propio, y lo seguirán siendo mientras no aprendan a descubrir detrás de todas las frases, declaraciones y promesas morales, religiosas, políticas y sociales, los intereses de una u otra clase. Los que abogan por reformas y mejoras se verán siempre burlados por los defensores de lo viejo mientras no comprendan que toda institución vieja, por bárbara y podrida que parezca, se sostiene por la fuerza de determinadas clases dominantes. Y para vencer la resistencia de esas clases, sólo hay un medio: encontrar en la misma sociedad que nos rodea, las fuerzas que pueden — y, por su situación social, deben — constituir la fuerza capaz de barrer lo viejo y crear lo nuevo, y educar y organizar a esas fuerzas para la lucha. Sólo el materialismo filosófico de Marx señaló al proletariado la salida de la esclavitud espiritual en que se han consumido hasta hoy todas las clases oprimidas. Sólo la teoría económica de Marx explicó la situación real del proletariado en el régimen general del capitalismo. En el mundo entero, desde Norteamérica hasta el Japón y desde Suecia hasta el Africa del Sur, se multiplican organizaciones independientes del proletariado. Este se instruye y educa al librar su lucha de clase, se despoja de los prejuicios de la sociedad burguesa, está adquiriendo una cohesión cada vez mayor y aprendiendo a medir el alcance de sus éxitos, templa sus fuerzas y crece irresistiblemente.

Datos que nos hinchan las… durante Abril y la dolorosa

En el año 2007, nuestro pueblo trabajador y profesional* generó en ingresos $25.6 mil millones de dólares, de los cuales tuvieron que pagar en contribuciones $1.9 mil millones de dólares. Cerca de un 8% del total de ingresos de nuestro pueblo se destinó al pago de contribuciones.

Por otro lado, las corporaciones tributables que operan en Puerto Rico generaron $33.2 mil millones de dólares, de los cuales tuvieron que pagar en impuestos $937 millones de dólares. Notemos que a pesar de que las corporaciones generaron más ingresos que el pueblo, pagaron $988 millones de dólares menos que lo que tuvo que pagar nuestra clase obrera y profesional. De los ingresos que generaron las corporaciones tributables, solo se destinó un 2.8% al pago de contribuciones.

Además de que de partida no se les cobra suficiente de impuestos, las corporaciones deducen de sus planillas miles de millones de dólares. Las deducciones de las corporaciones son más de un 600% mayor que las deducciones en las planillas del pueblo.

Cabe destacar el adjetivo “tributable” utilizado por el Departamento de Hacienda. Nos recuerda que en Puerto Rico operan corporaciones foráneas que solicitan al gobierno en Puerto Rico exenciones contributivas básicamente a cambio de nada. Las empresas foráneas generan en Puerto Rico más de $30 mil millones de dólares sin aportar a Puerto Rico en contribuciones ni generando actividad economica sustancial. El tímido arbitrio temporero que se le impuso a estas empresas, empezando en 4% hasta descender a 0%, solo sirve para financiar la Reforma Contributiva del PNP que no soluciona nuestros problemas como nación pero sirve para estos políticos buscar votas al intentar simular que la “dolorosa” no es tan “dolorosa.”

Cuando se acerca el mes de abril, nuestro pueblo es agobiado. Mientras tanto, las grandes corporaciones, tanto las puertorriqueñas como las extranjeras, reparten migajas de lo que han generado a costa de la explotación de nuestra gente y nuestros recursos.

El día en que el poder político esté en manos del pueblo y no en manos de una minoría traicionera en Fortaleza y en el Capitolio, entre los primeros puntos de la agenda debe estar agravar las grandes corporaciones con mayores impuestos. Que la carga contributiva esté sobre ellas, y no sobre nuestra gente. Además, que de esa manera continúe el proceso de distribuir el poder económico, quitándoselo a las corporaciones y distribuyéndolo a modelos empresariales del pueblo, como las cooperativas, las empresas comunitarias y las empresas propiedad de trabajadores.

¡Que las injusticias del mes de abril sirvan para agitar y poner en pie de lucha a nuestra gente! ¡Que entre las consignas de transformación social siempre se incluya “Arriba los de abajo”!

—————————————————————————

*Consideramos como nuestro pueblo trabajador y profesional a las personas que reportaron en sus planillas menos de $150,000 anuales.

*Los datos provienen del portal de Internet del Departamento de Hacienda

Movimiento Unión Soberanista: ¿Colonialismo decorado?

“…hace falta comprender que el colonialismo no es meramente un estado jurídico, es un proceso político, económico y cultural. Romper con el colonialismo, no se resuelve meramente declarandonos soberanos mediante una libre asociación. Si algo debemos aprender de nuestros hermanos y hermanas en America Latina, es que la lucha por la independencia no se acaba al volvernos repúblicas soberanas. La lucha por la independencia continua, porque la lucha por la independencia no es otra cosa que la lucha contra el imperialismo capitalista…
…Si la meta es un Puerto Rico democrático y participativo desde la política a la economía, desde el gobierno del pueblo hasta la empresa obrera; verdaderamente trabajemos para lograr este objetivo y no perdamos nuestro tiempo trabajando para lograr una versión mutilada con el adjetivo de soberanía de decoración. Hagamos el trabajo en nuestras escuelas, universidades, comunidades y sindicatos; y construyamos un movimiento verdaderamente del pueblo y para una nueva sociedad…”

El Movimiento Unión Soberanista se presenta al país como una nueva alternativa electoral en el 2012. Según ellos, la soberanía es una solución anti-colonial que no es independencia. ¿Soberanía no es independencia? Según la enciclopedia Britannica, soberanía es cuando un país o nación tiene suprema autoridad sobre si misma y su territorio. Independencia es cuando un país o nación tiene autoridad sobre si misma; en contraste con pertenecer o estar bajo la autoridad de algún otro ente. ¿Alguien ve diferencias fundamentales entre estas definiciones? La independencia y la soberanía son conceptos que siempre han ido de la mano. ¿Entonces porque el MUS hace tanto énfasis en aislar el concepto de independencia del de soberanía?

Una de las razones, según ellos, es que el pueblo puertorriqueño le tiene miedo al concepto de independencia; así que quieren dejar de usar esa palabra para no espantar posibles seguidores o electores. Otra posibilidad es que quieren aislarse del concepto de independencia porque a pesar de que su retórica soberanista parecería aspirar a esto, su propuesta puede que no tenga nada que ver con independencia. A mediados de octubre El Nuevo Día publicó un artículo sobre el MUS que empieza con una cita de uno de sus líderes, David Noriega, afirmando que considera la libre asociación como un adelanto. El MUS aspira, o considera como una opción válida a la cual podríamos aspirar,  la libre asociación, la república asociada, o el Estado Libre Asociado Soberano como se le comienza a llamar en el PPD.

Podemos esperar que un acuerdo de Libre Asociación entre Puerto Rico y Estados Unidos probablemente le permitirá a Estados Unidos, con el fin de asegurar la “seguridad” de ambas naciones, continuar operando sus agencias de vigilancia y represión en el territorio puertorriqueño. A pesar de que el MUS se ha expresado en contra del militarismo estadounidense en la isla, sería poco realista asumir que, de sentarse a negociar un acuerdo de libre asociación, EEUU no haga hincapié en poder preservar sus privilegios militares sobre nuestra isla. En la actualidad, EEUU utiliza nuestro país como una base militar desde donde vigila y atenta contra la soberanía (independencia) de otros pueblos al igual que vigila y reprime movimientos sociales puertorriqueños. Un estudio reciente de The Washington Post titulado “Top Secret America” elabora sobre las organizaciones de inteligencia estadounidenses y afirma que en Puerto Rico operan estas organizaciones represivas en once localizaciones distintas alrededor de nuestra isla, desde donde atentan contra nuestro desarrollo como sociedad al igual que contra nuestros pueblos vecinos.

El presidente boliviano Evo Morales en una ocasión dijo que “donde hay una base militar de Estados Unidos…no se aseguran ni la paz ni la democracia.” Históricamente, el intervencionismo estadounidense ha sido uno de los más grandes enemigos de la paz y la democracia en América Latina y en muchas otras regiones del mundo. Aspirar a una relación política que le permita a Estados Unidos continuar utilizando nuestras tierras, aguas y cielo con sus propósitos imperialistas y anti-democráticos es hacer de nuestra nación cómplice de las fechorías del gobierno estadounidense.

Además, como explica el Lic. Berríos Martínez en el libro Puerto Rico Nación Independiente Imperativo del Siglo XXI:

“en la práctica…en el caso de Puerto Rico la Libre Asociación solo serviría para prolongar innecesariamente la subordinación a los Estados Unidos mediante la delegación de facultades de gobierno propio al gobierno de ese país… las circunstancias políticas y materiales en que se ha implantado esta versión mutilada de la soberanía nacional no están presentes en nuestro país, y por lo tanto, dicha alternativa constituiría una abdicación gratuita e inexplicable de nuestro derecho inalienable a la plenitud de los poderes de una nación libre y soberana…

Contrario a las estructuras de integración federativas o supranacionales en que los componentes delegan ciertas atribuciones y competencias a una entidad central en la que cada componente tiene, a su vez, algún grado proporcional de participación decisoria, en el modelo de libre asociación el ejercicio de los poderes delegados por parte del socio “menor” se lleva a cabo de manera virtualmente unilateral por parte del socio “mayor” en la relación de asociación. Para que no resulte obliterado el principio de soberanía se requiere que el socio “menor” tenga la facultad para poder revocar la delegación de competencias. La realidad, sin embargo, es que la absoluta dependencia financiera y gubernamental en el socio “mayor” por parte del socio “menor” convierte a este último en un ente sometido y subordinado…

La experiencia histórica, por lo tanto, es que el modelo de libre asociación ha sido una opción para lograr la descolonización jurídica solo en casos en que las circunstancias de exigua población y dependencia extrema del territorio colonial no hacían posible la creación de un aparato estatal y un sistema económico autosostenido que pudiera ejercer efectivamente todos los atributos de soberanía que componen la independencia nacional… Se trata de retazos coloniales que jamás podían ser integrados a la metrópoli pero que no contaban con la escala y el desarrollo necesarios para ser plenamente responsables por todos sus asuntos nacionales como lo requeriría el modelo descolonizador de la independencia.

Sorprende pues que en Puerto Rico, con cuatro millones de habitantes y una economía mayor y más sofisticada que la de muchísimos países independientes, y con una larga tradición de modernidad y tecnificación en sus estructuras gubernamentales, haya quien pueda ver en el modelo de la libre asociación una alternativa de descolonización para nuestro país…

Proponer el modelo de libre asociación para Puerto Rico, por lo tanto, también equivale a reafirmar el mito colonial de que Puerto Rico no tiene la capacidad de poder ser un país plenamente independiente, abonando así a la ofuscación y a los prejuicios existentes.”

Los planteamientos de Berríos son fundamentales ya que el MUS argumenta “que en Siglo XXI no hay ya países plenamente independientes y que las alianzas basadas en sus propias soberanías que establecieron los países de la Unión Europea y, en alguna medida, los de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), … , están en vías de convertirse en la manera predilecta de organización política a nivel internacional.”

El problema es que el MUS no toma en cuenta que esas relaciones como la UE y UNASUR son más simétricas, los países miembros son más equivalentes y se ve menos la dinámica de países dominantes y dominados; a diferencia de una posible asociación en soberanía con EEUU, que perpetuaría la relación de metrópoli y neo-colonia.

Una de las mejores expresiones hechas sobre la propuesta de libre asociación la hizo el Comandante Filiberto Ojeda Ríos en un mensaje que le envío en el 2001 al capítulo de Mayagüez de la Federación Universitaria Pro-Independencia en la ocasión de su 25to Congreso:

“En nuestro país escuchamos constantemente voces que presentan alternativas que en el fondo y por bien intencionadas que puedan ser encierran graves peligros. Son voces que hacen llamados para que todos los independentistas nos unamos a las reformas que emanan de los intereses de los explotadores tradicionales. No nos cabe duda alguna de que es muy importante aprovechar todos los espacios que puedan ser creados por los partidos tradicionales en aras de su propia consolidación y supervivencia.

Si esos partidos en su tradicional vacilación y oportunismo quieren mas autonomía, bienvenida sea. Si esos partidos en aras de sus propios intereses y por temor a perder todos sus beneficios y privilegios solicitan a los colonialistas mayores poderes, bienvenido sea. Si esos oportunistas y mentirosos que han subido a nuestro pueblo al estado de indefensión y mendicidad que lacera de manera dolorosa nuestra dignidad como seres humanos y como pueblo ahora quieren Repúblicas Asociadas, bienvenida sea. Aprovecharemos esos espacios pero no trabajaremos para ellos ni para que lo logren. Que lo hagan solos de la misma manera que por décadas han mentido, reprimido de manera criminal, engañado, manipulado, y vivido como parásitos a expensas de nuestro pueblo.

Han sido ellos quienes por cobardía han permitido convertir a nuestro pueblo en uno de pordioseros, de carne de cañón, y de disolución social que se caracteriza por el flagelo de las drogas, de la corrupción y la politiquería. Cada vez que se han encontrado en una encrucijada entonces miran hacia la izquierda y piden auxilio; y los independentistas en nuestra debilidad ideológica los rescatamos para que puedan continuar con sus desmanes contra todo el pueblo una vez vuelven a sentirse seguros en el poder…

Tenemos que romper con nuestras incertidumbres y actitudes derrotistas. No somos un pueblo diferente a otros pueblos que han logrado conquistar sus vindicaciones políticas y humanas con el sacrificio que siempre fue la fortaleza de nuestros patriotas mas abnegados. La unidad de nuestro pueblo tiene que emanar de las propias raíces del pueblo. Tiene que ser como lo sucedido en Vieques, el resultado de esfuerzos mancomunados y que se desatan aun por encima de las intenciones de los partidos tradicionales… Mientras exista un solo soldado yanqui en nuestra patria, los puertorriqueños no somos libres y nuestros hermanos latinoamericanos se verán amenazados …. ¡Que viva Puerto Rico Libre! ¡Hasta la victoria siempre!”

No considero útil comenzar a afirmar que los independentistas que ahora se vinculan al MUS no son “verdaderos” independentistas”.  Sin embargo, sí considero útil exhortar a los independentistas a que sean críticos de la propuesta de libre asociación. Me tomo el atrevimiento de especular que este movimiento tiene tres posibles desenlaces: 1) no recluta suficientes adeptos y eventualmente se disuelve o no aporta nada a algún cambio fundamental en la política del país, 2) se alía con el PPD y perpetúa la dictadura de los politiqueros demagogos y sus amigos adinerados al igual que perpetúa el colonialismo en Puerto Rico, o el último desenlace, que sería el menos probable, 3) que se convierta en una fuerza electoral abrumadora, logre un acuerdo de libre asociación con EEUU, y perpetúe el neocolonialismo por décadas más; lo que a su vez perpetuaría que el poder político y económico se quede en las manos de minorías nacionales o extranjeras en vez de distribuirse entre todos los puertorriqueños y las puertorriqueñas.

Sobre todo, hace falta comprender que el colonialismo no es meramente un estado jurídico, es un proceso político, económico y cultural. Romper con el colonialismo, no se resuelve meramente declarandonos soberanos mediante una libre asociación. Si algo debemos aprender de nuestros hermanos y hermanas en America Latina, es que la lucha por la independencia no se acaba al volvernos repúblicas soberanas. La lucha por la independencia continua, porque la lucha por la independencia no es otra cosa que la lucha contra el imperialismo capitalista. La lucha por la independencia, si es genuina, es la lucha por el Socialismo del Siglo XXI.

El trabajo educativo que el MUS  llevo a cabo bajo el Instituto Soberanista fue valioso; pero es fundamental que mantengamos claras nuestras metas y nuestros objetivos. Si la meta es un Puerto Rico democrático y participativo desde la política a la economía, desde el gobierno del pueblo hasta la empresa obrera; verdaderamente trabajemos para lograr este objetivo y no perdamos nuestro tiempo trabajando para lograr una versión mutilada con el adjetivo de soberanía de decoración. Hagamos el trabajo en nuestras escuelas, universidades, comunidades y sindicatos; y construyamos un movimiento verdaderamente del pueblo y para una nueva sociedad.

Adios derechos: Puerto Rico en estado de sitio

Según Wikipedia, el estado de sitio representa un concepto equivalente al de estado de guerra, y por ello se dan a las fuerzas armadas facultades preponderantes para los actos de represión. Durante el ‘estado de sitio’ quedan en suspenso las garantías constitucionales, con mayor o menor extensión, según las legislaciones.

Los Juegos Centroamericanos, la ola criminal y la minoría de “socialistas” que según Fortuño y Figueroa Sancha quieren tomar y/o desestabilizar el país han dado la justificación perfecta para imponernos un estado de sitio. En Mayagüez ahora vemos policías y militares con armas largas patrullando cada esquina. Vemos cámaras instaladas en los postes y los semáforos. La más interesante es la cámara postrada justo en la entrada del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico, en donde el militante movimiento estudiantil suele manifestarse. Escuchamos a políticos promover la prohibición de manifestaciones y protestas. La fuerza de choque de la policía, haciéndole honor a la tirilla de Mafalda, intenta desmovilizar al país a golpes.

Si democracia es el gobierno del pueblo, definitivamente que en una democracia no vivimos. El gobierno se ha convertido en una fuerza antagónica frente al pueblo. El gobierno nos vigila, nos reprime, nos coarta nuestros derechos. ¿Qué persona sensata puede plantear que el gobierno en Puerto Rico es del pueblo? Evidentemente, se ha convertido en enemigo del pueblo. Sus políticas intensifican nuestros problemas sociales y ante nuestro más mínimo reclamo nos ataca. Es hora de reconocer que los verdaderos enemigos de la libertad y la democracia son los políticos de este país y sus socios principales, los ricos y grandes empresarios que operan en nuestra isla. Estas personas son las que se lucran, en conjunto con los políticos demagogos, mientras el pueblo se estanca o recibe migajas de lo que es propiamente nuestro.

El pueblo militante y combativo que se ha tirado a la calle a protestar no atenta contra nuestra libertad y nuestra democracia. En todo caso, esas personas están reclamando verdadera libertad y democracia. No es el momento de guardar la calma y esperar lo mejor. Es el momento de seguir en la calle. ¡Es el momento de no creerle ni una sola mentira a ningún político! ¡Ante mayor represión, mayor será la lucha!

Asociado de Posada Carriles confiesa ser pagado para desestabilizar Venezuela

Por Tamara Pearson – venezuelanalysis.com
(Traducido por Idialectica)

Mérida, 8 de julio de 2010 (Venezuelanalysis.com) – Francisco Chávez Abarca, quien fue extraditado recientemente a Cuba, confesó haber sido contratado por Luis Posada Carriles para llevar a cabo actos de desestabilización en Venezuela en el período previo a las elecciones de la Asamblea Nacional en septiembre.

Chávez Abarca, al llegar al aeropuerto internacional de Caracas el pasado jueves, fue trasladado a la sede del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) para ser interrogado.

Secuencias obtenidas por Telesur muestran la llegada de Chávez Abarca en el aeropuerto y luego lo muestran conducido por funcionarios del aeropuerto tras descubrir que su pasaporte era falso y que había un código rojo de Interpol sobre él por parte de Cuba.

Telesur también muestra secuencias del sospechoso respondiendo a las preguntas de SEBIN. Cuando se le preguntó quien era su superior, Chávez Abarca contestó: “Luis Posda Carriles.”

“¿Desde dónde da órdenes? ¿Dónde está?”, Preguntó el oficial.

“no sé, porque yo tengo desde el 97 de no hablar con él

“¿Cómo se recibe instrucciones?”

“por medio de Daniel (Barrundia)”.

Daniel Barrundia, según Radio Mundial, está conectado a la contra-revolucionaria Fundación Cubano-Americana, con sede en Miami.

El oficial le preguntó Chávez Abarca cómo sabía que había contacto entre Barrundia y Posada, y Chávez Abarca respondió: “Yo sé cómo habla, yo sé cómo él se comporta, yo sé cómo piensa. Yo sé lo que podía decir y lo que diría. ”

Chávez Abarca supuestamente llegó a Venezuela para estudiar la perturbación que podría causar con el fin de sabotear las posibilidades del gobierno en las elecciones parlamentarias de septiembre. En respuesta a una pregunta sobre qué tipo de acciones que estaba planeando, dijo, “Los motines. Los disturbios … la quema de neumáticos … disturbios en la calle … la otra cosa que se puede hacer es atacar a un partido político … para que las partes (a favor de Chávez) empiecen a pelearse. ”

De acuerdo con el SEBIN, Chávez Abarca recibió sus instrucciones por correo electrónico, que sugieren una reunión de tres personas, dos de ellos venezolanos, en un restaurante cerca del aeropuerto.

Por último, Chávez Abarca, dijo que su pago por el trabajo sería determinado por él mismo.

El legislador venezolano Juan Mendoza y otras autoridades venezolanas han acusado públicamente a Chávez Abarca de querer cometer una “ola de atentados terroristas” en Venezuela y también criticó la falta de cobertura del tema por la prensa venezolana privada, diciendo que era sospechoso.

Sin embargo, los medios de comunicación privados han dado mucha cobertura a los comentarios de la esposa de Chávez Abarca, Karla Trigueros, quien acusó a las agencias de inteligencia de Cuba y Venezuela traer a la fuerza a su esposo a Venezuela desde Guatemala como parte de una operación “secreta”.

Venezuela deportó a Chávez Abarca a Cuba ayer, pero dijeron que continuarán investigando el caso, para descubrir con quién había estado planeando trabajar.

El general cubano retirado Fabián Escalante, dijo que la decisión del gobierno de Venezuela de extraditar a Chávez Abarca fue positiva y elaborada, “Este es un personaje que ha sido entrenado por las mejores escuelas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y por el Bin Laden del hemisferio occidental, Luis Posada Carriles, quien es culpable de los atentados contra instalaciones turísticas cubanas en 1997.”

Escalante dijo que Chávez Abarca estaría sujetos a un “justo y transparente” juicio en Cuba.

Después de que Chávez Abarca fue deportado, el ministro del interior y los asuntos de justicia, Tarek El Aissami, dijo a la prensa que Venezuela mantiene una lucha seria contra el terrorismo. “Es un compromiso con la paz …, a … la verdadera lucha contra las organizaciones delictivas dedicadas al asesinato, a crear el pánico entre nuestros pueblos”, dijo El Aissami.

De acuerdo con Mendoza, Chávez Abarca, un ciudadano salvadoreño, fue la cabeza “de la delincuencia organizada en El Salvador”. En la década de 1990 supuestamente estuvo involucrado en el tráfico de drogas, la venta de armas, y la falsificación. En abril de 1997 fue acusado de poner bombas fuera de en un hotel en La Habana, en dos ocasiones distintas. Además colocó una bomba en México ese año y contrató a un mercenario, Ernesto Cruz León, para llevar a cabo misiones terroristas en Cuba. Cruz León confesó más tarde de poner bombas en hoteles de Cuba, que resultó en la muerte de un italiano.

Posada Carriles es un venezolano nacionalizado quien es buscado por su responsabilidad en el atentado contra un avión cubano en 1976 que dejó 73 pasajeros muertos. Actualmente se encuentra en Miami, donde está protegido por el gobierno de los EE.UU., que, yendo contra el derecho internacional, se niega a extraditarlo.

En los últimos años, una estrategia clave de la oposición antes de las elecciones ha sido la causa de violentos disturbios, así como la escasez de ciertos alimentos, en combinación con campañas en los medios para crear una sensación de insatisfacción e inseguridad entre la población venezolana.

También el martes, el presidente Hugo Chávez anunció que el supuesto narcotraficante Carlos Rentería, quien es buscado en Colombia, había sido capturado por las autoridades venezolanas el día anterior. Rentería también es buscado en Estados Unidos por conspirar para importar, poseer y distribuir cocaína, El Correo del Orinoco informó.

De acuerdo con El Espectador, el Departamento de Estado EE.UU. ofrece 5 millones por su captura, y el martes Chávez anunció que Rentería será extraditado a los EE.UU.

*Publicado en http://www.venezuelanalysis.com el 9 de julio de 2010

Fuente original: http://venezuelanalysis.com/news/5483