Etiquetado: proletariado

Al el empresario poner su dinero merece sus ganancias?

Al hablar sobre como los empresarios explotan los obreros y obreras (ya que las ganancias de los primeros vienen directamente de la riqueza que los últimos crean); muchas veces surge el comentario de que fueron los empresarios quienes invirtieronn el dinero para producir. En otras palabras, tienen derecho a recibir ganancias en cambio; y eso no es explotación. El problema es que las personas que tienen el dinero para empezar a producir normalmente son un grupito bien pequeño. Un grupito bastante poderoso, y con un historial bastante feo. Siempre nos recuerdan que hay muchos casos de trabajadores pobres que ahorran y trabajan lo suficiente para convertirse en grandes empresarios (muchos citan de ejemplo la película de Will Smith, Pursuit of Happiness). “El que quiere lograr ser exitoso lo puede lograr si se esfuerza. Cualquiera puede llegar a ser un gran empresario; un gran capitalista.”

Esa lógica me acordó a una escena que vi una vez en la televisión. Se trataba de un kiosco de tiro al blanco en una feria. Por un dólar tenían un intento para darle a un blanco, y si lo lograban ganaban un premio. Pero los dueños del kiosco alteraron las miras en los rifles, para asegurar que ningún participante ganase algún premio. Dada la dificultad de ganar, pocas personas jugaron el juego. Los dueños del kiosco se dieron cuenta de que tenían que dejar que alguien ganase ocasionalmente, para estimular a otros a seguir jugando. Y así lograron hacerse de dinero. Claro, ocasionalmente alguien lograba pegarle al blanco y ganar un premio. Pero era cuando los dueños del kiosco quisieran. Ellos controlaban el juego; y eran ellos quienes terminaban ganando al final.

Quizás así mismo es la dinámica en el capitalismo. Sí, a veces de las clases pobres y trabajadores o de las clases “medias” “profesionales” salen nuevos grandes empresarios; nuevos capitalistas. Pero, esos “ganadores” ocasionales no cancelan la dinámica de que un pequeño grupo de personas es quien controla los recursos de todos los países de nuestro planeta, controla que se produce con esos recursos, como se producen, y quien consume lo producido. Ese pequeño grupo de personas logra un poder prácticamente dictatorial desde lo económico hasta la político e incluso lo cultural. Ese pequeño grupo de personas, los grandes CEO’s, los millonarios, la burguesía, como le quieran llamar, es quien controla el juego y es quien termina ganando a costas del resto de todas las personas que no están en su posición. Hay muchas cosas en este mundo que se deben cambiar. Y de esa lista de cosas que debemos cambiar, yo creo que nunca debemos quitar esta dinámica. En otras palabras, yo creo que en todo momento debe estar entre nuestros objetivos construir una nueva sociedad no-capitalista. Para mi ya basta de retórica como la de “el problema es sólo el colonialismo; no el capitalismo.” Para mi ya basta de argumentar la posibilidad de un capitalismo humano con consciencia social. Para mi, esa es la verdadera utopía. Por eso pienso que entre nuestras consignas siempre debe estar presente la construcción de una nueva sociedad, distinta y lejana al capitalismo.

Anuncios

Socialismo venezolano: ¿de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba?



Primero quiero mencionar un proyecto empresarial venezolano que ha salido a relucir a través de la controversia de Wikileaks y luego quiero mencionar las leyes orgánicas recién aprobadas en Venezuela. La información de ambos temas la conseguí en venezuelanalysis.com. En ese contexto, luego me gustaría reflexionar un poco sobre el experimento socialista venezolano.


La Arepera Socialista

En la reciente controversia de WikiLeaks salió a relucir un “cable” estadounidense en el que discutían a fondo la Arepera Socialista creada en Caracas. Recientemente en Puerto Rico se están comenzando a vender arepas venezolanas pero para los que aun no sepan lo que son, se trata de una tortilla de maíz bastante gruesa que se come sola o con algún relleno como pollo, carne o queso. Culturalmente, son el equivalente a lo que son para nosotros frituras como las empanadillas o las alcapurrias. A través de la Corporación de Mercados Socialistas (COMERSO) se creo la Arepera Socialista en el Parque Central de Caracas, y los diplomáticos estadounidense que aparentemente la visitaron comunicaban al exterior lo sorprendentemente más eficiente y más barata que era comparada a las demás areperas de la ciudad. COMERSO tiene como objetivo ser canal de comercialización de los productos elaborados por las comunas, las fábricas socialistas y las empresas recuperadas del sector privado. Además, deberá incentivar la propiedad socializada en los medios de distribución (además de los de producción) para colaborar en la transición hacia el socialismo.

Leyes Orgánicas del Poder Popular

Por otro lado, en Venezuela ya se han aprobado cuatro de las cinco “leyes para el poder popular” que tienen como fin transformar las estructuras estatales de planificación y toma de decisiones para involucrar a más organizaciones de base. Las cinco leyes que conforman el bloque son: La Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica de Planificación Pública, la Ley Orgánica de Comunas, la Ley Orgánica de la Auditoria Social y la Ley Orgánica para el Desarrollo y Promoción de la Economía Comunal.

Me interesa discutir tres de estas: la Ley Orgánica de la Planificación Publica, la Ley Orgánica del Poder Popular y la Ley Orgánica de las Comunas. Las tres ya fueron aprobadas. Entre los objetivos de estas leyes se menciona la descentralización del poder, la propiedad colectiva, la autonomía, y organizar el Consejo de Gobierno Federal como encargado de planificación.

El Consejo Federal de Gobierno fue creado oficialmente a principios de este año y se compone de los ministros, alcaldes, gobernadores, representantes de los consejos comunales y representantes de movimientos sociales. El consejo tiene entre sus tareas coordinar el presupuesto nacional.

Sin embargo, más allá de la reunión a nivel nacional, se ha reunido a nivel local con los consejos comunales para discutir la asignación de fondos y recursos para proyectos específicos que son de un interés colectivo, tales como obras públicas, escuelas y hospitales.


“Para ser capaz de poner fin al estado burgués que todavía tenemos, tenemos que crear condiciones para el desarrollo de un estado comunitario, colectivo, democrático, protagónico y revolucionario. Es decir, para crear un estado que no permite que el poder se concentren en manos de unos pocos privilegiados “, dijo el legislador venezolano Augusto Montiel explicando la necesidad de las leyes.

Según la prensa de la Asamblea Nacional, el bloque de leyes estaba abierto a “una amplia consulta nacional” con la participación del ministro para las comunas, consejos comunales, legisladores y el presidente de Venezuela.

Ley Orgánica del Poder Popular

El legislador Ulises Daal dijo que esta ley, con sus 134 artículos, se refiere a la participación directa de las comunidades en la gestión pública, y que ese concepto fue apoyado por el artículo 5 de la Constitución.

El artículo 7 de la ley establece que uno de los objetivos de la misma es “promover el fortalecimiento de la organización de personas de conformidad con la consolidación de la democracia protagónica revolucionaria … y la creación de formas de auto-gobierno comunales y comunitarios. ”

Las organizaciones productivas de propiedad social (empresas de propiedad obrera, comunitaria o comunal) deben tener prioridad cuando cualquier organización del poder público necesite de bienes, servicios o trabajos realizados, como se indica en el artículo 29 de la ley aprobada.

La Ley define las organizaciones de poder popular como organizaciones que surgen cuando las personas se organizan en función de dónde viven o de su vida cotidiana, formando organizaciones integradas por ciudadanos con intereses y objetivos comunes con el fin de superar las dificultades y promover el bienestar colectivo. Organizaciones autónomas del poder popular son los consejos comunales y las comunas.

Daal, dijo que mientras la gente se organiza a través de estas formas de autogobierno, “Nadie será capaz de quitarle el poder a la gente”.

Ley Orgánica de Planificación Pública

Esta ley incorpora los consejos comunales y las comunas en el sistema de planificación nacional.

“Esta ley tiene como objetivo sentar las bases para la planificación que permita la administración de los recursos de manera eficiente, para lograr entonces una distribución justa de la riqueza”, dijo Daal.

El Sistema Nacional de Planificación Pública esta compuesto por los consejos de planificación publica del  estado, de los municipios, de las comunas, de los consejos comunales y el Consejo Federal de Gobierno.

La ley, según el informe, prevé la participación amplia y de masas en la determinación de objetivos de los planes, su aplicación y revisión futura.

La Ley Orgánica de Comunas

Se compone de 65 artículos relativos a la creación y organización de las comunas en el país, así como la formación del Parlamento Comunal que figuras de la oposición temen que un día desplace a la Nacional Asamblea.

Como se informó en el diario venezolano El Nacional, la Ley Orgánica de Comunas define estas estructuras sociales como “entidades locales formadas por varias comunidades que comparten las mismas características e intereses, con un régimen en el que los medios de producción son propiedad socializada y con un desarrollo endógeno y sostenible del modelo. “

Cada comuna tendrá Carta Fundacional (normas establecidas por la comunidad), un Banco de la Comuna, un Plan de Desarrollo de la Comuna y un Consejo de Planificación de la Comuna. El gobierno local y regional se debe someter al “Poder Popular, operando en la medida en que sea necesario para poner en práctica la voluntad del pueblo expresada a través de las comunas. A nivel nacional, todas las comunas estarán representadas en un parlamento nacional Comunal.

Últimos Comentarios

Tras el fracaso de la Unión Soviética y su modelo de capitalismo de estado o “socialismo desde arriba,”en los movimientos de izquierda ha cogido auge el concepto del “socialismo desde abajo” junto al de la democracia participativa. La llamada Revolución Bolivariana que ocurre en Venezuela choca con esta tendencia. A pesar de que el proceso en Venezuela enfatiza en la democracia participativa, intenta construir el socialismo a través del estado, con leyes y constituciones, desde arriba. Los socialistas “desde abajo”se oponen al proceso bolivariano porque el socialismo que intentan construir en Venezuela no surgirá como el producto de un movimiento de masas organizadas desde abajo, construyendo el poder desde abajo.

Los bolivarianos contrargumentan que la Revolución Bolivariana sí es desde abajo. Primero, la organización y movilización de masas contra el presiente neoliberal Rafael Caldera fue lo que dio paso a la victoria electoral del proyecto político de Chávez. En otras palabras, no fue el proyecto político de Chávez que propicio la organización de las bases, sino que las bases organizadas y movilizadas propiciaron la victoria electoral de Chávez y su proyecto. Además, el proyecto siempre ha hecho hincapié en que las bases sean participativas y protagónicas en el proceso. En otras palabras, los partidarios del socialismo venezolano consideran que no se puede plantear que el proceso en su país es otro intento del socialismo parlamentarista europeo o el socialismo soviético centralizado sino que es algo sumamente distinto.

Las personas que han visitado las comunidades venezolanas o que por lo menos han visto documentales como Inside the Revolution o South of the Border han visto que las comunidades venezolanas y los trabajadores venezolanos son los protagonistas de los cambios en ese país. Nadie puede argumentar que se trata de un proceso en el que la gente sigue las órdenes del gobierno mientras este se encarga de construir su concepción de socialismo. La gente esta organizada, militante, combativa, y participando activamente de la construcción del socialismo en sus empresas y en sus comunidades.

Entonces, ¿el socialismo venezolano se esta construyendo desde arriba o desde abajo? Yo pienso que de ambas maneras. A través de la historia han habido intentos de construirlo genuinamente desde abajo y han habido intentos de construirlo plenamente desde arriba. Todos los intentos han fracasado. Un sector del movimiento socialista venezolano decidió romper con las ortodoxias y combinar ambos métodos. Intentan construir el socialismo a través del estado, con elecciones, leyes y cambios a la constitución harmonizado con la construcción de comunas y gobiernos autónomos comunales (que con las ultimas leyes orgánicas se suben al mismo rango de poder que el ejecutivo y la legislatura), empresas comunitarias o comunales y empresas propiedad de trabajadores. Desde arriba y desde abajo se intenta derrumbar el poder burgués y construir el poder popular.

Yo tengo esperanzas en el proyecto. Les confieso que gran parte de mi desea mudarme tan pronto termine mis estudios a Venezuela para allí ejercer mi profesión y colaborar con el proceso (pero el 1% de nacionalismo que queda en algún rincón de mi ser me lo prohíbe). Reconozco que tiene deficiencias, que ha cometido errores y que probablemente cometa más. Pero, ¿algún proceso revolucionario ha sido perfecto? ¿Algún proceso revolucionario lograra ser perfecto? Reconocer las deficiencias del proceso no me mueve a minimizarlo o descartarlo. Todo lo contrario. Me mueve a solidarizarme más con ese proceso. Seamos internacionalistas y apoyemos a Venezuela en este proceso tan importante en nuestra historia.

Datos que nos hinchan las… durante Abril y la dolorosa

En el año 2007, nuestro pueblo trabajador y profesional* generó en ingresos $25.6 mil millones de dólares, de los cuales tuvieron que pagar en contribuciones $1.9 mil millones de dólares. Cerca de un 8% del total de ingresos de nuestro pueblo se destinó al pago de contribuciones.

Por otro lado, las corporaciones tributables que operan en Puerto Rico generaron $33.2 mil millones de dólares, de los cuales tuvieron que pagar en impuestos $937 millones de dólares. Notemos que a pesar de que las corporaciones generaron más ingresos que el pueblo, pagaron $988 millones de dólares menos que lo que tuvo que pagar nuestra clase obrera y profesional. De los ingresos que generaron las corporaciones tributables, solo se destinó un 2.8% al pago de contribuciones.

Además de que de partida no se les cobra suficiente de impuestos, las corporaciones deducen de sus planillas miles de millones de dólares. Las deducciones de las corporaciones son más de un 600% mayor que las deducciones en las planillas del pueblo.

Cabe destacar el adjetivo “tributable” utilizado por el Departamento de Hacienda. Nos recuerda que en Puerto Rico operan corporaciones foráneas que solicitan al gobierno en Puerto Rico exenciones contributivas básicamente a cambio de nada. Las empresas foráneas generan en Puerto Rico más de $30 mil millones de dólares sin aportar a Puerto Rico en contribuciones ni generando actividad economica sustancial. El tímido arbitrio temporero que se le impuso a estas empresas, empezando en 4% hasta descender a 0%, solo sirve para financiar la Reforma Contributiva del PNP que no soluciona nuestros problemas como nación pero sirve para estos políticos buscar votas al intentar simular que la “dolorosa” no es tan “dolorosa.”

Cuando se acerca el mes de abril, nuestro pueblo es agobiado. Mientras tanto, las grandes corporaciones, tanto las puertorriqueñas como las extranjeras, reparten migajas de lo que han generado a costa de la explotación de nuestra gente y nuestros recursos.

El día en que el poder político esté en manos del pueblo y no en manos de una minoría traicionera en Fortaleza y en el Capitolio, entre los primeros puntos de la agenda debe estar agravar las grandes corporaciones con mayores impuestos. Que la carga contributiva esté sobre ellas, y no sobre nuestra gente. Además, que de esa manera continúe el proceso de distribuir el poder económico, quitándoselo a las corporaciones y distribuyéndolo a modelos empresariales del pueblo, como las cooperativas, las empresas comunitarias y las empresas propiedad de trabajadores.

¡Que las injusticias del mes de abril sirvan para agitar y poner en pie de lucha a nuestra gente! ¡Que entre las consignas de transformación social siempre se incluya “Arriba los de abajo”!

—————————————————————————

*Consideramos como nuestro pueblo trabajador y profesional a las personas que reportaron en sus planillas menos de $150,000 anuales.

*Los datos provienen del portal de Internet del Departamento de Hacienda

Venezuela, control obrero y autogestión

Por Josep Cruelles (http://www.kaosenlared.net/noticia/venezuela-control-obrero-autogestion)

En medio de la crisis más profunda que ha vivido jamás el sistema capitalista, cuando este ofrece ya su rostro más cruel. Cuando la rabia y a veces la impotencia cunde entre los que llevamos años luchando y prediciendo susconsecuencias, nos pasan desapercibidas las luces de esperanza que demuestran que otro mundo es posible.

Venezuela no ha tenido demasiados “amantes” entre la izquierda. Para las organizaciones de “izquierda institucional” siempre ha sido un proceso incomodo. No digamos para los “socialistas” que se alinean contra Chavez y a favor de la derecha venezolana en una alianza que ya selló Felipe Gonzalez con el expresidente Carlos Andres Perez, artífice de las reformas neoliberales que dieron pié a la insurrección popular llamada “El Caracazo”. De allí arranca el movimiento popular que acabó con el sistema clásico bipartidista en Venezuela y que desembocó en la victoria electoral de Chavez. Doce consultas electorales ganadas desde entonces y un referéndum perdido (el de la reforma constitucional).

¿Y la otraizquierda?Para la Pléyada de grupos guardianes de la ortodoxia, este proceso, con un papel no evidente de los sectores “proletarios”, con un papel determinante jugado por los militares, con heterodoxias y porque no decirlo, muchas incongruencias de Chavez, merece la “excomunión”.

Pero a pesar de todo el “proceso” avanza

“Proceso” es como se llama en Venezuela a ese intento revolucionario donde cabe todo lo que hacen las clases populares: con Chavez, sin Chavez y a pesar de Chavez. Esa es la formula que mejor define la resultante de vectores contradictorios que hoy dan un resultado positivo. Los que quieran hacer una lectura solidaria acrítica, sin más, en realidad tampoco entenderán lo que los mismos protagonistas del proceso venezolano proponen.

Pero en los dos últimos años, y en particular en los últimos meses se están produciendo acontecimientos que dirigen el “proceso” en una dirección esperanzadora. La respuesta del gobierno al acaparamiento de alimentos por parte de las multinacionales de la alimentación ha sido la expropiación y la nacionalización.

Así plantas azucareras, lácticas, arroceras, empresas cafeteras o de producción de “harina pan” (harina de maíz) han sido transformadas en Empresas de Producción Socialista. Dos de las más importantes cadenas de supermercados trasnacionales han sido nacionalizados y puesta bajo controlde los trabajadores. La poderosacadena colombiana “Éxito” se ha transformado en la cadena “Bicentenario”.

La respuesta a la crisis energética producida por lahistórica sequía de la cuenca del río Gurí (cuya central produce el 70% de la energía venezolana) ha sido la reconducción de la empresa nacional venezolana CORPOELEC poniéndola bajo control obrero, despidiendo a la antigua cúpula burocrática responsable de la ineficiencia en la planificación.

Pero, sobre todo, en una acción sin precedentes el pasado 13 de mayo se decreto el pase a la autogestión bajo control obrero del grueso de toda la industria extractiva y metalúrgica venezolana.

La Constituyente obrera

La Corporación Venezolana de Guayana (CVG) que engloba 15 empresas con mas de de 18.000 trabajadores y representa el eje económico y social en una región que incluye 5 estados y más del 50% del territorio venezolano, ha sido reestructurada en todas sus cúpulas. Los trabajadores en asambleas han elegido representantes y después entallereshan propuesto modelos de gestión en áreas que van desde la producción, comercialización, condiciones de trabajo hasta protección del medio ambiente.

Todas las direcciones han sido revocadas y se inicia la autogestión bajo control obrero dela minería, empresas de explotación forestal y control ecológico, plantas siderurgicas y de aluminio con sus industrias de transformación.

Es una larga lucha. Sidor, la empresa mas importante de la corporación, donde se produce el 25% de acero líquido de Latinoamérica, siempre fue un ejemplo,un “Buque insignia” del movimiento obrero venezolano. Las Asambleas en el PORTON 3fueron históricamente,el escenario de la democracia sindical. Allí cada turno que reunía a 4 o 5 mil trabajadores tomaba decisiones y más de una vez las “bases” cambiaban las decisiones desus “dirigentes”.Techint, una transnacional italo-argentina,fue hasta hace poco, accionista mayoritaria de esta empresa.

En abril del 2008, tras tres años de congelación y luego de 13 meses de discusión, Sidor fue a la huelga ante la intransigencia de la empresa y la actitud cómplice delentonces ministro de trabajo del gobierno de ChavezJose Ramón Rivero.Este, intentó imponer una junta arbitral tripartita, a la que llamo cínicamente “obrerista” y “bolivariana”. En la mesa de negociaciones, la propuesta del gobierno fue aceptada por la empresa, quedando unificada, incluso formalmente la posición del ministro y la de la transnacional, aunque ni siquiera se ajustaba a la Ley Orgánica del Trabajo. .

Ante la demagogia desesperada del ministro y el intento de imponer un referéndum con la propuesta patronal la asamblea de base extiendelaparalización, de 48 horas a 80 horas.En este contexto se produce una violentísima represiónde la Guardia Nacional en contra de los trabajadores. El saldo: 50 detenidos, más de 15 heridos y 43 vehículos de los trabajadores destrozados.

Chavez, se radicaliza con el proceso…

Tras la situación creada, donde el gobierno socialista quedaba en entredicho, en medio de un debate central sobre la autonomía del movimiento obrero venezolano y donde no faltaron quienes justificaban la actitud de “mano duracontra los privilegiados” en nombre del socialismo, Chavez destituye a Jose Ramón Rivero, nacionaliza Sidor y pone en marcha el “Plan Guayana Socialista”.

“Mela juego con la clase obrera”, ha vuelto a decir Chavez dos años después en un acto con trabajadoresde las empresas de Guayana. Ha anunciado la estatizaciónde mas empresas:Norpro de Venezuela, productora de bauxita, Materiales Siderúrgicos (Matesi), el Complejo Siderúrgico de Guayana (Comsigua), así como también las empresas de transporte de materia prima de las empresas básicas de Guayana. Ha explicadoque no ha sido posible llegar a un acuerdo para la compra de estas empresas (en el caso de MATESI, el grupo propietario hizo una oferta de venta que quintuplicaba su valor real) y por tanto no quedaba otra alternativa que nacionalizarlas.

Avanzar en un modelo sustentable para dejar de ser monoproductor de materia prima…

Es una lucha contra la corrupción el despilfarro y la ineficiencia, es una apuesta por un modelo de gestión donde se apuesta en la experiencia de los trabajadores en el conocimiento de los problemas y en la superioridad de la inteligencia colectiva. Es una apuesta en la dirección socialista.

Pero hay decisiones que escapan al marco de la empresa. La mayor parte de las exportaciones de estas empresas son demateria prima para su transformación en otros países industrializados en diversos artículos que luego son adquiridos a altos precios por la población venezolana. Las Empresas Básicas de Guayana deben ser suministradoras de procesadoras de productos manufacturados, es necesaria una reconversión de la industria venezolana. En este sentido, es urgentelacreaciónde empresas socialistas de producción de todos los productos manufacturados que ahora se importan, para adquirir la soberanía en este terreno y romper con la dependencia. Existe ya un proyecto anunciado por Chavez para realizarlo aguas abajo del Orinoco en relación alhierro, aluminio y acero, entre otros.

“No le quedemos mal al pueblo. Estas empresas hay que levantarlas, ponerlas a producir, acabar con la ineficiencia, la corrupción, el despilfarro, y tienen que dar ganancias… Lo demás daría pena, vergüenza… estamos obligados a demostrar, para darle viabilidad al proyecto socialista, que toda esta actividad da resultados positivos, pero hay que cambiar todo el esquema” (Hugo Chavez Frías)

Economia 101

Dos hombres, Burgui y Proli, se encuentran en una isla. Proli, se destacaba consiguiendo alimentos y creando guaridas para protegerse. Burgui, luego de mucho tiempo, a la fuerza saca a Proli de donde solía trabajar, y establece que de ahora en adelante la isla es toda suya. Burgui, comenzó a coger la gran mayoría de los alimentos que conseguía Proli y se los comía él. Proli muchas veces pasaba hambre mientras Burgui se hacia mas y mas gordo. Además, Burgui cogía los mejores espacios en las guaridas. Proli siempre sufría de las tempestades.

Para Proli, esto era justo y lógico, ya que en fin, todo lo que conseguía y creaba lo hacia con lo que le brindaba la isla; y la isla técnicamente le pertenecía a Burgui (ya se le había olvidado que en un momento había sido de los dos).

Pero un día, Proli se cansa de que Burgui se coma la gran mayoría de los alimentos mientras él pasaba hambre. Se cansa de que Burgui tenga las mejores guaridas mientras él sufría las tempestades. Proli reflexiona, y se da cuenta de que es ilógico que la isla le pertenezca a Burgui. Ambos llegaron a la isla como iguales.

Proli le dice a Burgui que la isla no tiene porque ser del, y ahora en adelante ambos trabajaran en la búsqueda de alimentos y la creación de guaridas; y se dividirán las cosas de una manera justa. Burgui, reacio a soltar su posición privilegiada, coge una piedra y golpea a Proli. Al principio, Proli pensó que lo mejor sería continuar con las cosas como estaban; para evitar problemas. Pero luego recapacito. Cogió una piedra y le golpeo para atrás a Burgui, y le dijo: O te atienes a mi propuesta o yo no busco mas alimentos y ambos morimos de hambre. Burgui, panzón y glotón como era, no duro mucho pasando hambre, así que accedió a la propuesta de Proli.

De allí en adelante, ambos trabajaron, y se dividieron los frutos de su trabajo de manera justa. Burgui, aprendió a la fuerza lo mucho que recompensaba el trabajo; y Proli, nunca sufrió más ni de hambre o tempestades.

¿Piensas que ahora es más justo?

Burgui = Empresarios
Proli = Trabajadores
Isla = Medios de Producción
Alimentos y Guarida = Producción                                                                                                                                                                                                                                                           Sacar a Proli a la fuerza de donde solía trabajar= Acumulación originaria
Proli trabaja y Burgui se aprovecha = Capitalismo
Proli pensar que la situación anterior era lógica = Falsa consciencia
Proli darse cuenta de que era injusto = Consciencia de Clases
Piedra de Burgui = Estado Represivo
Piedra de Proli = Lucha del pueblo
Proli no buscar más alimentos = Huelga
Situación más justa = Socialismo

Crisis, Consumo y Boicot

Una de las tendencias que provoca crisis recurrentes en el capitalismo global es la tendencia al subconsumo. El proceso de acumulación capitalista, caracterizado por la concentración y centralización del capital y el empobrecimiento de la mayoría de la población, provoca que las mercancias producidas no tengan suficientes compradores. En fin, el plusvalor contenido en esas mercancias, fruto del trabajo de hombres y mujeres, no puede ser realizado y convertido en ganancias para el capitalista. En esta etapa el Estado Benefactor viene al rescate. Se le transfiere dinero a las masas empobrecidas a traves de servicios o transferencias directas para que estas pueden reiniciar sus patrones de consumo y el sistema continue expandiendo.

Los trabajadores/consumidores, aumentan su consumo y así ayudan al modelo capitalista a volver a caer en tiempo.

Esto ilustra que si hay un boicot que realmente tendría consecuencias revolucionarias para nuestro sistema político-económico es el boicot del consumo. El sistema capitalista depende del consumo para realizar el plusvalor y por tanto acumular y expandir. El aumento en el consumo le da vida al capitalismo cuando se empieza a derrumbar. Un posible plan de la clase trabajadora para contribuir a derrocar el régimen de los capitalistas es no consumir. Es decir, consumir solo en modelos alternativos como Empresas de Propiedad Comunal u Obrera o Cooperativas de Trabajo Asociado. Si es solo una minoria de trabajadores haciendo este “consumo alternativo” no tendra resultados sustanciales. Pero si se da un movimiento masivo de boicot al consumo que beneficie al capital y de apoyo al consumo de modelos alternativos es posible que sí de resultados. Este proyecto obviamente no derrumbara el capitalismo ni construira el socialismo. Pero si es suficientemente masivo, podría debilitar ciertos elementos del sistema y podría fortalecer espacios que en un futuro puedan transformarse en instancias revolucionarias. La estructura del capitalismo lo conlleva a pasar por ciclos económicos. En el punto más bajo del descenso de la producción es cuando el boicot del consumo golpearía más fuerte. Las condiciones actuales nos dan a entender que estamos cerca de este punto tan vulnerable para el sistema. Lamentablemente, dudo que tengamos el tiempo suficiente para concientizar y lograr desarrollar este boicot de consumo eficazmente. Propongo evaluar que lo intentemos para el próximo descenso cíclico del sistema. Probablemente tenemos de 30 a 50 años (o quizás más) para desarrollar las condiciones para llevarlo a cabo. No debemos volver a dejar la oportunidad pasar.

Día de Acción de Gracias: ¿Gracias a quién?

Desde pequeño me enseñaron que en el día de acción de gracias tenemos que dar gracias por literalmente todo lo que tenemos. Debemos agradecer nuestros hogares, nuestra salud, nuestros celulares, nuestra vestimenta, nuestra oportunidad a una educación, nuestras computadoras…en fin, todo.

¿Pero a quién le damos las gracias? En términos espirituales, el cristiano me diría que le debo todo a su dios. Por un sinnúmero de razones que no explicaré en esta nota, tengo un gran presentimiento de que todo lo que tengo no me lo lanzó un dios desde el cielo.

En términos más políticos, quizás un puertorriqueño muñozista de corazón o uno estadista extremista me diga que todo lo que tenemos es gracias a nuestra relación con Estados Unidos. Según ellos, sin Estados Unidos viviríamos en la pobreza que viven los demás pueblos latinoamericanos. Por ende, ¡debemos darle gracias a los Estados Unidos! Por otro sinnúmero de razones, estoy muy seguro de que todo lo que tengo no me lo lanzó Estados Unidos a través de uno de sus programas de ayudas federales. ¿Y entonces?

Las preguntas adecuadas en este punto serían: ¿De dónde salió mi casa? ¿Quién me sana cuando me enfermo? ¿De dónde salió mi celular? ¿De dónde salió mi vestimenta? ¿De dónde surge la educación que recibo? ¿De dónde salió mi computadora?

Un análisis profundo a estas preguntas me hace llegar a la sencilla conclusión de que les debo las gracias a hombres y mujeres. Pero no hombres y mujeres cualesquiera. Les debo las gracias a hombres y mujeres trabajadores. Ese grupo de personas que aquel viejito sabio barbudo llamo proletariado.

El médico que me sana, es trabajador también. Quizás no es explotado en un proceso de producción ya que él es dueño de su taller de trabajo, pero esto no quita que el también es un trabajador. Igual de trabajadores son los profesores y profesoras que me educan día a día en la universidad. Igualmente los maestros y maestras que me educaron en un pasado. Hombres trabajadores construyeron mi hogar. Trabajadores y trabajadoras ensamblaron mi celular en una fábrica. Al igual que mi vestimenta y mi computadora.

Aparentemente, le debemos las gracias por todo lo que tenemos a la clase trabajadora. Hombres y mujeres como la mayoría de nuestros padres y madres. Hombres y mujeres como los que seremos nosotros y nosotras cuando nos introduzcamos en el mercado laboral. Les debemos las gracias a todos y todas los que trabajan…a todos y todas los que han trabajado… a todos y todas los que trabajaremos.

Me tomo el atrevimiento de modificar un poema del Comandante Corretjer para aplicarlo a la ocasión:

Gracias a esas manos aborígenes porque trabajaban.
Gracias a esas manos negras porque trabajaban.
Gracias a esas manos blancas porque trabajaban.
De entre esas manos indias, negras, blancas,
de entre esas manos nos salió la patria.
Gracias a las manos que la mina excavaran.
Gracias a las manos que el ganado cuidaran.
Gracias a las manos que el tabaco, que la caña y el café sembraran.
Gracias a las manos que los pastos talaran.
Gracias a las manos que los bosques clarearan.
Gracias a las manos que los ríos y los caños y los mares bogaran.
Gracias a las manos que los caminos trabajaran.
Gracias a las manos que las casas levantaran.
Gracias a las manos que las ruedas giraran.
Gracias a las manos que las carreteras y los coches llevaran.
Gracias a las manos que las mulas y caballos ensillaran y desensillaran.
Gracias a las manos que los hatos de cabras pastaran.
Gracias a las manos que cuidaron de las piaras.
Gracias a las manos que las gallinas, los pavos y los patos criaran.
Gracias a todas las manos de todos los hombres y mujeres que trabajaron.
Porque ellas la patria amasaran.
Y gracias a las manos, a todas las manos que hoy trabajan
porque ellas construyen y saldrá de ellas la nueva patria liberada.
¡La patria de todas las manos que trabajan!
Para ellas y para su patria, ¡Gracias!, ¡Gracias!